Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Máxima Urgencia del Rosales sin monitores de signos vitales

Subdirectora dijo que desconocía que todas las máquinas no estaban funcionando en esa zona, pero serán sustituidas, esperan nuevo equipo

Cuatro pacientes permanecían ayer en la Máxima Urgencia del hospital Rosales. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

Cuatro pacientes permanecían ayer en la Máxima Urgencia del hospital Rosales. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

Cuatro pacientes permanecían ayer en la Máxima Urgencia del hospital Rosales. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

El área de Máxima Urgencia del hospital Nacional Rosales funciona desde, hace seis meses, sin monitores de signos vitales, los cuatro asignados a la sala están arruinados.

Ayer por la mañana, cuatro pacientes permanecían en la unidad, tres con hemorragia cerebral y otro con una infección severa en la cavidad abdominal, todos tendrían que estar con un monitor, dijo el cirujano, Saúl Cruz Nolasco.

Juan Antonio Tobar, jefe de la Unidad de Emergencia del área quirúrgica, manifestó que desde hace seis meses se hizo la gestión con el departamento de Mantenimiento del hospital para que se repararan los monitores, pero la respuesta fue que no habían fondos.

"Solo tenemos que hacer uso de lo mínimo necesario, estetoscopio para poder resolver el problema de la monitorización de los pacientes de manera humana, son pacientes críticos, son pacientes que uno tendría que tener un control minuto a minuto de sus signos vitales", comentó Tobar.

Con los monitores, a los pacientes en estado crítico se les valora la presión arterial, la saturación de oxígeno y la frecuencia cardíaca.

Desde que se dañaron los aparatos, las evaluaciones deben hacerse manualmente, en lugar del aparato usan el tensiómetro manual y estetoscopio. La saturación no la pueden medir y, eventualmente, miden los gases arteriales.

"Cuando lo hace una máquina, usted puede estar atendiendo a otros pacientes, la alarma suena y le dice que hay un problema que ir a resolver, en cambio, cuando lo está haciendo manual, a lo mejor cuando se da cuenta, entre estar atendiendo a uno y otro, ese periodo de minutos, que pueden ser muy pocos, pero en tres minutos uno pierde la vida" acotó Tobar.

La Máxima Urgencias de Cirugías fue creada para atender cuatro pacientes, pero, por lo general, hay más, se trata de personas heridas por arma de fuego, traumas en la cabeza, víctimas de accidentes de tránsito y lesionados con arma blanca.

Cruz expuso que "son pacientes que deberían estar, al igual que en una unidad de cuidados intensivos, con un monitor de signos vitales, y el último monitor que teníamos disponible para este tipo de pacientes, se arruinó hace seis meses".

Agregó que las camas están deterioradas, que la sala pasa saturada y que parte del techo se encuentra dañado, hay filtración de agua y es un área que debería ser estéril.

La subdirectora, Georgina Martínez Cruz, dijo que ya revisaron las máquinas, pero hay unos equipos que ya están descartados.

Agregó que los monitores dañados serán sustituidos y esperan recibir una serie de equipo, pero no tienen la fecha.

Martínez indicó que se repararon dos monitores, pero desconocía que volvieron a dejar de funcionar.

Con el techo, Ventura, expresó que Mantenimiento tiene la instrucción de repararlo y que ya se compró el material para repararla.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación