Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Institutos continúan sin recibir el bono de gratuidad

Centros no tienen materiales para la labor académica, están llenos de deudas y por enfrentar procesos judiciales

El Instituto de Apopa, al igual que otros, lidia con una difícil situación financiera, pues Educación no les asigna los fondos necesarios. Eso no permite rehabilitar y comprar pupitres, computadoras y reparar los centros. Foto EDH / Lissette Monterro

El Instituto de Apopa, al igual que otros, lidia con una difícil situación financiera, pues Educación no les asigna los fondos necesarios. Eso no permite rehabilitar y comprar...

El Instituto de Apopa, al igual que otros, lidia con una difícil situación financiera, pues Educación no les asigna los fondos necesarios. Eso no permite rehabilitar y comprar pupitres, computadoras y reparar los centros. Foto EDH / Lissette Monterrosa

Aunque el pasado 16 de mayo el Ministerio de Educación (Mined) informó a través de un comunicado que ese día transfirió a sus direcciones departamentales el dinero para dar el bono de gratuidad a los institutos de enseñanza media, los directores de algunos institutos de San Salvador confirmaron ayer que no lo han recibido.

Pedro Melara, director del Instituto Nacional de Apopa, señaló que la semana pasada personal del Mined le aseguró a Óscar Melara, del Instituto Nacional Técnico Industrial (INTI), que el dinero estaría depositado entre viernes y lunes, pero hasta ayer por la mañana eso no había ocurrido.

La cartera de Estado anunció que el monto canalizado a las departamentales, para que les deposite a los institutos, fue de $1.4 millones.

"Nosotros aquí ya no tenemos material didáctico, que es el insumo básico para el desarrollo de la actividad académica", dijo Rodríguez, en cuya institución hay 1,900 alumnos en jornada diurna, nocturna y Edúcame.

En el Instituto de Apopa se imparte bachillerato en Salud y en Electrónica, por lo cual los alumnos necesitan materiales para hacer sus prácticas. "Ya no nos quieren dar fiado", dijo el docente en alusión a los proveedores, entre los que están Telecom, librerías y ferreterías. La empresa de telefonía ya le avisó que está por asignar el caso a un equipo de abogados debido a que la mora lleva ya muchos meses.

El Instituto de Apopa tiene también una deuda con la Alcaldía de Nejapa, la cual le rentó el Complejo Deportivo en febrero.

La misma desesperación por la falta de recursos financiera la están viviendo en el Instituto Nacional Alberto Masferrer (Inam), de la colonia Zacamil. Edgardo Guido, director del Inam, dijo que hasta las 3:00 de la tarde de ayer Educación tampoco les había depositado la otra parte del bono de gratuidad.

Él, al igual que otros directores, ha firmado ante el Mined un recibo. En su caso, por $94 mil. Esta cantidad debe ser asignada por Educación, pero a estas alturas sólo le han depositado poco más de $53 mil. "Ellos nos están ahogando. Nos están depositando poco a poco", aseguró Guido.

En ese instituto no han pagado el salario a diez docentes hora clase y personal administrativo. No han podido darle mantenimiento al centro de computo, al aire acondicionado, al sistema eléctrico, ni comprar tubos, interruptores. De igual forma tampoco han podido mandar a reparar equipo que se les ha arruinado, ni comprar pupitres y pizarras, mucho menos plumones y papel.

"Vidrí de la Metrópoli nos daba crédito, porque nosotros le decíamos por 60 días, pero ahora ya no, porque no hemos honrado la deuda. Tampoco hemos pagado las AFP, el Seguro Social y eso significa que vamos a tener que pagar interés porque hay multa", precisó Guido.

En el Inam brindan enseñanza a 1,020 estudiantes de varias modalidades de bachillerato, entre vocacional y técnicos en contaduría y mecánica automotriz.

De acuerdo con el informe de Educación, con el desembolso de la semana anterior completaron el primer semestre del año, el cual comprende pagos de salarios y cubre gastos de funcionamiento de los institutos.

No obstante, los directores la semana pasada alzaron sus voces para hacer notar que el ministerio cada año entrega más tarde los fondos para operar. Además, si por el mismo retraso no logran utilizarlo todo y reintegran lo sobrante, el año siguiente les reducen un monto equivalente argumentando que "no lo pueden ejecutar".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación