Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falla en equipo atrasó terapia de 133 pacientes con cáncer

El acelerador lineal del ISSS se dañó cinco veces entre enero y julio de este año

Un técnico del Seguro Social permanece en el área de radioterapia. foto edh / archivo

Un técnico del Seguro Social permanece en el área de radioterapia. foto edh / archivo

Un técnico del Seguro Social permanece en el área de radioterapia. foto edh / archivo

El proceso del tratamiento de

133 pacientes con diferentes tipos de cáncer tratados en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) con el acelerador lineal fue afectados cuando el aparato presentó desperfectos, los cuales ocurrieron entre enero y julio de este año.

De acuerdo con el reporte de la Oficina de Información y Respuesta (OIR) de la autónoma, entregado el miércoles 24 de este mes, esa cantidad de derechohabientes no recibió el tratamiento temporalmente.

En ese periodo, la máquina del hospital Oncológico se dañó cinco veces. En dos ocasiones el problema duró un día, pero en el resto osciló entre cinco y 14 días. El acelerador lineal fue inaugurado en 2006.

El reporte de la OIR revela que entre el 15 y el 23 de enero, 50 pacientes no recibieron la terapia; entre el 11 y el 23 de junio fueron 40; y entre el 7 y el 11 de julio afectó a 43 más.

Esa cifra de afectados corresponde a 620 sesiones.

"Es de hacer notar que cada paciente tiene una cantidad de sesiones programadas para su tratamiento, según su tumor, y que siempre se cumplen independientemente de las fallas de las máquinas", expuso Julio Alfredo Calles, jefe del Servicio de Radioterapia a la OIR.

Un especialista del ISSS, que pidió reservar su nombre, manifestó esta semana que el atraso en la terapia incide negativamente en el paciente.

"Si en una semana o dos semanas se arruinó (el acelerador lineal) se suspende el tratamiento hasta que lo vuelven a reparar, es un dolor de cabeza eso de la radiación ahí", comentó el médico.

El doctor agregó que hace unas semanas el acelerador lineal volvió a fallar: "Pareciera que es irrecuperable por todo el mantenimiento que han gastado, entonces lo que ha decidido la patronal es comprar servicios privados".

En año y medio, el equipo se arruinó 14 veces, según el reporte de la OIR de fecha 8 de agosto. En esa ocasión la entidad detalló que hubo dos únicas causas de suspensión de la terapia: fallecimiento y ausentismo.

En una nueva solicitud enviada y respondida el miércoles pasado la OIR informó que todos los pacientes que no pudieron recibir tratamiento en mayo, junio y julio están siendo tratados fuera de la institución en centros de radioterapia privados.

"Algunos pacientes, que ya estaban listos para iniciar en el acelerador lineal, y que la espera no incidía en el resultado de tratamiento se están tratando en el servicio de radioterapia. También es importante señalar que en este equipo se da tratamiento a pacientes del Ministerio de Salud, específicamente a niños del HNBB (hospital Bloom), bajo la figura de convenio", agregan.

En el informe enviado el 8 de agosto, el ISSS detalló que en lista de espera para recibir terapia con el acelerador lineal habían 208 derechohabientes, pero en el proporcionado el miércoles pasado exponen que entre el 11 de agosto al 12 de septiembre habían 38 pacientes y dos con el equipo de cobalto.

El ISSS reconoce que una de las causas por la que se atrasan las sesiones en el centro es por desperfectos en las máquinas, también por que la demanda de pacientes supera la oferta, y por complicaciones del tratamiento en los pacientes, efectos secundarios de la quimioterapia o razones personales.

De los 38 afiliados que estaban en lista de espera de recibir su terapia con el acelerador lineal, entre el 11 de agosto y el 12 de septiembre, hay 16 con cáncer de mama, cinco con cáncer de próstata, cinco con tumores en el sistema nervioso central, cuatro con sarcomas de partes blandas y dos de cáncer de cabeza y cuello, entre otros.

El tiempo de espera, una vez se las indican las sesiones, es variable. Esta depende de la patología, detalla el ISSS por medio de la OIR.

"Por ejemplo, las emergencias pueden iniciar tratamiento el mismo día si los campos de tratamiento son sencillos; o pueden tratarse 2 días después si los campos son más elaborados, o si necesitan protecciones", comentaron.

Agregan que los pacientes con cáncer de cabeza, cuello, cerebro y algunos cánceres de cérvix y recto pueden iniciar en tres o cuatro semanas.

Los pacientes de cáncer de mama inician su tratamiento de radioterapia después de haber finalizado la quimioterapia y puede ser tan corto el tiempo como un mes y tan largo como tres meses", detalla la OIR.

El año pasado, el aparato se arruinó nueve veces. En la compra de repuestos invirtieron $336 mil 612. En total, en mantenimiento preventivo y correctivo se erogó un poco más de medio millón de dólares.

Mientras que entre enero y julio de este año se gastó $45 mil 909 en repuestos para el mismo equipo, en total la inversión en mantenimiento fue de $143 mil 297.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación