Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Zulma de Mendoza

"Hay temas para los que no hay propuesta contundente"

Bióloga de profesión, exgerente de Áreas Protegidas y Corredor Biológico y fundadora de Ministerio (1997). Zulma de Mendoza, quien actualmente es consultora independiente, considera que la actual estrategia está divorciada de la de 2000 y no añade nada nuevo.

¿Es válido no basarse en la anterior estrategia para elaborar la nueva?

Absolutamente no. Es importante evaluar los avances y el planteamiento que se hizo en 1999 ya que era una estrategia con su plan de acción para 5 años. Falta preguntarse si hubo avances y cuáles fueron los vacíos. ¿Por qué no hubo avance siendo el país signatario del Convenio de Biodiversidad, habiendo una línea de financiamiento para Áreas Protegidas en el Fiaes y una donación GEF de 5 millones sólo para Áreas Protegidas?

Con base a un diagnóstico y evaluación, entonces se debió derivar la nueva propuesta. No es cierto que no se hayan tomando en cuenta los agrosistemas ni la pesca artesanal en la de 1999. Participé en el equipo que la propuso liderada por el doctor Francisco Serrano.

¿Qué elemento de la biodiversidad añade esta nueva estrategia?

Más bien, no añade nada nuevo, es leer un diagnóstico de cualquier país centroamericano. Lo interesante habría sido comparar cómo está nuestro país después de haberse propuesto una Estrategia y Plan de Acción en el 99, dos informes sobre el Sistema de Áreas Protegidas, el Informe a la Cuenta del Milenio en el 2007 . Sobre esto, continuar con acciones puntuales, por ejemplo consolidar el Sistema de Áreas Protegidas que después de 30 años continúa siendo una polémica más que una responsabilidad asumida. Los manglares se mencionan como "ecosistemas frágiles" en esta Estrategia, lo cual no es ninguna novedad, así está contemplado en la Ley de Medio Ambiente 1998. Sin embargo, el Proyecto Planificación y Conservación de Áreas Protegidas conocido como Pacap que fue una donación rescatada del GEF se cerró inconcluso.

¿Cómo se puede explicar ese cierre?

Había $2.5 millones que estaban orientados a la delimitación y restauración de manglares. No hubo avances, más bien mucho pesar en ver cómo un país como El Salvador deja sin ejecutar casi $1.5 millones en su patrimonio natural.

La viceministra Lina Pohl ha dicho que esta nueva estrategia no es fruto de la mente de un funcionario sino de la consulta con varios sectores durante cuatro años. ¿Realmente hubo consulta?

No. Considero que los sectores no fueron consultados. Al menos nunca escuché un llamado del MARN para realizar talleres sobre temas específicos de la biodiversidad como: especies endémicas del país, propias de El Salvador, únicas; especies exóticas; propuestas de alternativas económicas en detrimento de los pocos ecosistemas naturales que nos quedan, el avance del radio urbano y proliferación de residenciales, entre otros. Temas para los que no hay una propuesta contundente de la actual administración.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación