Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MOP despide a administrador por atraso en terminal Sitramss

Obras Públicas continuará investigaciones por retraso en terminal de Integración

La empresa Cymimex debió entregar la terminal de Integración el 5 de noviembre de 2013. Pidió cuatro prórrogas. foto edh Évelyn linares

La empresa Cymimex debió entregar la terminal de Integración el 5 de noviembre de 2013. Pidió cuatro prórrogas. foto edh Évelyn linares

La empresa Cymimex debió entregar la terminal de Integración el 5 de noviembre de 2013. Pidió cuatro prórrogas. foto edh Évelyn linares

La culpa de retraso de más de siete meses en la construcción de la terminal de Integración del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) recayó en el administrador del contrato, de acuerdo con las declaraciones dadas ayer por el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez.

El funcionario dijo que fue destituido el administrador del contrato de esa obra, el cual pertenecía a la Unidad Gerenciadora del Sitramss, que es una dependencia del viceministerio de Transporte.

Según la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (Lacap) el rol del administrador del contrato es: verificar el cumplimiento de lo establecido en los contratos; así como elaborar oportunamente los informes de avance de la ejecución de los contratos e informar de ello a la Unidad responsable de efectuar los pagos o en su defecto reportar los incumplimientos, entre otras funciones establecidas en el artículo 82 bis de dicha normativa.

La primera prórroga que solicitó la constructora Cymimex al MOP fue por "causas no imputables" a la empresa; que eran atrasos en la obtención de permiso de terracería, lo cual serviría para empezar a remover la tierra y empezar las obra; según consta en el documento de resolución razonada de modificación de contrato No. 55/2013, el cual fue brindado por la Oficina de Acceso a la Información (OIR) del VMT.

En otra resolución de la misma oficina, dada el 19 de diciembre de 2013, se expone que la constructora también argumentó que, debido a que el anteproyecto de la terminal no mostraba las condiciones reales de donde se construiría la obra, tuvo que incrementar el volumen de terracería. El terreno está situado en la calle Rosario Sur, de Soyapango, sitio donde estaba asentada la comunidad Jardines del Bulevar, pero que antes había sido un botadero.

El titular del MOP informó ayer que cancelarán el contrato con la empresa Control y Montajes de México (Cymimex) por no haber cumplido con los plazos establecidos para entregar la terminal del Sitramss.

Según contrato Cymimex debió terminar la megaobra el 5 de noviembre de 2013. Pero después de cuatro prórrogas otorgadas a la constructora, Martínez dijo que contratarán a una nueva empresa para que termine la infraestructura.

"Con base al informe que se me ha transmitido, hemos aprobado las medidas que nos recomendaron (comisión especial), una es la terminación del contrato, y se procedería a un proceso de contratación con base a la norma BID (Banco Interamericano de Desarrollo)", afirmó ayer durante la rendición de cuentas del Fondo de Conservación Vial (Fovial).

Martínez dijo que el trámite será lo más "expedito" y ágil, para que en menos de 60 días ya tengan a una nueva empresa. "Tenemos que hablar con la entidad (BID) para determinar cuál es el proceso más expedito... el que nos permita hacer la contratación más rápida y sobre todo la calidad", explicó.

Según Martínez, basándose en el principio de justicia, continuarán deduciendo responsabilidades, tanto en la empresa, así como en la gerencia del Sitramss y en la empresa supervisora por los retrasos.

El titular explicó que el Estado también es responsable por la demora debido a que ellos contrataron a una empresa para que supervisara la obra y también nombró a una unidad ejecutora, la cual es representada por un administrador. "La empresa (administrador), lamentablemente, no fue lo suficientemente diligente para contribuir a resolver esto. Así que esa es la responsabilidad (del gobierno)", dijo.

Martínez acotó que el estudio que realizaron determinó que hay una responsabilidad compartida. Esa fue su respuesta cuando se le cuestionó por qué la destitución del funcionario después de cuatro prórrogas otorgadas y un evidente retraso de la construcción de la terminal.

El sexto informe de seguimiento a los pactos de integridad en la construcción del Sitramss de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD), presentado en mayo, ya había cuestionado las constantes prórrogas y el retraso en la terminal, incluso recomendó al MOP tomar medidas contundentes al respecto.

En ese entonces, Saúl Hernández, coordinador del ISD, advirtió que había una falta de coordinación entre la unidad ejecutora y la gerencia legal del MOP.

Gerson Martínez acotó que el retraso y la contratación de una nueva constructora no generará costos adicionales. "El Ministerio de Obras Públicas, en la anterior administración y en esta, no va a aprobar ni un centavo por encima de los presupuestos asignados, por consiguiente los salvadoreños no van a pagar ni un solo centavo", dijo.

El Estado adquirió un préstamo con el BID de $45 millones para la infraestructura del Sitramss. El costo de la terminal asciende a $5.3 millones.

El funcionario acotó que el caso de la terminal es el único de 1,500 contratos realizados entre el MOP y el Fovial durante la pasada gestión.

Además admitió que con este proyecto se "ensayó" crear una unidad ejecutora y una gerencia especial aparte para supervisar la obra. De ahí que se comprometió a "revisar" ese modelo de gestión.

"El Ministerio en esta segunda etapa intervendrá de manera más directa. Y aunque está en el convenio con el BID, le vamos a solicitar una revisión para que en este caso el Viceministerio de Obras Públicas, que es el ente rector de la construcción, intervenga ahí", afirmó.

Martínez no entró en detalles sobre el tipo de contrato que harán con la nueva empresa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación