Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Iglesia Católica urge al Gobierno que pare la violencia en el país

Arzobispo llama a recurrir a la comunidad internacional para que ayude a resolverlo

Monseñor Escobar Alas hizo énfasis en que el tema de violencia debe ser "prioridad" para solventarlo con rapidez. Foto EDH / Archivo

Monseñor Escobar Alas hizo énfasis en que el tema de violencia debe ser "prioridad" para solventarlo con rapidez. Foto EDH / Archivo

Monseñor Escobar Alas hizo énfasis en que el tema de violencia debe ser \"prioridad\" para solventarlo con rapidez. Foto EDH / Archivo

El Arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, volvió a señalarle con vehemencia al Gobierno que "con urgencia" debe resolver el problema de la violencia en El Salvador.

El prelado se mostró preocupado por el repunte de homicidios en el país y pidió dejar la "indiferencia" y empezar a trabajar para encontrar una solución.

"El Estado debería poner atención al fenómeno de la violencia porque cada día es más preocupante", exigió Escobar Alas.

Asimismo, invitó a las autoridades al frente de las instituciones que resguardan la seguridad nacional a que "analicen" el trabajo realizado a la fecha.

Escobar Alas manifestó que "tenemos que analizar si (las autoridades) están haciendo las cosas como deben hacerse (en cuanto al problema de la violencia)".

Añadió que "es necesario que se reprima la violencia, y por otra parte, se dé espacio a los jóvenes", a la vez reconoció que "el problema más grande" que aqueja a la nación es la violencia, por lo que debe ser prioridad para el Estado encontrar la respuesta.

El Arzobispo también se refirió a los asesinatos de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), lo que catalogó como "grave", ya que son parte vital de la seguridad ciudadana.

"Matar a un policía o a un fiscal es grave porque se convierte en una medición de fuerzas. Los funcionarios deberían poner atención y dar una respuesta. Urge", insistió el religioso.

Según los registros de la PNC), en lo que va de 2015 van 17 miembros de la institución asesinados. En 2014 fueron 39.

Se preguntó a Escobar Alas sobre si consideraba que el alza de los asesinatos era una respuesta a la marcha del pasado 26 de marzo, a lo que respondió que "no comparto la idea que el repunte de homicidios esté relacionado a la Marcha por la Paz".

El Arzobispo aún ve con esperanza que la problemática del país cambie su rumbo y espera que todos los actores de la sociedad resuelvan la "difícil" tarea de combatir la violencia.

Apoyo internacional

Ante la falta de capacidad para resolver la ola criminal que azota al país, la Iglesia Católica demandó al Ejecutivo que solicite apoyo a instancias internacionales para combatir este flagelo.

El Arzobispo de San Salvador fue tajante al detallar que el problema "es cada vez más grave y preocupante" e instó al Gobierno a pedir ayuda a la comunidad internacional.

Añadió que "quizá el Gobierno sea capaz, en el mejor sentido de la palabra, de tener una respuesta total a la problemática, pero deberá hacer y toda la sociedad deberá hacer su parte; y además, pedir la ayuda internacional y a sí salir adelante".

El llamado fue enérgico y agregó que a la Iglesia Católica les "interesa que la violencia sea superada, no podemos aceptar ningún caso de violencia".

Diálogo político

Sobre las pasadas elecciones, el religioso se declaró "contento porque se cumplió la voluntad del pueblo" y a la vez lo felicitó por su participación en los comicios.

A la nueva Asamblea y a los concejos plurales de las alcaldías les recomendó "dialogar" y ponerse de acuerdo en temas de país.

Asimismo, Escobar Alas le pidió a los diputados a la Asamblea Legislativa que aprueben, antes que termine su mandato el 30 de abril, la Ley del Agua.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación