Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Indra, bajo sospecha tras elecciones en Argentina

Varios medios de ese país han consignado denuncias de que cometió fraude informático

La empresa multinacional española Indra tampoco escapa de señalamientos. En Argentina, donde procesó los resultados de las elecciones primarias en agosto pasado, fue denunciada por la oposición de estar involucrada en un supuesto "fraude informático". Varios medios de ese país reprodujeron esos señalamientos y han consignado que la empresa ha sido "cuestionada" en otros países. Pero también han reportado sobre la defensa de la empresa que ha negado tales acusaciones.

En Argentina, donde ha ganado estos contratos desde 1997, fue señalada por la oposición de involucrarse en un supuesto "fraude informático" por ser responsable del recuento de los votos, según informaron distintos medios de ese país como El Clarín, La Nación, Infobae, Noticias 24, Urgente 24 y La Razón.

La denuncia del exmandatario argentino y candidato a presidente, Eduardo Duhalde, quien según notas publicadas en algunos de esos periódicos, dijo que en el escrutinio final "hubo manipulación" y "se utilizó un software específicamente diseñado que permite la corrección automática de los porcentajes, modificándolos en el sentido que se lo desee".

En esa elección Cristina Fernández de Kirchner resultó con más del 50 % de los votos.

En una columna de opinión publicada por el diario La Nación y escrita por Hugo Alconada Mon, se destaca por ejemplo que Indra ganó una vez más del contrato para el conteo de votos pero recuerda que estuvo salpicada por informes en los que se desvelaban ciertas acuerdos para ganar contratos con el gobierno.

En esa publicación se aborda el "menú de proyectos aún reservados a Indra" supuestamente propuestos por un ex funcionario del gobierno de Néstor Kirchner a la firma española, los cuales, afirma, abarcaron desde proyectos ya existentes hasta inexistentes, según revelaron correos electrónicos recuperados por las autoridades judiciales y de los que informó La Nación.

Entre esos proyectos ofrecidos estaba el contrato de tiquetes electrónicos (Subes). Pero Indra negó haber realizado tales tratos previos y cuando ganó la participación del 15 % en el contrato de Subes cuatro años después bajo la administración de Fernández de Kirchner, defendió que se debió a que son "líder mundial en sistemas de ticketing" y a "su competitividad y capacidades probadas" a nivel internacional y local.

También se ha defendido de señalamientos ante posibles manejos fraudulentos de recuento de votos en países como Venezuela o Argentina, por ejemplo, los que dejaron como ganadores a Hugo Chávez y Cristina de Kirchner.

En La Razón consignó lo que dijo el ejecutivo de esa firma, Guillermo Lamadrid, de que en Venezuela no participan en comicios desde 2000, que garantizaban "la transparencia del proceso en la etapa final. Gobiernos de distinto signo nos han contratado" y mencionó a los de El Salvador, Francia y Colombia.

El Diario de Hoy contactó a la empresa para conocer directamente su posición a esos señalamientos, en vista de que compite con Smartmatic por el contrato para procesar los resultados de las elecciones presidenciales de 2014.

En el correo firmado por Enriqueta de la Cruz, de Relaciones Públicas y Medios de Indra, dice: "Indra no realiza fraude en ninguna parte del mundo y nunca tuvo una denuncia judicial de fraude. En el caso de Venezuela, hace más de 10 años que Indra no participa en modo alguno en ningún proceso electoral llevado a cabo en el país".

Pero el semanario América Economía recogió en una nota en agosto de 2000 otra denuncia contra Indra del ex gobernador del estado de Mérida (Venezuela), William Dávila, de supuesto fraude en el cómputo de los votos en las elecciones de ese año, y que esta se sumaba a una hecha antes por otro gobernador.

"Dávila afirma que tiene pruebas que "demuestran que las actas originales de votación son incompatibles e inconsistentes con las informaciones numéricas que Indra presentó en el compact disk (CD) avalado por el Consejo Nacional Electoral", consignó ese medio informativo.

En un artículo de opinión "Fraude, el fantasma que sobrevuela otra vez", publicado en agosto pasado por El Clarín a cargo del periodista Jorge Lanata, habla de que la Red Ser Fiscal (red de fiscales voluntarios), tipifica así los delitos electorales: "Irregularidades preelectorales: manipulación de urnas o padrones, interceptación de telegramas para designación de autoridades de mesa, violación de veda, adulteración de padrones o cambio del escrutinio provisorio efectuado por la empresa española INDRA".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación