Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cristiani entrega una de las copias de Acuerdos de Paz

El expresidente tenía una copia original y otras dos quedaron en manos del dirigente del FMLN, Schafik Handal, y de la ONU, se explicó

Sánchez Cerén recibe del expresidente Alfredo Cristiani la copia de los Acuerdos de Paz que conservaba. Coincidieron en que diálogo es fundamental para el país. FOTOS EDH / MARVIN RECINOSGeneral Mauricio Vargas, Ana Guadalupe Martínez, Eduardo Sancho

Sánchez Cerén recibe del expresidente Alfredo Cristiani la copia de los Acuerdos de Paz que conservaba. Coincidieron en que diálogo es fundamental para el país. FOTOS EDH /...

Sánchez Cerén recibe del expresidente Alfredo Cristiani la copia de los Acuerdos de Paz que conservaba. Coincidieron en que diálogo es fundamental para el país. FOTOS EDH / MARVIN RECINOSGeneral Mauricio Vargas, Ana Guadalupe Martínez, Eduardo Sancho, Salvador Samayoa, Hernán Contreras Nidia Díaz, t

El escándalo político por la supuesta pérdida del Acta de los Acuerdos de Paz de 1992 quedó cerrado ayer cuando el expresidente Alfredo Félix Cristiani entregó solemnemente una de las tres copias originales que se suscribieron entonces, al presidente Salvador Sánchez Cerén.

Salvador Samayoa, uno de los firmantes de los pactos por parte de la exguerrilla del FMLN, dejó en claro todo de manera sencilla: los acuerdos de paz constaban de tres copias originales: una que le quedó a Cristiani que conservaba y entregó ayer, la otra al FMLN, el partido del presidente Sánchez Cerén, y la tercera a Naciones Unidas.

Con esa ceremonia en Casa Presidencial, a la cual asistieron como testigos de honor otros firmantes de los pactos, se cerró de una vez por todas ese capítulo de dudas alimentadas por figuras del Gobierno y del FMLN, que incluso hablaron de que se había cometido "delito" pero que nunca hablaron de la copia en poder del partido oficial.

Los acuerdos de paz constaban de "tres copias originales: una se la quedó Schafik Handal, del FMLN; la otra se la quedó Freddy (Cristiani), por parte del Gobierno, y la otra se la quedó Javier Pérez de Cuéllar (entonces secretario general) de las Naciones Unidas", remarcó Samayoa.

En seguida, el exdirigente guerrillero reconoció que Cristiani "nunca estuvo obligado por alguna ley en específico a entregar" la que él conservaba.

Pero más allá de esto, el presidente Sánchez Cerén y varios firmantes recordaron que es importante continuar con el consenso y el diálogo entre todos los sectores para construir políticas ante los problemas nacionales.

"Estos documentos tienen un valor importante para la historia de nuestro país, no solamente porque declara el fin del conflicto armado en El Salvador, sino porque marca el inicio de una nueva era, el inicio de la transición hacia la democratización de la sociedad", declaró el mandatario.

Cristiani mostró un semblante de satisfacción y confianza durante la entrega del Acta de los Acuerdos, firmados entre el Gobierno y el FMLN en Chapultepec, México, con lo cual se puso fin a más de 12 años de guerra interna.

Por su parte, Samayoa destacó que el gesto del expresidente Cristiani representa y refleja la armonía que debe existir entre las fuerzas políticas del país, sobre todo porque es importante cimentar una política de la negociación entre políticos, sector privado y la sociedad civil.

"El hecho de que el expresidente (Cristiani) protegió el Acta y los documentos de los Acuerdos es una muestra de concordia. Creo que el saludo (posterior con Sánchez Cerén) es una muestra civilizada y amable de hacer las cosas, lo cual nos recuerda que debe de haber consenso y más acuerdos entre adversarios políticos", dijo Samayoa.

Sobre el diálogo, el firmante insistió en que las muestras de armonía entre fuerzas políticas antagónicas "son positivas", con énfasis en crear un Estado de Derecho con reglas claras y menos enfrentamientos entre todos los sectores.

"Es inevitable que haya diferencias, enfrentamientos o frustraciones, como las que hubo en el proceso de paz, pero la enseñanza es que no se deben de dar por terminadas las posibilidades de diálogo porque surgen dificultades", recordó Samayoa.

Mientras tanto, Sánchez Cerén — quien también firmó los Acuerdos de Paz en 1992 —enfatizó que el espíritu del actual gobierno es la búsqueda de alianzas, por lo que subrayó que se debe de construir un mejor país respetando el histórico Acuerdo.

"La existencia de estos documentos debe ayudarnos a tener presente la vigencia y la responsabilidad de construir el país que queremos. El espíritu de los Acuerdos de Paz es el que estamos poniendo en práctica con el diálogo y la búsqueda de consenso con los diversos sectores del país", agregó el Presidente.

De la firma de los acuerdos de paz "surge o se da el renacer de una cultura de la esperanza, de la paz, del entendimiento, de la comprensión, del diálogo, de la inclusión", subrayó.

Al Archivo General

Entre los firmantes presentes en la ceremonia, además de Cristiani, Samayoa y Sánchez Cerén, también estaban Hernán Contreras y Mauricio Vargas, quienes en aquella época representaron al Gobierno. Por la contraparte estuvieron Eduardo Sancho, Nidia Díaz y Ana Guadalupe Martínez, quienes eran parte de la comandancia general del FMLN en aquella época.

El secretario de Cultura, Ramón Rivas, confirmó que acelera el proceso para declarar los Acuerdos de Paz como "Bien Histórico Cultural de El Salvador" y que el resguardo estará a cargo del Archivo General de la Nación.

"Se realizarán los procesos al respecto pero no hay duda que el documento debe tener protección legal y física para estar al alcance de los salvadoreños", puntualizó Rivas, quien tampoco dio explicaciones sobre la otra copia que le quedó al FMLN.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación