Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Infectólogo usará vacuna para el dengue, Minsal no

La DNM avaló distribuir y usar la vacuna; Infectólogo la usará en consulta privada y el Minsal espera instrucciones de la OPS para ello

Dengue

 La primera vacuna contra el dengue que ha sido aprobada protegerá contra la forma más aguda del mal. Se espera que salga al mercado en el segundo semestre... | Foto por Archivo

 La primera vacuna contra el dengue que ha sido aprobada protegerá contra la forma más aguda del mal. Se espera que salga al mercado en el segundo semestre del año. 

“Yo sí la voy a usar en mis pacientes y en mi familia sin duda alguna”. Eso es lo que dijo el reconocido infectólogo Jorge Panameño después de que la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) anunciará que ha aprobado el registro de la vacuna contra el dengue en El Salvador. El galeno añadió: “Yo le tengo respeto al dengue... y he visto morir gente de dengue y no deseo eso ni para mis pacientes ni para mi familia”. 

Por ello está a la espera de que la empresa fabricante de la vacuna proporcione más información sobre cómo se deben aplicar las tres dosis del fármaco, el precio que tendrá y desde cuándo será comercializado en El Salvador.

Para Panameño es bueno que el registro ya haya sido aprobado, pues coloca al país en una buena posición en la lista de espera para que la vacuna sea comercializada. En su opinión, la producción del fármaco será menor a la demanda que tiene desde ya:“Puede usted imaginarse quiénes van a necesitar, todo el mundo va a necesitar... y la producción va a ser limitada. Hay un solo proveedor en el mundo hoy por hoy”.

El Ministerio de Salud ha afirmado que no considera aún comprar estas vacunas, pero Panameño cree que esa postura debería ser reconsiderada tomando en cuenta la opinión de asesores técnicos.

El director nacional de medicamentos, José Vicente Coto, explicó que la vacuna contra el dengue, cuya distribución y uso han sido autorizados, protege contra cuatro cepas de la enfermedad y tiene más del 90 % de efectividad sobre la variante más grave.

Para la forma clásica del mal tiene un 60 por ciento de eficacia, indicó el representante de la DNM. 

La Dengvaxia, como se denomina la vacuna, ha sido producida por la empresa francesa Sanofi Pasteur.  El Salvador es la cuarta nación en avalar su uso. Los primeros en autorizarla fueron México, Filipinas y Brasil.

Según manifestó Coto, este medicamento está indicado en personas entre los 9 y 45 años de edad. En el país, este grupo representa tres millones y medio de personas. 

El año pasado en ese grupo poblacional se registraron 26,600 casos de dengue.

“No está recomendada para aplicar a mujeres embarazadas o que están lactando y tampoco en paciente que tengan algún grado de inmuno supresión (las defensas disminuidas)”, precisó.

El funcionario señaló que la vacuna es preventiva y tiene mejores resultados cuando la persona ya ha estado expuesta al virus causante de la enfermedad. De allí que su efectividad es menor en quienes no la han padecido.

Sin embargo, el galeno aclaró que la vacuna protege menos contra la cepa dos del dengue, que es el que más se está presentando en el territorio.

De acuerdo  con lo externado por el funcionario, la vacuna podría estar disponible en el país en el segundo semestre de este año, junio o julio; pero aclaró que a estas alturas los fabricantes aún no han presentado a esa dirección ninguna propuesta de precios del producto.

“Hasta este día no hay país del mundo que esté administrando la vacuna, porque todavía está en fase de producción”, advirtió.
Registrada, pero sin que el Minsal planee usarla

El proceso de autorización en el país llevó cuatro meses. En ese período la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) realizó un análisis que requirió intercambio de información entre expertos del área de infectología.

“El proceso para registrar la vacuna requiere la demostración de la seguridad y eficacia del producto. Es decir que el medicamento tenga los parámetros de seguridad para que sea confiable en su aplicación en la población que se está indicando y por el otro lado que demuestre también perfiles de eficacia”, señaló el director de medicamentos.

 La titular de Salud, Violeta Menjívar, celebró que la vacuna esté autorizadas para ser distribuida y utilizada en el país pero aclaró que eso no implica que será incorporada al sistema de vacunación nacional, pues  falta hacer algunas consideraciones y conocer los lineamientos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“La compra la hacemos a la OPS y la OPS aún no la tiene incorporada en el fondo rotatorio. Entonces tendríamos que esperar que OPS la provea porque a través de OPS se garantiza calidad y precio”, afirmó la ministra.

Menjívar, al igual que Coto,  señaló que la vacuna es una herramienta pero no se debe perder de vista que el esfuerzo debe estar en erradicar el mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, Chikunguña y Zika.

Al respecto, Panameño dijo no estar de acuerdo cuando se afirma que aplicarse la vacuna hará que alguien “crea falsamente que está protegido”.
El considera que para utilizar la vacuna deben conocerse sus límites y sus alcances. “Por eso es que habemos técnicos que estamos entrenados en eso y que no vamos  a andar engañando a la gente... Esta es una cosa muy sería”, afirmó el infectólogo.

La vacuna tiene tanta credibilidad que tres sistemas médicos de salud --el de Brasil, México y Filipinas-- ya lo consideraron y ya están listos para implementar su uso.

Serán varias dosis
Según datos provistos por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) la vacuna contra el dengue que ha sido aprobada se deberá aplicar en tres dosis, pero aún no se define si será necesario el refuerzo.

Basado en virus fiebre amarilla
El doctor José Vicente Coto, de la DNM, explicó que para crear la vacuna  se tomó un fragmento de Ácido Ribonucléico del virus de la fiebre Amarilla y a través de ingeniería genética se colocó allí un fragmento del virus del dengue.

“Es una vacuna que bien utilizada va a ser de mucha ayuda (...), pero eso va a depender de una decisión de Salud Pública, esperaríamos que fuera una decisión técnica, académica y científica”. Doctor Jorge Panameño, infectólogo
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación