Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"En este momento casi no existe una agenda (de EE. UU.) para América Latina"

Peter Hakim afirma que esto solo es para el ámbito político pues en el económico aún mantiene un fuerte vínculo

La ponencia de Peter Hakim versó sobre la nueva agenda política de EE. UU., en Latinoamérica. foto edh / RENÉ QUINTANILLA

La ponencia de Peter Hakim versó sobre la nueva agenda política de EE. UU., en Latinoamérica. foto edh / RENÉ QUINTANILLA

La ponencia de Peter Hakim versó sobre la nueva agenda política de EE. UU., en Latinoamérica. foto edh / RENÉ QUINTANILLA

"En este momento casi no existe una política, una estrategia, una agenda, (de Estados Unidos) para América Latina". Así señaló Peter Hakim, presidente emérito de Diálogo Interamericano, un centro de estudios con sede en Washington sobre asuntos del Hemisferio Occidental durante su participación en el FIAP.

Expresó que es obvio que en la actualidad, Estados Unidos está menos involucrado, más distante, pasivo, menos influyente y menos involucrado en las crisis de algunas naciones latinoamericanas que en el pasado.

"La crisis en Venezuela es un ejemplo perfecto de esto. Es una crisis si la violencia continúa y aumenta las divisiones en el país, seguramente podría ser un desastre para Venezuela. Es una de las crisis más duras vista en varios años, pero los Estados Unidos han estado afuera casi no se ha involucrado, ha hecho declaraciones... es decir, un análisis de Washington de la situación, sobre las amenazas vagas de sanciones contra el gobierno si continúa la violencia; pero básicamente dejó a América del sur tomar la responsabilidad para manejar la crisis", ejemplificó.

Hakim apuntó que los países latinoamericanos se han desarrollado y son más independientes pues asegura que sus economías son más fuertes que en el pasado, al igual que su institucionalidad.

Asevera que hay un acuerdo creciente en América Latina que EE. UU. debe tener menos papel en los temas regionales.

Agregó que la falta de esa presencia es solamente en el nivel político porque en las relaciones económicas tiene aún un papel fuerte. Actualmente tiene acuerdos de libre comercio con 11 de 18 países de la región, además de tener relaciones cercanas con México y un poco menos con Centroamérica.

Estados Unidos tiene las dos terceras partes del comercio de América Latina con la nación mexicana y el 40 % con Centroamérica, además de inversión en turismo y las remesas.

Incluso Venezuela, Ecuador y Colombia tienen una relación económica fuerte con Estados Unidos, apunta Hakim.

Afirma que la nación norteamericana no piensa en América Latina más como una región, como una entidad conectada, sino como una región con relaciones bilaterales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación