Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Especialista advierte sobre casos de influenza estacional

Infectólogo afirma que ya está circulando el virus de la también llamada influenza A. Esta enfermedad requiere de mayor cuidado porque puede evolucionar rápido a neumonía. La única forma de prevenirla es la vacunación.

En 2014 el Ministerio de Salud lanzó una campaña para vacunar contra la influenza A.

En 2014 el Ministerio de Salud lanzó una campaña para vacunar contra la influenza A.     | Foto por EDH

La influenza A o también llamada estacional ha hecho su aparición. Según el doctor Jorge Panameño, infectólogo privado, el virus causante de esa enfermedad ya está en el país y en su consulta ha empezado a ver algunos casos.

“Quiero advertir que ya está circulando el virus de la influenza A y que se esperan otros del tipo B; y que la población debe mantenerse en ese sentido alerta, que la influenza es otra enfermedad delicada”, explicó Panameño.

El especialista llamó a la población a que, si lo puede hacer, se vacune contra la influenza A porque estamos en la temporada en que hace su aparición; y de hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que esa es la forma más eficaz de prevenir la infección.

Sin embargo, hasta el momento se desconoce si el Ministerio de Salud  (Minsal) tiene previsto realizar alguna campaña de vacunación contra este virus.  

La última campaña de vacunación para prevenir la influenza A se realizó en abril de 2014 en el marco de la 12o. Semana de Vacunación de las Américas.  

El virus de la influenza estacional viene más desde América del Norte, donde - según el galeno - ya está circulando; y viene también a través de los patos que migran del Norte hacia el Sur.

“Yo ya estoy viendo casos. He tratado y diagnosticado casos con influenza”, aseguró.

De acuerdo con las palabras del infectólogo, el virus de la influenza A tiene un periodo de incubación que va de 24 horas a siete días una vez que la persona se ha expuesto al mismo.

Cuando se desarrolla genera  problemas en el sistema respiratorio superior caracterizado por congestión nasal: También se presenta fiebre, dolor de cabeza, tos seca, dolor en los músculos y articulaciones, entre otros.

Sostiene que no hay que confundir la influenza estacional con resfriado o catarro común: “la influenza es una enfermedad mucho más comprometedora  del estado físico del paciente, que lo obliga muchas veces a guardar reposo en cama, a diferencia de un resfriado o catarro común que no va a pasar de tos y congestión nasal sin fiebre”.

¿La gripe estacional es peligrosa?

Es especialmente peligrosa para las personas que están en los extremos de la vida, es decir para los muy chicos y para los de la tercera edad, expuso.

De igual forma representa un peligro para personas obesas, embarazadas, fumadores, portadores de enfermedades crónicas como neumopatías, enfermedad renal crónica, enfermedad crónica del hígado y los asmáticos, entre otros.

El doctor Panameño explica que la evolución de la influenza a la neumonía se da rápidamente. “Después de tres días puede haberse convertido en eso. No es una enfermedad sencilla, es de mucho respeto”, comentó.

De igual manera la influenza puede degenerar en infecciones de los oídos, como otitis, sinusitis y hasta meningitis, aunque la complicación más grave y temida es la neumonía.

De allí que la recomendación del médico es que las personas deben consultar en cuanto presenten fiebre, sobre todo si padecen enfermedades crónicas.

La influenza estacional le da la vuelta al mundo todos los años y según lo externado por el infectólogo privado, cada 40 años se produce una pandemia. “Acabamos de pasar la última pandemia que tuvimos en el 2009, con la variedad A H1N1, conocida como la gripe porcina”, recordó.

Los datos de la OMSseñalan que hay tres tipos de gripe estacional: A, B y C. 

Los virus de la gripe tipo A se clasifican en sub tipos, en función de las diferentes combinaciones de dos proteínas de la superficie del virus(H y N).  

Cómo tratar la enfermedad

El doctor Jorge Panameño explica que el tratamiento se puede dividir en dos tipos: específico y de soporte. El de soporte se da a todo el mundo.

Dependiendo de ciertas características del paciente (hipertensión, diabetes, glaucoma y alergias) se maneja con una combinación de medicamentos que contienen acetaminofén, paracetamol, antitusivos, antialérgicos, en  tableta o jarabe.

El tratamiento específico ya involucra el uso de antivirales diseñados para afectar al virus de la influenza, entre estos se encuentran los inhibidores neuraminidasa como la Amantadina, Rimantadina, Oseltamivir, Zanamibir. No se automedique, visite al doctor.

“Llamo a la población a vacunarse contra la influenza, aquellos que puedan hacerlo”. Jorge Panameño, infectólogo privado.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación