Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Hay signos de posible control de medios de comunicación"

El informe de Fusades también indica el interés del Gobierno de cambiar las reglas de juego para la asignación de las frecuencias de radio y televisión

En el apartado sobre los compromisos con la democracia que plasma Fusades en su análisis del primer año de gobierno de Salvador Sánchez Cerén, señala que en materia de libertad de expresión, el Ejecutivo ha generado "incertidumbre" por su apreciación respecto a la democratización de los medios de comunicación.

Lo anterior, según el documento de Fusades, a la luz de declaraciones y expresiones reiteradas del mandatario en torno a la necesidad de revisar el mecanismo de asignación de frecuencias de radio y televisión, que por ahora exigen la realización de una subasta pública.

"A las organizaciones empresariales de medios de comunicación les preocupa el interés del mandatario en este aspecto, ya que la influencia del Gobierno en la Asamblea Legislativa cuando deba sustituirse la regulación actual en caso que la Sala de lo Constitucional declare como inconstitucional las disposiciones de la Ley de Comunicaciones que regulan la subasta, genera inseguridad jurídica para sus inversiones", plasma el documento denominado "El Salvador. Año Político".

Esto último abonado a las declaraciones del secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, quien al respecto de ese tema dijo que "el Presidente señalaba la importancia de que a la brevedad se puedan resolver las demandas que hay ante la Sala, porque eso permitirá que la Asamblea Legislativa pueda actualizar el marco de ley del espectro radioeléctrico, y eso permita que llegado el límite de vencimiento de las concesiones, que exista claridad bajo qué reglas se va adjudicar el espectro radioeléctrico", apunta Fusades en su informe.

El director del Departamento de Estudios Políticos de Fusades, Luis Mario Rodríguez, abona al análisis que se hace en esa parte el hecho de buscar la supuesta democratización de los medios de comunicación que tanto pregona e insiste el gobierno de Sánchez Cerén.

"El documento se limita a que hay signos de un posible control de los medios de comunicación a través de los mecanismos que se vayan a utilizar para la asignación de frecuencias; entonces, hay preocupación de gremiales de medios de comunicación que piden respeto a la seguridad jurídica y que haya un debate transparente sobre la asignación de frecuencias", explicó Rodríguez.

Pero aparte de ese tema, el documento también trae a cuenta los ataques que el gobernante ha proferido contra los medios de comunicación, especialmente por su cobertura y publicación de noticias sobre la violencia y criminalidad.

"Ahora se está tratando de generar no solo información, sino se está tratando de generar una guerra sicológica en la población de atemorizarla alrededor del tema de la criminalidad", manifestó el mandatario el 17 de abril anterior, tras presentar a Eugenio Chicas, como su secretario de Comunicaciones.

Luis Mario Rodríguez, calificó como desatinadas esas declaraciones de Sánchez Cerén.

"Ciertamente no fue la mejor expresión del Presidente tratar de responsabilizar a a los medios de crear una psicosis en la ciudadanía, cuando los medios lo único que hacen es trasladar la realidad", dijo el representante de Fusades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación