Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Doctora interpone nueva demanda contra el Seguro

 Busca que una comisión multisectorial evalué su caso y determine si puede seguir laborando

Yolanda Lemus trabaja en la Unidad Médica Atlacatl del Seguro Social, ella tiene varias enfermedades

Yolanda Lemus trabaja en la Unidad Médica Atlacatl del Seguro Social, ella tiene varias enfermedades | Foto por Yamileth Cáceres

Yolanda Lemus trabaja en la Unidad Médica Atlacatl del Seguro Social, ella tiene varias enfermedades

Yolanda Lemus, una mujer con una serie de problemas de salud, libra una nuevo litigio  laboral con las autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

La doctora quien está empleada en el ISSS desde 1989  sostiene que debido a su condición de salud ya no puede trabajar por lo que solicitó al subdirector de Salud, Benjamín Coello, que su caso sea evaluado por una comisión multidisciplinaria que determine sí está apta para seguir desempeñándose como médico o no.

Lemus asegura que hace un año, envió una carta al director, Ricardo Cea, en la que le exponía su situación, pero hasta el momento no ha recibido respuesta y su condición de salud ha desmejorado.

Ella labora en la clínica metabólica de la Unidad Médica Atlacalt y desde el 6 de agosto de este año está incapacitada, el 6 de octubre debe regresar a la clínica, pero Lemus dice que no está apta para atender pacientes y su salud puede empeorar.

Ella tiene insuficiencia renal, sus riñones trabajan en un 27 por ciento, hipotiroidismo, problemas cardíacos y recientemente le detectaron una hernia discal (un desplazamiento de uno de los discos intervertebrales de la columna)  que la mantiene prácticamente postrada. 

Para caminar lo hace con ayuda de una andadera o un  bastón. En los dos últimos años su salud ha deteriorado, su peso es de 89 libras.

Ante la situación que atraviesa y no obtener respuesta de las autoridades, el 24 de septiembre interpuso una nueva demanda ante la Procuraduría de Derechos Humanos, en octubre de 2011 hizo la primera demanda, en ese periodo logró que le redujeran sus horas laborales, pero al mejorar su condición solicitó que le trasladarán de nuevo a sus pacientes.

La doctora considera que puede tener problemas por las constantes incapacidades médicas que le otorgan y  por las prorrogadas constantes, según recoge el documento firmado ante la Procuraduría.

Lemus expresó que el problema es que las autoridades muchas veces consideran que las incapacidades se dan por complacencia, es por ello pidió que su caso sea evaluado por todos los médicos especialistas que la atienden. 

El lunes, el fisioterapista le manifestó que en esas condiciones ella ya no puede seguir laborando.

“Indica que ha seguido trabajando por sus necesidades, pero ha sido objeto de maltrato laboral por parte de médicos y enfermeras de su lugar de trabajo, refiriéndose a ella como “hay viene el gato seco””, está plasmado el la demanda.

La doctora solicitó a la PDDH intervenir dado que se encuentra mal de salud y eso no es considerado en su lugar de trabajo “que busca una reducción de su carga laboral y sean otorgada las incapacidades que sean necesarias, así como que no haya más malos tratos.

Lemus añadió que si las autoridades consideran que puede trabajar que la trasladen a la clínica comunal de San Antonio Abad, que le queda cerca de su lugar de habitación, pero que no se le asigne trabajo de campo por los problemas de hernia discal.

La doctora agrega que tiene temor de represalias, que de la Procuraduría la llamaron para informarle que las autoridades del ISSS habían enviado su expediente clínico al área de Medicina de Trabajo para analizar el caso, pero ella considera que el proceso no está claro y pide transparencia.

El lunes se pidió información a las autoridades del Seguro Social, a través del área de Prensa, solo dijeron que estaba en trámite, solicitaron antecedentes y una guía de preguntas, pero no otorgaron ninguna declaración.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación