Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La mitad de las muertes maternas pudo evitarse

La Libertad, La Paz, Usulután y Ahuachapán son los departamentos que registran más casos

La mitad de las muertes maternas pudo evitarse

La mitad de las muertes maternas pudo evitarse

La mitad de las muertes maternas pudo evitarse

El 28 por ciento de las muertes maternas en el país ocurre en adolescentes, el 40.6 por ciento de ellas de debe a intoxicaciones, de acuerdo con el estudio Marco de Aceleración de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), Condiciones de Éxito para el Logro de las Metas de la Mortalidad Materna e Infantil.

José Ruales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ente que participó en la elaboración del informe, indicó que las intoxicaciones en las jóvenes se deben a suicidios relacionados con el embarazo en el que utilizan plaguicidas.

En el grupo de 20 a 24 años predominan como causa de muerte materna las enfermedades crónicas, seguida por las infecciones, en las mayores de 40 años el principal factor son las hemorragias.

"Las muertes maternas se están produciendo básicamente por tres razones, una por la características de la madre, es decir baja edad, especialmente en las adolescente; (la segunda) por infecciones que se pueden producir en el momento del parto y (la tercera) por hemorragias", explicó el representante de la OPS en El Salvador.

En general, las zonas donde se registró mayor mortalidad en el año 2011 fueron La Libertad, La Paz, Usulután, Ahuachapán, Santa Ana, San Miguel, Sonsonate y Chalatenango.

Ruales comentó que el 59.7 por ciento de las muertes fueron catalogadas como prevenibles, es decir, pudieron evitarse. Y el 37.5 como potencialmente prevenibles.

"Una buena parte de estas muertes todavía pueden prevenirse mejorando las condiciones de atención del parto y aumentando la cobertura de atención institucional", añadió.

El representante de la OPS expresó que en los dos últimos años se han mejorado las condiciones de cobertura y atención del parto.

Expuso que la meta del país a futuro, una vez cumplida la meta del milenio referente a la muerte materna, es reducir todas las muertes evitables.

Las complicaciones prevenibles son aquellas que ocurren por un manejo inadecuado y las potencialmente prevenibles son cuando se hace un diagnóstico y tratamiento adecuado, pero tardío.

Factores de riesgo

Según el estudio, en el que se revisaron 136 expedientes de pacientes atendidas en 12 hospitales del Ministerio de Salud, 64 fallecieron, el 16 por ciento de las embarazadas no tuvo ningún control prenatal y el 48 por ciento recibió cinco controles, es decir que fue incompleto.

De las fallecidas, solo el 29.2 por ciento tuvo control completo.

"Encontramos que el riesgo de muerte materna incrementa hasta 3.5 veces más cuando las madres no llevan control prenatal", expone el informe dado a conocer recientemente.

El 93.5 por ciento fue atendido por personal médico, pero solo el 35.4 por ciento por ginecólogos.

Cinco de las mujeres que murieron dieron a luz en la comunidad, tres fueron asistidas por parteras y dos por familiares. Eran embarazadas entre los 24 y 37 años.

Se solicitó una entrevista con la Asociación Salvadoreña de Ginecoobstetricia, pero no se obtuvo respuesta.

Mortalidad infantil

La mortalidad en niños menores de cinco años es 30 por ciento mayor en las zonas rurales que en las urbanas, revela el mismo informe en el que se revisaron expedientes de 202 neonatos, 92 de ellos fallecidos.

En el 56.5 por cientos de los neonatos que murieron, la madre vivía en el área rural.

"El riesgo de fallecer, si vive la madre en un área rural, en este estudio, fue que un neonato tiene 1.45 veces más riesgo de fallecer si su madre procede del área rural", se lee en el documento. El 34.8 por ciento de los bebés que murieron eran de la zona Oriental.

Mientras que el mayor riesgo de morir se presenta en las madres entre las 35 y 44 años, el riesgo aumenta a 3.95 veces cuando se combina con ruralidad, escolaridad de la madre y el bajo peso al nacer, se detalla.

El mayor número de bebés fallecidos tenía entre 400 y 1,499 gramos, es decir, el 47.7 por ciento de casos.

La sepsis (infección generalizada), las malformaciones congénitas y la asfixia son los tres principales causas de mortalidad neonatal. La muerte del recién nacido corresponde al 66 % de la mortalidad infantil; la mayor parte mueren en el primer mes de edad.

Ruales expresó que "el bajo peso al nacer, la prematuridad y las infecciones son las principales causas, las cuales requieren de medidas preventivas que van al embarazo".

Por su parte, Edgar Erazo Flamenco, presidente de la Asociación de Neonatología de El Salvador, manifestó que en el país solo hay cuatro departamentos que están por arriba de la meta del milenio (no las cumplen)y es ahí donde deben trabajar.

Erazo expresó que antes de los años 90 la mortalidad infantil era alta. En el país , siete de cada mil niños nacidos vivos, mueren.

La causa más frecuente de mortalidad neonatal es la premturez y en los menores de cinco años la neumonía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación