Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escuelas sin dinero para pagar papelería, sueldos y servicios

A algunos están a punto de cortarles los servicios básicos por falta de pago

La Escuela Parvularia María Luisa Marcia, de La Unión, atienden 760 niños. Foto EDH / INSY MENDOZA

La Escuela Parvularia María Luisa Marcia, de La Unión, atienden 760 niños. Foto EDH / INSY MENDOZA

La Escuela Parvularia María Luisa Marcia, de La Unión, atienden 760 niños. Foto EDH / INSY MENDOZA

Los centros educativos públicos de enseñanza parvularia y básica del país están experimentando serias dificultades para funcionar, debido a que el Ministerio de Educación (Mined) no les ha depositado el dinero correspondiente para comprar materiales didácticos, hacer arreglos en las instalaciones, reparar equipos, entre otros.

Eso es lo que confirmaron ayer los directores de centros educativos y los representantes los gremios docentes Bases Magisteriales y Simeduco.

Hay casos de instituciones como la Parvularia María Luisa Marcia, de La Unión, que adeuda casi dos mil dólares a librerías en concepto de material didáctico, el cual usa para trabajar con los niños, explicó la directora, Olga Lemus.

Ella aseguró que una parte del bono que el Mined les asigna anualmente se invierte en mantenimiento de las instalaciones, pero además sirve para comprar material didáctico y los ingredientes para la alimentación de los 760 niños que están matriculados en ese centro.

"El primero (bono) ya debería estar depositado, pero hasta la fecha seguimos a la espera. No sabemos qué atraso hay. Solo hemos firmado recibos, pero el dinero no y ese problema lo tenemos todos los centros educativos", aseveró la educadora.

La semana anterior otras instituciones de La Unión, como el Centro Escolar Victoria Zelaya, Centro Escolar Hugo Lindo, Centro Escolar Club de Leones y el Centro Escolar de Educación Especial dieron a conocer que no han recibido los fondos, de los cuales en algunos de los casos también utilizan para cancelar el salario de docentes que no son cubiertos por la cartera de Educación.

Sin embargo, los secretarios generales de Bases Magisteriales y Simeduco, Paz Zetino Gutiérrez y Francisco Zelada, respectivamente, afirmaron que la mayoría de centros educativos públicos del país, incluyendo los de enseñanza media, están entrando en crisis por la falta del dinero para funcionar.

"Nadie ha recibido. Los profesores (directores) lo que han recibido es una tercera parte de lo que significa el pago de horas clases y personal de servicio. De allí para funcionamiento no hay absolutamente nada", expresó Zetino Gutiérrez al destacar la preocupación del gremio por el retraso en la asignación de los fondos por parte del gobierno.

"Las escuelas ya están empezando a pedir fiado porque ya no pueden", agregó el docente quien la próxima semana demandará un encuentro con las autoridades para abordar también el problema de inseguridad.

Por su parte Francisco Zelada, quien es director del Centro Escolar Planes de Mariona, de Ciudad Delgado y dirigente de Simeduco, precisó que colegas de centros escolares de Ahuachapán, San Vicente y Santa Ana le han confirmado que aún están a la espera del dinero que utilizan para funcionamiento.

En la escuela que Zelada dirige, la situación es más complicada, porque a diferencia de otras instituciones, el Ministerio de Educación no les paga directamente las cuentas de agua y luz, sino que ellos tienen que cancelarlas de lo que les asigna en concepto de bono de funcionamiento.

"Ya nos van a cortar la luz eléctrica. Ya se nos venció el recibo que han salido 106 dólares", explicó en alusión a los dos meses de agua que adeudan a la Administración de Acueductos y Alcantarillados (ANDA).

Zelada está mucho más preocupado porque hay semanas completas que no reciben suministro de agua potable y para que los docentes y niños dispongan del recurso tienen que poner a funcionar una bomba de agua.

A eso suma que si los técnicos desconectan el suministro también se verán obligados a pagar multa y la reconexión del servicio a la autónoma.

"Esta misma situación la tienen varios centros educativos que han tenido que hacer préstamos", precisó el director del Centro Escolar Planes de Mariona, al tiempo de insistir que en los centros se resiente la falta de papelería y otros recursos como tóner para trabajar en el área administrativa, y sobre todo de material didáctico, para cumplir el proceso de enseñanza aprendizaje con los educandos.

"Cada detalle no se puede cubrir por falta de dinero. Sabíamos que esto iba a ocurrir por la campaña. Se dedicaron a decir que esta vez sí iban a depositar a tiempo y lo que hicieron fue nada más depositar el pago de los salarios de los trabajadores administrativos, pero con dos meses de atraso. De allí para allá no han depositado", argumentó el también dirigente gremial.

Según expresó, a estas alturas de marzo los centros no disponen de fondos para pagar el salario a los empleados administrativos y algunos docentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación