Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Defensa de De Escobar: nohay caso que juzgar en Asamblea

Lizandro Humberto Quintanilla, defensor de la diputada de ARENA, Ana Vilma de Escobar, afirma que no existe "lesividad de un bien jurídico", ante la revelación de Funes en un acto público que no había daño a su "imagen"

Abogados de la diputada Ana V. de Escobar: Lizandro Quintanilla (izquierda) y Ricardo Martínez. foto edh / lissette monterrosa

Abogados de la diputada Ana V. de Escobar: Lizandro Quintanilla (izquierda) y Ricardo Martínez. foto edh / lissette monterrosa

Abogados de la diputada Ana V. de Escobar: Lizandro Quintanilla (izquierda) y Ricardo Martínez. foto edh / lissette monterrosa

El mismo expresidente Mauricio Funes le dio, sin querer, a la defensa de la diputada Ana Vilma de Escobar, la principal prueba de descargo en su favor y de que es innecesario el antejuicio que se le sigue, reafirmaron sus abogados.

Ellos se basan precisamente en declaraciones que el exgobernante formuló el pasado 7 de mayo cuando afirmó que no se sentía "dañado en su honor" por la legisladora.

De Escobar y el también diputado tricolor, Roberto d'Aubuisson, fueron acusados por Funes de calumnia y difamación por haberlo vinculado en el accidente de un Ferrari en el redondel Masferrer, en la colonia Escalón, el pasado febrero.

El abogado Lizandro Humberto Quintanilla, defensor de la diputada De Escobar, declaró que el mismo Funes manifestó que no se siente dañado en su honor por De Escobar ni por D'Aubuisson.

Quintilla argumenta que el pasado 7 de mayo, tras la celebración el Día del Soldado en la Escuela Militar, Funes expresó públicamente: "El problema no es si dañaron mi imagen o no. Aquí no es un problema de carácter personal. El problema es de un estilo de hacer política que debemos erradicar del país".

"Si él (Funes) no se siente dañado en su honor, ¿qué estamos haciendo entonces en esta comisión?", cuestionó Quintanilla.

Añade que lo anterior tiene base jurídica y lo demostraron en la sesión del 27 de mayo de la comisión especial que ventila el caso.

"Ese video es una prueba de que no hay lesividad de un bien jurídico", aseveró Quintanilla.

En seguida justifica que si Funes admite que no hay daño a su imagen, el trabajo que realiza el Congreso por desaforar o no a los diputados en mención debería suspenderse, no solo porque no hay razón para la investigación, sino también porque la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia tiene que emitir una sentencia sobre el procedimiento de antejuicios que sigue la Asamblea.

En la CSJ

Los abogados advirtieron que la Sala de lo Constitucional admitió hace un mes una demanda en la que piden se declare inconstitucional la reforma que la Asamblea Legislativa aprobó a los artículos 120, 121 y 124 de su Reglamento Interno, para poder iniciar antejuicios sin que el Fiscal General los pida expresamente.

De acuerdo con el abogado Quintanilla, mientras la Sala de lo Constitucional no dé una resolución final sobre el recurso a los artículos del Reglamento en mención, el trabajo que realiza la comisión especial es en vano.

Actualmente, y a raíz de la acusación de Funes, los legisladores De Escobar y D'Aubuisson son procesados por una comisión especial legislativa, la que deberá decidir si les retiran el fuero para que enfrenten la justicia.

De hecho, la comisión que sigue el caso de la diputada De Escobar se encuentra en este momento en la fase de recopilación de pruebas.

Sobre este punto, Quintanilla explicó que pidieron a la presidenta del comité, la diputada del FMLN, Jackeline Rivera, que pida toda la documentación que, según dijo, podría demostrar que la legisladora no es culpable de los delitos que Funes le atribuye.

"La defensa pidió a la comisión que remita el informe completo de la Policía, el libro de novedades de la Policía de Tránsito Terrestre, la nómina de todos los agentes que participaron en esa misión, el expediente clínico completo desde la entrada y la salida de Funes, la nómina del personal médico, paramédico, de enfermería y administrativo que atendió al señor Funes, que ponga a disposición el pasaporte, queremos ver si viajó o no viajó", acotó.

La defensa también solicitó la copia de una publicación de un periódico digital que revela la entrevista que le hicieron a una persona que dice ser testigo de que Funes se encontraba en el lugar del accidente del Ferrari. Esta prueba fue presentada a la comisión especial, aseveró.

En torno a esto, Funes ha insistido en que no se encontraba en el país cuando se produjo el percance, sino que ese día regresaba de una reunión que sostuvo con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

También se ha defendido cada vez que aparece en público diciendo que su fractura de cadera fue producto de una caída que sufrió amarrándose las cintas de sus zapatos.

Luego indicó que el diagnóstico médico después de varios análisis fue que padece de artrosis por lo cual ha sido sometido a intervenciones quirúrgicas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación