Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Delicado, niño con 60 % de cuerpo quemado

Según el Ministerio de Salud, el menor de edad "se debate entre la vida y la muerte".

De acuerdo con disposiciones legales, los niños no pueden manipular pirotécnicos sin supervisión de un adulto.

De acuerdo con disposiciones legales, los niños no pueden manipular pirotécnicos sin supervisión de un adulto.  | Foto por EDH

De acuerdo con disposiciones legales, los niños no pueden manipular pirotécnicos sin supervisión de un adulto. 

El niño que, según sospechan las autoridades, resultó con quemaduras de tercer grado en el 60 % de su cuerpo mientras elaboraba pirotécnicos, está delicado.

Su caso es quizá el más doloroso entre los 151 casos de menores de edad y adultos que resultaron quemados con pólvora entre el 1 de noviembre y el 4 de enero. Aunque hubo 35 casos menos que en el mismo período de 2013, las autoridades consideran que lo ideal sería que no hubiese ninguno.

La mayoría de afectados, 90 casos, resultaron quemados mientras encendía pólvora. Otras 37 personas resultaron afectadas por estar en un sitio donde otra persona quemaba pirotécnicos. Otras 4 personas se quemaron mientras fabricaban pólvora, entre ellas se contabiliza al menor de edad con el 60 % de su cuerpo afectado.

Él es uno de los 29 casos de niños quemados que fueron atendidos en el hospital Bloom entre el 1 de noviembre y el 4 de enero.

Los más afectados, los niños

De los 29 casos, el 80 % corresponden a varones, la mayoría entre los 5 y los 9 años (14) y el resto entre los 10 y los 17 (10). Pero también hubo un niño de 4 años que resultó quemado por que un cohete que tenía en el bolsillo explotó. Al menos 10 de estos casos corresponden a quemaduras grado II; mientras que en 10 casos los niños se lesionaron los ojos. De los 29 casos, 22 necesitaron ser hospitalizados.

La mayoría de casos atendidos en el Bloom ocurrieron entre el 24 de diciembre y el 4 de enero. El Minsal señala un incremento del 12 % respecto a 2013.

Hasta ayer había 9 pacientes ingresados. Solamente uno de ellos estaba en la UCIP, debido a una quemadura grado III en el 60 % de su cuerpo. Se trata de uno de los menores de edad que estaba al interior de la fábrica clandestina de pirotécnicos que se incendió el pasado 12 de diciembre en Tonacatepeque, San Salvador.

Según las autoridades, el pirotécnico que más adultos y niños quemados dejó fue el mortero (38 casos), le siguieron: la pólvora china (30 casos), el volcancito (19 casos), el cohetillo (18 casos), y el silbador (16 casos).

De los 151 casos de quemados entre el 1 de noviembre y el 4 de enero, el 60 % corresponde a menores de 18 años. "Se nos siguen quemando más niños que adultos", afirmó el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza.

El mayor número de quemados procedía los departamentos de: San Salvador, La Libertad y Santa Ana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación