Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos meses sin recibir fármaco para hipertensión

El 9 de enero, en Punto Seguro dijeron que no había atenolol en ninguna farmacia del ISSS

Derechohabientes hacen fila para recibir sus medicamentos en una farmacia del Seguro Social. foto edh /ARCHIVO

Derechohabientes hacen fila para recibir sus medicamentos en una farmacia del Seguro Social. foto edh /ARCHIVO

Derechohabientes hacen fila para recibir sus medicamentos en una farmacia del Seguro Social. foto edh /ARCHIVO

Miriam de Flamenco es una pensionada que lleva años en tratamiento por la hipertensión arterial en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS); para controlarle la enfermedad, el médico le prescribe el fármaco atenolol.

El problema que enfrenta la derechohabiente es que desde hace dos meses el ISSS no le entrega el fármaco, en las ventanillas y en Punto Seguro le han dicho que no hay en existencia.

"Me dicen que no hay, que no hay, que espere a que vengan, entonces me muero", comentó de Flamenco.

Cada mes, en el ISSS le entregan 30 pastillas de atenolol. El 2 de diciembre del año pasado se acercó a la farmacia Metrogalerías, pero le dijeron que no había, por lo que la tuvo que comprar.

El 2 de enero volvió a reclamar sus pastillas, pero la respuesta fue la misma: "No hay, entonces tengo que comprarla porque la necesito", comentó.

Ante el desabastecimiento, la pensionada consultó si podían reintegrarle el dinero de la compra de los medicamentos, pero le dijeron que no, que no estaba autorizado el reembolso para ese tipo de producto.

Le dieron dos alternativas: una, que espere a que el ISSS esté abastecido para que le entreguen el fármaco, y la otra es que la compre y haga la solicitud de reintegro del dinero, pero un comité debe determinar si se lo devuelven no, y ese proceso tarda cinco semanas.

"El punto no es que me regresen el dinero, sino que a todo mundo le están diciendo no hay, pero como nadie se queja", añadió Miriam.

Las 30 tabletas en la farmacia le costaron $10.58 con el descuento.

Dice que es frecuente que falte algún tipo de medicina en el Seguro Social, pero las personas acostumbran a quedarse calladas.

"Es importantísimo que nos den esa medicina para la hipertensión, me puedo morir si no me la tomo", acotó la señora de Flamenco.

Lilian es otra pensionada que está en tratamiento por hipertensión con el mismo medicamento y que desde diciembre de 2014, en el ISSS, no le despachan los fármacos.

En diciembre del año pasado "me dejaron atenolol y me dijeron que no había en ninguna unidad", comentó.

En enero de este año volvió a preguntar y seguían sin tener el medicamento, en Punto Seguro, asegura ella, le dijeron que ya no lo tendrían.

Por ello fue con el doctor y le pidió que le cambiaran el tratamiento, le recetaron enalapril, pero dice que no le cae bien.

"No me han dado el atenolol, me pasaron con el médico y dijeron que me debían tratar para ver si me caía bien el enalapril, pero no me cae bien porque me está dando taquicardia", comentó la señora en tono de preocupación.

El viernes 9 de enero se llamó a Punto Seguro para preguntar en qué farmacia tenían atenolol y dijeron que en este momento no había en ninguna.

Se les cuestionó si tenían fecha en que ya tendrían el producto, dijeron desconocerlo, que lo mejor era consultar en los próximos días, agregaron que tampoco había autorización para reintegrar dinero por este tipo de producto.

El viernes 9 de enero se solicitó una respuesta a este problema a la jefatura de Prensa del Seguro Social, pero no fue atendida.

Roxana Durán es otra usuaria del ISSS que ha tenido que sacar dinero de su bolsillo para comprar las medicinas que en el ISSS no hay. La derecho habiente lleva dos meses sin que le despachen levotiroxina, un fármaco para tratar problemas de la tiroides y el omeprazol, para tratar el reflujo gastroesofágico y a su padre no le dieron metformina para la diabetes.

Ella asegura que en diciembre fue a buscar los medicamentos y le dijeron que no había, el viernes 9 de enero fue nuevamente a buscar el producto y no volvió a encontrar.

A principio de diciembre de 2014, el director de la entidad, Ricardo Cea, manifestó que el abastecimiento de medicamentos en la institución era de más del 99 por ciento, que de 608 fármacos del listado oficial solo dos no tenían.

En octubre de 2010, la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia ordenó al ISSS reintegrar el dinero de los gastos al derechohabiente cuando no haya en existencia el producto recetado, previa comprobación departe del ISSS.

Médicos del ISSS manifestaron que cada mes les trasladan la lista de productos desabastecidos, para que no los receten y para que no quede registro de la escasez, esta la regresan a las autoridades de las unidades médicas.

Recientemente, la lista que circuló contenía diez medicamentos desabastecidos y dos que se retiraron del Listado Oficial de Medicamentos.

Los que no hay en algunas unidades: levotiroxina de 100 mg para tratar la tiroides; polimixina+ neomicina+ hidrocortisona, un ungüento para oídos; hidroxicina para tratar la alergia; formoterol para pacientes asmáticos; atenolol para la hipertensión; atorvastatina, para colesterol y triglicéridos; glimepirida para la diabetes, esta solo se está despachando en las farmacias Cefafa; metilo, alopurinol para tratar ácido úrico y la budesonida, un esteroide.

Además se retiraron del listado el shampoo alquitranado para la caspa y la polimixina+ neomicina+ dexametasona para los ojos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación