Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dueño de Linda Vista Gardens sigue sin aclarar sobre permisos

No confirmó si tiene los permisos de la alcaldía de Santa Tecla

Vista parcial de la segunda etapa del proyecto Linda Vista Gardens, sobre el cual se han hecho declaraciones contradictorias sobre los permisos y la actuación del Marn.

Vista parcial de la segunda etapa del proyecto Linda Vista Gardens, sobre el cual se han hecho declaraciones contradictorias sobre los permisos y la actuación del Marn.

Vista parcial de la segunda etapa del proyecto Linda Vista Gardens, sobre el cual se han hecho declaraciones contradictorias sobre los permisos y la actuación del Marn.

La "normalidad" dentro de Linda Vista Gardens fue interrumpida ayer por el repentino anuncio del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) que había ordenado suspender de forma indefinida las obras de ampliación del lugar.

Obreros, albañiles y otros empleados de Pedro López Galindo, propietario del proyecto, guardaron sus herramientas y dejaron de construir hasta que se entregue el Estudio de Impacto Ambiental solicitado. Todo era incertidumbre y soledad. Ni un ladrillo más hasta nuevo aviso.

Por segunda ocasión este periódico visitó a López Galindo en su propiedad, donde también está su residencia particular. Esta vez se le cuestionó sobre el incumplimiento de ordenanzas municipales para iniciar la ampliación de Linda Vista Gardens y se le pidió que mostrara los documentos que autorizan a su constructora, Grupo Tecnología, Ingeniería y Construcción (GTIC), a intervenir en una zona que supera los 1,000 metros sobre el nivel del mar.

Sobre esto no se obtuvo respuesta. Sin embargo, el propietario aseguró que los trámites para obtener los permisos en el Marn "llevan más de dos años" en la institución. Esto no coincide con la información de la base de datos de tiempo de respuesta a permisos ambientales del MARN, según la cual la solicitud fue presentada el 11 de noviembre de 2014.

Además se constató que la maquinaria, propiedad de López Galindo a través de GTIC, estaba parqueada, lo cual contrasta con lo visto en anteriores visitas.

"No tengo nada que decir, las obras ya están paralizadas, hay que esperar la respuesta del Ministerio, el daño sobre el proyecto ya está hecho", dijo de forma muy escueta López Galindo.

Se sondeó entre vecinos del lugar acerca de los últimos trabajos realizados y confirmaron que hasta ayer las obras seguían, incluso en horas nocturnas.

Estas, según explicó López Galindo, abarcan un hotel, salas de recepción, museos y teatros "como parte de un complejo artístico-cultural".

En la visita de El Diario de Hoy a Linda Vista Gardens también se intentó hablar con la representante legal de la sociedad, Debbie Verónica Flamenco de López, quien además ha diseñado la propuesta conceptual y arquitectónica del lugar.

Ella tampoco quiso informar sobre las autorizaciones y, al igual que López Galindo, evadió varias preguntas justificando "la pérdida de empleo" de los albañiles y trabajadores que viven en el cantón El Progreso a raíz de las recientes investigaciones periodísticas.

Sobre la celebración de la boda de Nayib Bukele, candidato a la alcaldía de San Salvador por el FMLN, en Linda Vista Gardens el mes de diciembre de 2013, López Galindo insistió en que se trató de un "negocio entre privados" y que es parte de las actividades a las que se dedica la sociedad, tanto en relación al montaje de eventos como otros servicios de hostelería.

Las obras implican la intervención de un terreno de 21,422.14 metros cuadrados en un área susceptible a deslizamientos, según lo ha constatado el MARN.

En este sentido otros organismos medioambientales como la Unidad Ecológica Salvadoreña (Unes) han reiterado que los permisos ambientales son necesarios porque antes de intervenir un territorio se debe determinar si este es o no un punto de recarga acuífera o si modificarlo implica riesgo de deslizamientos de tierra, sobre todo en una zona cercana a asentamientos urbanos.

La normativa municipal que regula el uso de suelo en Santa Tecla, vigente desde 2007, cuando el actual vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, era edil, indica que en zonas de riesgo y de máxima protección solamente se pueden ejecutar "proyectos eco-turísticos, parques naturales y actividades de investigación científica". Se desconoce si esa norma fue derogada, aunque las actuales autoridades municipales tecleñas ya indagan al respecto.

López Galindo se desmarcó de obras aledañas pese a que las denuncias de los lugareños dicen que se ha utilizado "su maquinaría" y hasta equipos del MOP para llevarlas a cabo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación