Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Iglesia pide a nuevo presidente salvadoreño gobernar con actitud de diálogo

El TSE no ha proclamado de forma oficial al ganador de la Presidencia, debido a que tiene que resolver unos recursos que presentó ARENA en contra del proceso, entre ellos uno de nulidad.

La Iglesia Católica llama al diálogo

La Iglesia Católica llama al diálogo

La Iglesia Católica llama al diálogo

La iglesia católica de El Salvador instó hoy al nuevo presidente salvadoreño, que tomará posesión el 1 de junio próximo, a que gobierne con "actitud de diálogo y concertación" para sacar al país adelante.

El resultado de las elecciones del domingo pasado refleja que la población quiere que el nuevo presidente "le gobierne en actitud de diálogo y concertación nacional, que nos reconcilie como sociedad", propiciando así, "grandes acuerdos de nación" para que "juntos podamos resolver los grandes problemas nacionales", indicó la Conferencia Episcopal de El Salvador a través de un comunicado.

El candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Salvador Sánchez Cerén, superó por apenas 0,22 puntos porcentuales al de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Norman Quijano, en los comicios presidenciales de hace una semana, según el escrutinio final del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Sin embargo, el TSE no ha proclamado de forma oficial al ganador de la Presidencia, debido a que tiene que resolver unos recursos que presentó ARENA en contra del proceso, entre ellos uno de nulidad.

Sánchez Cerén celebró el sábado ante una multitudinaria concentración su victoria y nombró a la comisión de transición que trabajará con la del actual Gobierno para hacer el cambio de administración.

ARENA, que también da como ganador a Quijano, ha denunciado en reiteradas ocasiones que el FMLN cometió un "fraude" a través de una supuesta "doble votación" de sus vigilantes electorales y miembros de juntas receptoras, así como de reos de los presidios a los que se sacó a votar.

Por lo que, a través de marchas y recursos ante el TSE y el Supremo salvadoreño han exigido un recuento "voto por voto", medida que solo podría ser aplicada a los sufragios impugnados cuando sean mayores a la diferencia entre el primero y el segundo lugar, según la ley electoral.

El recuento definitivo arrojó que el candidato oficialista logró 1.495.815 votos, con una ventaja de 6.364 respecto al opositor, que acumuló 1.489.451 sufragios, mientras que los impugnados fueron un poco más de 4.000.

"Es inverosímil que el 25 % de los reos, es decir 6.500 privados de libertad, hayan salido a votar, porque eso hubiera implicado un operativo de grandes dimensiones y una serie de inconvenientes legales y procesales", dijo el sábado el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, según un comunicado de Casa Presidencial.

A la iglesia católica le "preocupa mucho la tensión que se ha generado después del evento electoral, en el recuento de los votos".

"Por eso en nuestra calidad de pastores hacemos un llamado a los dirigentes de los partidos políticos, demandándoles buena voluntad y recta intención para resolver cuanto antes y de la mejor manera la problemática actual, en beneficio de todos los salvadoreños", sentenció el comunicado.

Sánchez Cerén, que también ganó la primera ronda electoral aunque por casi 10 puntos, alcanzó en la segunda el 50,11 % de votos y Quijano el 49,89 %, de acuerdo con el TSE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación