Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cotizantes del IPSFA sin garantía de pensiones

Desconocen si fueron tomados en cuenta en la propuesta oficial de reforma de pensiones

Pensionados IPSFA están en incertidumbre

Los afectados proponen al Estado un desembolso anual de $36 millones anuales para que se pueda cubrir la deuda y el deber del pago de pensión a unos...

Los cotizantes del Instituto de previsión social de la Fuerza Armada (IPSFA) se encuentran en zozobra porque no existen fondos para el pago de sus pensiones y hasta ahora las distintas instancias a las que han acudido no les garantizan ese beneficio.

“Estamos preocupados y queremos hacer un llamado a todos los partidos políticos para que apoyen las iniciativas de financiamiento y se pueda cumplir con la responsabilidad de pagar pensiones”, indicó el general Jaime García.

El militar afirmó desconocer si el sector ha sido tomado en cuenta en la propuesta de reforma de pensiones que está elaborando el Ministerio de Hacienda, lo que los mantiene en la incertidumbre.

Ellos han intentado acercamientos con en el presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, a quien enviaron una carta el pasado 4 de julio con una propuesta de lo que el Gobierno podría hacer ante la problemática.

“Hasta la fecha no hemos tenido respuesta, entendemos que él tiene una agenda muy apretada, pero consideramos que él tendrá a bien convocarnos”, dijo García.

Los generales García y Carlos Eduardo Cáceres han iniciado un movimiento que ya aglutina unos 200 militares preocupados por la falta de fondos para pensiones; ellos afirman que el tiempo se agota tomando en cuenta que en septiembre se tiene que discutir el presupuesto para 2016.

“Esperamos que se tome en cuenta la cantidad de recursos que necesita el IPSFA para que sea asignado en el presupuesto de la defensa nacional, o por el mecanismo que se considere pertinente para que le lleguen esas pensiones a más de 23 mil familias”, afirmó García.
Los militares han planteado propuestas al gobierno, entre las que está que el Estado asuma las pensiones de invalidez causadas por el conflicto armado.

“Nosotros las hemos asumido desde los años 80 cuando comenzaron a crearse las primeras pensiones, queremos que el Gobierno asuma esa responsabilidad”, dijo el general Cáceres.

Agregó que la institución ha absorbido pensiones que debe saldar el Estado, situación que han planteado en reiteradas ocasiones.
Además, le solicitan al Estado que aporte $36 millones anuales para pago de afiliados, y la creación de un Concejo de Vigilancia, integrado por los pensionados.

Con ello pretenden que “las decisiones de aquí en adelante sean más transparentes y mejor acertadas”, sugirió Cáceres.
El sistema actual del instituto posee 23 mil pensionados y beneficiarios, así como 30 mil cotizantes activos, por lo que los militares afirman que existe un desbalance, ya que lo ideal es que haya unos 8 cotizantes por beneficiario de pensión.

La situación les permite pensar que los nuevos jubilados tendrán que adherirse al sistema privado de pensiones, aseguran.

Una situación anunciada

El panorama de falta de capital para pagar las jubilaciones se pronosticó desde 2005, cuando una a empresa argentina realizó un estudio que reveló que, de no existir reformas a la entidad, comenzaría a enfrentar problemas de capital en 2009 y finalmente en 2015 no tendría más fondos para pagar a los beneficiarios.

Cáceres señala que la reforma sugerida por dicho estudio era que el Estado debe asumir las pensiones de sobrevivencia y de invalidez que provocó el conflicto armado; además se planteaba el aumento en las edades de jubilación y el descuento del 2% de la cotización por el manejo de las pensiones.

“Las propuestas se le entregaron al presidente en turno y no realizó las reformas planteadas”, reprochó Cáceres.

Según el general retirado, las malas decisiones que se han tomado en materia financiera han agudizado la situación. Por ejemplo, explicó que en 2006, $40 millones que tenían colocados a plazo en un banco en el exterior, y que le rendían cerca de $400 mil mensuales, iban al fondo de pago de pensiones junto con las cotizaciones, y lo que rendían los préstamos hipotecarios servían para pago de pensiones.

“Pero la administración decide traerse esos fondos a El Salvador y la cartera financiera la convierte en una cartera inmobiliaria, y el IPSFA no está diseñado para ese tipo de inversiones” explicó.

De acuerdo al militar, los fondos comenzaron a invertirse en las instalaciones de la entidad, en apartamentos y en proyectos residenciales, los mismos que publican para venta en su sitio web.

“Ahí invierte el dinero, pero el retorno de esa inversión no llega y hay necesidad de pagar las pensiones, entonces comienzan a vender los inmuebles, venden la Casa Dueñas y  terrenos, porque no tienen dinero”, comentó Cáceres.

Venta de Cartera de Préstamos

De acuerdo a las declaraciones de los militares, el IPSFA vendió en marzo pasado la cartera de préstamos con la que contaba el instituto a un banco del sistema privado.

“Únicamente se entregó una carta de notificación que los préstamos pasaban a ser administrados por un banco. El punto es que se hizo de una forma inconsulta”, apuntó García.

El Consejo Directivo y de la Administración de la institución les notificó  que  con la finalidad de cumplir oportunamente con sus compromisos previsionales, realizó una operación financiera con un banco privado que consistía en ceder los derechos de créditos hipotecarios y de consumo, y un convenio para que el la entidad previsora  administre los pagos de los préstamos.

También les aclararon que   las características de esta operación, el banco no modificará ninguna condición de los créditos, como la tasa de interés, las cuotas de los seguros o la cuota de capital e intereses; sin embargo, ya no podrán gozar del beneficio de créditos como se los facilitaba IPSFA.

El pago de las cuotas al banco siempre estará a cargo del Instituto, el cual continuará percibiendo los pagos por medio de las planillas o por los medios usuales.

De acuerdo con los militares, las decisiones que se toman sin consultar a los cotizantes podrían evitarse si contarán con un Concejo de Vigilancia.

Gerente de Ipsfa evita dar declaraciones

El Diario de Hoy intentó conocer la versión de René Antonio Díaz, gerente general del IPSFA, pero el funcionario se negó a dar explicaciones.
“No, cuando hablo con El Diario de Hoy siempre se me arma ‘relajo’, por eso en esta ocasión prefiero no hablar”, fueron sus palabras.

Se intentó conocer el balance financiero del instituto en la página web, pero no se encontró.

En el portal de la entidad solo están los datos de ingresos previsionales registrados entre 2007 y 2012.

De acuerdo a los datos, la Fuerza Armada ha tenido ingresos previsionales ascendentes, reportando $21 millones 461, 930 en 2012. 
En cuanto a los pagos de pensiones, los datos también están actualizados hasta 2012. En ellos se da cuenta que se ha pagado $30.39 millones en pensiones por retiro, $3.42 millones por invalidez  y $11.79 millones de pensión por sobrevivencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación