Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputados no están de acuerdo en que Petrocaribe sea deuda

Coinciden en que el acuerdo bilateral debe llegar a la Asamblea para conocer sus detalles

El Canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron el acuerdo de Petrocaribe el 2 de junio pasado. Foto EDH / Archivo

El Canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron el acuerdo de Petrocaribe el 2 de junio pasado. Foto EDH / Archivo

El Canciller Hugo Martínez y su homólogo, Elías Jaua, firmaron el acuerdo de Petrocaribe el 2 de junio pasado. Foto EDH / Archivo

El acuerdo energético entre el Gobierno de El Salvador y Venezuela, Petrocaribe, significaría una deuda que comprometería financieramente al país, coincidieron ayer diputados de ARENA, PDC y PCN.

Los legisladores Mario Marroquín, de ARENA; Rodolfo Parker, del PDC; y Mario Ponce, del PCN, coincidieron con el informe presentado el miércoles por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), en el que advierte que el acuerdo endeudará más al país, además de tener un carácter político.

"Nosotros compartimos la posición y la preocupación de tanques de pensamiento como Fusades y otros organismos que igual que nosotros estamos advirtiendo de la posibilidad de que esto se convierta en una deuda de país", indicó el diputado tricolor, Mario Marroquín.

Dijo que es preocupante que haya alcaldías del FMLN invirtiendo en el proyecto Alba Petróleos, y aseguró que el partido de Gobierno hará lo posible para que la deuda que asuma con Petrocaribe sea pagada por el país.

"Desafortunadamente en estos momentos la aritmética legislativa, con los partidos que votan con ellos (FMLN), que está demostrado, hace suficiente número para que esto (acuerdo con Petrocaribe) pueda ser aprobado", aseguró.

A juicio del tricolor, es importante que en las próximas elecciones legislativas cambie la correlación legislativa para evitar que haya partidos "apéndice del Gobierno" que den sus votos por el proyecto energético.

Por su parte, Parker consideró que el problema de fondo radica en que no se vaya a firmar un acuerdo donde sea el país el que asuma la deuda con Petrocaribe.

"No sé si el tema está tanto en que entre o no a la Asamblea Legislativa. El tema está en que no vayan a querer cargar al pueblo salvadoreño y a las futuras generaciones semejantes deudas. Ese es el punto", acotó.

Otro punto en el que Parker advierte peligro es en que el acuerdo "no está siendo nada transparente".

Precisamente, una de las más importantes conclusiones del informe de Fusades es que, en el caso de Nicaragua, el acuerdo está exento del control de la Corte de Cuentas porque no es considerado una deuda soberana.

"En ningún momento podrá pretender nadie, ni siquiera los funcionarios que pueden creer tener el poder absoluto del país, que el pueblo salvadoreño asuma una deuda como soberana sin que haya intervenido una representación popular de la Asamblea Legislativa arriba de la mayoría calificada", agregó Parker.

Además, sostuvo que uno de los recursos para evitar que esto se haga realidad es denunciarlo, además de poner atención que no haya intenciones de otros grupos parlamentarios de aprobarlo "de forma subrepticia".

En tanto, el pecenista Mario Ponce afirmó de forma tajante que para que haya una deuda soberana, según la Constitución, cualquier proyecto debe pasar por aprobación del Congreso.

"El votar por parte de la Asamblea un convenio, automáticamente nos comprometemos como Estado a que eso se cumpla y honrar esa deuda. Cualquier compromiso, sin el aval de la Asamblea, no hay garantía soberana. Por lo tanto tendrán que pagar esos compromisos de su bolsillo los que han firmado", aseguró Ponce.

"Proyecto político"

Para los legisladores, además, Petrocaribe tiene un componente político, pues advierten que hay réditos para el partido de izquierda. Es más, el diputado arenero señaló que éste se ha visto beneficiado por Venezuela en la campaña electoral presidencial.

"Siempre hemos dicho desde sus orígenes que esta es una estrategia política del difunto expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, para tener un dominio geopolítico en varios países y eso es una realidad, y lo observamos plenamente aquí, que en la campaña electoral tomaron una posición dando financiamiento, spots publicitarios, totalmente a favor del FMLN", aseveró.

Por el mismo motivo, Ponce afirmó que su partido no tiene intenciones de dar sus votos por un proyecto como Petrocaribe. "No estamos interesados en votar un proyecto que es político partidario del FMLN con sus aliados de Venezuela", acotó.

Por su parte, Parker dijo que este proyecto tiene beneficiarios más allá de los salvadoreños. A su juicio, Petrocaribe ha sido un acuerdo para "beneficiar de una forma subterránea a actores sobre lo cual no existe nada transparentado".

Este ha sido también uno de los argumentos expuestos por Fusades en su informe, elaborado por los departamentos de estudios legales y políticos, en el que señalan que la firma de este convenio no implique adhesiones por parte de El Salvador en foros internacionales, o que se convierta en una herramienta para pagar apoyo en eventos electorales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación