Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dirección de Medicamentos negó información a farmacéuticas

El Instituto falló el 2 de mayo. Según la ley, el laboratorio puede apelar ante la CSJ

Dirección de Medicamentos negó información a farmacéuticas

Dirección de Medicamentos negó información a farmacéuticas

Dirección de Medicamentos negó información a farmacéuticas

Hasta el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ha llegado uno de los desacuerdos generados por la entrada en vigencia del Reglamento con base en el cual la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) ha fijado los precios máximos de venta para al menos seis mil fármacos.

El 2 de mayo, el IAIP emitió dos fallos en los que confirmó sendas resoluciones emitidas por la Oficial de Información de la DNM, Jeanne Marie Amaya, resoluciones que no satisficieron a los demandantes: Roche y Ethnor del Istmo, S.A.

En ambos casos, la oficial catalogó como "información confidencial" la base de datos que sirvió para determinar los precios internacionales de referencia. La decisión se basa en que, según el jefe de la Unidad de Precios de esa dirección, "la empresa suramericana que proporcionó las bases para dicho cálculo no brindó su consentimiento para divulgar la misma por razones de derechos de autor".

Según los documentos que sustentan los fallos 1-A-2013 (desfavorable a Ethnor) y 2-A-2013 (desfavorable a Roche), la base de datos fue solicitada por el apoderado de ambos, Jaime Ernesto Moisés Rodríguez Paredes.

El abogado solicitó "copia magnética o electrónica de la documentación en la que conste toda la información que habría servido de base para determinar el precio internacional de referencia a que se refiere el artículo 2 del Reglamento para la Determinación de los Precios de Venta Máximos al Público de los Medicamentos y su Verificación".

Esta información debería incluir, "pero no limitarse a", el detalle de los países de Latinoamérica, menos Centroamérica y Panamá, que se incluyeron para determinar el precio internacional de referencia y calcular los precios máximos de venta al público.

El 27 de febrero, la oficial de información de la DNM respondió a las solicitudes explicando que "la documentación que sirvió de base para determinar los precios internacionales de referencia no puede ser brindada por haber sido clasificada por la Unidad correspondiente como Información Confidencial".

Esa unidad consultó a la empresa sudamericana Clyna, S.A. si podía entregar la información solicitada y esta respondió que no.

¿La razón? La base de datos, denominada Kairos, está inscrita y protegida por la Dirección Nacional del Derecho de Autor de Argentina. "La misma no puede ser reproducida ni total ni parcialmente sin abonar los derechos correspondientes", escribió Claudia Bialuski, identificada como titular de esa información.

Los artículos 38 y 82 de la Ley de Acceso a la Información Pública establecen que ante una resolución de este tipo, el interesado en tener acceso a la información o su representante puede presentar un recurso de apelación ante el IAIP. Si lo solicitada en el recurso de apelación es denegado, el artículo 39 afirma que "quedarán a salvo las demás acciones previstas por la ley". Más adelante, el artículo 101 afirma: "Los particulares podrán impugnar las resoluciones negativas a sus pretensiones ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia.

El Diario de Hoy quiso saber si Roche apelaría la decisión del IAIP ante la CSJ. A través de correo electrónico se enviaron a la oficina de Comunicaciones de la empresa en Costa Rica una serie de preguntas para que las respondiera el gerente general, Álvaro Soto: "¿Por qué se solicitó esa información (la base de datos) a la DNM? ¿Por qué se apeló la resolución de la oficial de información de la DNM ante el Instituto de Acceso a la Información Pública? ¿Qué opinan del fallo emitido por el Instituto de Acceso a la Información en este caso? ¿Qué harán al respecto? ¿Comprará la base de datos? ¿Por qué?"

Por la misma vía, la oficina de Comunicaciones de Roche envió la respuesta de Soto: "Nuestra situación sigue siendo la misma que le comentamos la semana anterior. En estos momentos mantenemos nuestro diálogo con la Dirección Nacional de Medicamentos y nos encontramos a la espera de una comunicación oficial".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación