Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Especialistas del Rosales ya marcan

Gómez asegura que no les quedó otro camino, que los castigaron por hacer públicas las deficiencias.

Médicos del hospital nacional Rosales decidieron someterse a la marcación a través del reloj biométrico, tras siete meses de oponerse a ese sistema y no recibir salario.

Alcides Gómez, secretario general del sindicato de médicos, confirmó que comenzaron a registrar su jornada laboral, como lo estableció la norma de control interno, a partir del el último día de enero.

Gómez expuso que no tuvieron otro camino debido a que ninguna de las instituciones a las que acudieron les prestó atención.

Los médicos acudieron a la Corte Suprema de Justicia, a la Fiscalía General, al Tribunal del Servicio Civil, a la Procuraduría de Derechos Humanos, el Ministerio de Trabajo y a la Presidencia de la República.

"Ahí es donde aparentemente existe una confabulación en contra de aquel que les diga las cosas con la que no están de acuerdo. Qué vamos hacer entonces", acotó Gómez.

En julio los doctores fueron notificados que debían dejar de firmar el libro de control de asistencia y usar el reloj biométrico, tras la entrada en vigencia de la Normas Técnicas de Control Interno Específicas del Hospital nacional Rosales, publicado en el Diario Oficial el 7 de mayo de 2014.

A más de 100 médicos del Rosales se les descontó el salario por no usar el reloj biométrico, Gómez dijo que ese dinero ya lo ven perdido porque nadie les resolvió.

En ese tiempo, los especialistas hicieron pública una serie de deficiencias por las que atraviesa el hospital.

"En diciembre le dijimos a la ministra, doctora ya le marcamos devuélvanos nuestro dinero; no, ellos van a castigar a cualquiera que les diga lo que ellos no quieren oír, el que les diga que esté país está colapsado", acotó Gómez.

Los médicos estiman que los descuentos rondan cerca del millón de dólares. Al inicio unos 150 especialistas participaban en el movimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación