Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno pagó $1,267,037.00 por estudio que no aplica

VMT dijo que estudio de estructuración es solo una propuesta base para implementar proyecto

Gobierno pagó $1,267,037.00 por estudio que no aplica

Gobierno pagó $1,267,037.00 por estudio que no aplica

Gobierno pagó $1,267,037.00 por estudio que no aplica

El Gobierno desembolsó un millón 267 mil 37 dólares para que el consorcio Acciona Ingeniería-TTC-Escallón Morales (EM&A) realizara un estudio de factibilidad para implementar el Sistema Integrado del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), según información proporcionada por la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del Viceministerio de Transporte (VMT).

Pero las autoridades pagaron por un estudio que podría tener más observaciones y cambios que aciertos.

"El consorcio dijo una cantidad de cosas, muchas de esas acertadas y muchas desacertadas (...) Se va implementando aquello que se adapta y lo que no, simple y sencillamente no se adapta", expresó el viceministro de Transporte, Nelson García.

El funcionario también dijo que "El Diario de Hoy se ha equivocado porque cree que el estudio que hizo el consorcio es lo que tendría que hacerse. Recordemos que es un estudio de prefactibilidad".

El megaproyecto, en su primera fase, comprende 6.5 kilómetros, desde Soyapango hasta la Alameda Juan Pablo II, en la intersección con la 33a Avenida Norte.

En 2010 el Viceministerio de Transporte (VMT) ya habría desechado una propuesta para modernizar el transporte público, en donde ellos mismos participaron.

El consorcio Epypsa (de España), C. Lotti & Associati (de Italia) y León Sol (de El Salvador) hizo el estudio que tuvo un costo de un millón de dólares, financiado por el Banco Mundial. Pese a que hubo consenso con las municipalidades en ese entonces, el VMT decidió hacerlo a un lado y presentó un nuevo proyecto.

De acuerdo con el resumen ejecutivo de EM&A, el proyecto les fue adjudicado el 25 de octubre de 2011 mediante concurso público con fecha de inicio 3 de noviembre de 2011.

En el 2012, EM&A presentó el "Estudio para la estructuración e ingeniería básica para la primera fase del Sitramss", en donde se incluyen los planos de todo el proyecto, desde la terminal de integración, los corredores especiales por donde circularán los buses articulados, las paradas de buses y las especificaciones técnicas del nuevo sistema de transporte público de pasajeros.

El documento cuenta con cuatro tomos y 26 anexos. En este estudio no se tomaron en cuenta los hallazgos del documento elaborado en el 2010.

Sin embargo, la información que llevó meses de investigación al consorcio contrasta con lo que actualmente ejecuta el VMT.

El viceministro de Transporte ha dicho que no todo lo que sugirió el estudio es "factible".

García explicó que es la Unidad Gerenciadora, que se encuentra en el VMT, la que valida y estudia cada documento, al final es la que decide si es viable o no lo sugerido por el Consorcio.

La tarifa

Por ejemplo, uno de los puntos más sensibles del Sitramss es el de la tarifa.

El consorcio realizó un análisis extenso de los posibles escenarios e impacto del monto de la tarifa.

Según el análisis de la política de remuneración elaborado por el Consorcio EM&A en 2012, la tarifa actual de $0.25 por usuario no es suficiente para desarrollar el moderno sistema de transporte BRT (Bus Rapid Transit).

El estudio le plantea a las instituciones encargadas de desarrollar el proyecto, al Ministerio de Obras Públicas (MOP) y al VMT nueve posibles escenarios de cobro, desde tarifas bajas con subsidio hasta la tarifa más alta sin subsidio, así como la posibilidad de subsidiar el pasaje a sectores de la población.

Esta última es la que han mencionado funcionarios del gobierno, pero sin decir cuánto costará el pasaje.

En octubre, el VMT expuso que la tarifa que propone el estudio del consorcio podría cambiar. El viceministro declaró en ese entonces que "muchas de las cosas que han dicho (consorcio) las han tenido que cambiar".

Ignoran recomendación

Tampoco fueron tomadas en cuenta las recomendaciones de las vías alternativas mientras se ejecutaban los trabajos del Sitramss. La eliminación de semáforos, prohibir ventas ambulantes, señalizar las calles y avenidas, restringir los parqueos y puntos de taxis y definir paradas de buses, entre otras sugerencias, no fueron acatadas al piel de la letra.

Los inconvenientes causados a la población debido a las obras no han sido superados por las autoridades.

Como resultado la población se queja de un tráfico vehicular pesado, tiempo de recorrido de los automovilistas privados y públicos prolongado y más gasto de combustible.

Rutas reestructuradas

El pasado 23 de diciembre, el viceministro García reiteró que no sacarán de circulación a ninguna ruta de la zona de Soyapango, Ilopango y San Martín.

Contrario a lo propuesto por el consorcio. El estudio recomienda que el 76 % de unidades de transporte con más de 10 años de fabricación deberá salir de circulación.

Además expone que actualmente en el Bulevar del Ejército entran 51 rutas. Es decir, 1600 unidades.

El consorcio sugiere que se reestructuren a 35 nuevas rutas alimentadoras para el Sitramss, por lo que se deben sacar de circulación a 800 unidades de transporte público.

Pese a los argumentos del consorcio de que el nuevo sistema no admite vehículos de más de cinco años, o a lo sumo 10 de antigüedad, el VMT ha dicho que han "optado" porque las rutas sigan circulando.

"Lo que hemos hecho con la gerenciadora (unidad) es optar por que las rutas se mantengan circulando y que fundamentalmente los usuarios sigan transportándose, sigan teniendo su unidad (...) las rutas se van a sectorizar, se les va a ordenar", declaró García el pasado 23 de diciembre.

El documento establece que solo 345 unidades tienen menos de 10 años de fabricación, de un total de 1,411.

Con esta medida, el gobierno buscaría calmar la preocupación de los buseros de ese sector, quienes en varias ocasiones han externado su preocupación porque los quieren sacar del negocio.

Sin pasarelas

En los 6.5 kilómetros de recorrido que tendrá el Sitramss, cinco pasarelas serían eliminadas porque no se apegan al nuevo sistema, según recomienda el consorcio.

Las pasarelas serían sustituidas por pasos de cebra y semáforos peatonales, según los consultores.

Estas se encuentran en el Bulevar del Ejército, en la zona de la Terminal de Oriente, la del Instituto Técnico Exsal Itexsal), en el Parque Infantily la del hospital Médico Quirúrgico.

El consorcio sugirió que la pasarela del Bulevar del Ejército requiere ser eliminada para introducir un viaducto en la 50a Avenida Norte.

Pero en la práctica, las autoridades han considerado construir una "pasarela a desnivel" para los peatones.

Y actualmente se construye un paso a doble nivel.

Mientras que la ampliación de la acera sur de la Avenida Peralta era el motivo para retirar la pasarela del Itexsal, la cual tiene acceso al centro de estudios; la de la Terminal de Oriente se quitaría para construir la parada 4, de las ocho que tendrá el Sitramss.

Asimismo en la construcción de la parada 7 tendrán que quitar la pasarela del parque Infantil. La última afectada por el proyecto es la que se encuentra en el hospital Médico Quirúrgico, donde estará la parada 8.

Pero en declaraciones, el pasado 28 de octubre, el viceministro aseguró que solo tres pasarelas no serán eliminadas: la del Itexsal, del Parque Infantil y del Médico Quirúrgico.

Talleres no serán en Fenadesal

Según el Consorcio, a solicitud del propietario (léase el gobierno) con fecha 12 de enero de 2012, incluyeron un estudio previo de los patios y talleres, los cuales no formaban parte del contrato.

EM&A recomendó que los patios y los talleres para los buses articulados del Sitramss estén ubicados en parte del terreno de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador (Fenadesal).

Pero recientemente el viceministro de Transporte argumentó que los patios y talleres no serán en Fenadesal debido a que es considerado un patrimonio cultural.

"Será en el antiguo patio y talleres de Obras Públicas, que es El Coro", dijo García.

El funcionario del VMT aseguró que a la fecha solo se tiene el diseño de la infraestructura. Sin mencionar una fecha exacta, estimó que en enero de 2014 iniciaría la construcción del lugar, al mismo tiempo aseguró que la obra estaría concluida en al menos 75 días.

"Esperamos que inicie la construcción a partir de enero, para que cuando el sistema esté operando, que es en marzo, esté concluido totalmente", dijo.

El anexo 26 del Estudio para el Sitramss, referente a la factibilidad financiera y económica del proyecto, dice que será la concesionaria del Sitramss quien pondrá a funcionar los patios y talleres centralizados. El objetivo es que garanticen el mantenimiento de toda la flota del sistema.

El VMT informó que el sistema contará con 60 buses articulados y 130 padrones. Estos serán adquiridos con un millonario préstamo que solicitó la empresa Sistema Prepago (Sipago) al Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes) por $48 millones.

En el anexo 26, el consorcio previó otra opción para instalar los talleres. El lugar se ubicaría en San Martín, en unos terrenos que posteriormente buscaría el VMT. Pese a las sugerencias, ninguno de los dos fue considerado por la dependencia del MOP.

El viceministro del ramo aseguró que la empresa colombiana SI99 de Transmilenio será el operador tecnológico del sistema. En ese sentido serán los encargados de instalar los talleres y los que contratarán a los conductores que manejarán las unidades para el Sitramss.

La primera flota de 12 unidades, entre articulados y padrones, vendría entre el 22 y 26 de diciembre, según lo anunciaron las autoridades del MOP y el VMT el pasado 6 de diciembre en Casa Presidencial.

Después de ese anuncio, las autoridades no han informado si ya están en el país las unidades articuladas y los padrones o habrá que esperar un poco más.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación