Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conozca el top 25 de los municipios con menos alumnos y más inversión

El programa es más aprovechado en escuelas de la  zona rural que en la urbana de El Salvador. Docentes dicen que no garantiza permanencia de los escolares en el aula

Más presupuesto para refrigerio escolar, pero menos alumnos se benefician

A pesar de que los alimentos son un incentivo para los alumnos, la deserción continúa. La pobreza, la emigración y la violencia son los tres factores que alejan...

El municipios de  Santiago de la Frontera, en Santa Ana, destaca por estar al inicio de la lista de los municipios que han perdido más alumnos beneficiados con el refrigerio escolar al compara las poblaciones de 2012 y 2014. Al otro extremo está  Antiguo Cuscatlán, en La Libertad, que destaca por estar a la cabeza de los municipios que han incrementado su población escolar, en el mismo periodo mencionado.

Los listados mostrados en las gráficas fuero obtenidos de comparar los registros oficiales de 2012 a 2015, que el Ministerio de Educación brindó, a través de la Oficina de Información y Respuesta.

En Santiago de La Frontera, Santa Ana el número de estudiantes en 2012 y 2013 fue de  1,107 alumnos en cada año; sin embargo en 2014 bajó 612. Eso significa que tuvo una reducción de estudiantes inscritos en el programa del 44.72 %.

El presupuesto para el refrigerio escolar  destinado para ese municipio también ha tenido altos y bajo. 

En el año 2012 recibió  $12,674.59. Pero en  2013 fue de $15,792.23. Luego en 2014 disminuyó a $10,023.31.Y para este año es de $19.445.45

Lolotiquillo, en Morazán, es otro de los que refleja menos alumnos beneficiarios y una baja en su presupuestos para el refrigerio escolar durante 2012 al 2014.

Su reducción de alumnos fue del 32.08 %; aunque la caída de su presupuesto no fue tan significativa como Santiago de La Frontera, ya que disminuyó 2.84 %

En una situación contraria a los municipios anteriores están Jucuapa y Antiguo Cuscatlán;en donde la comunidad educativa sí ha crecido, al comparar los registro de los años 2012 y 2015.

Jucuapa, en Usulután, tiene un alza del 26.94 % (6,239 estudiantes en 2015); Antiguo Cuscatlán, La Libertad, con 22.01 % (2,273 alumnos en 2015).

Este año, la cifra de alumnos a nivel nacional es de 1,275,900, significa que perdió 44,948 respecto a 2014 cuando hubo 1,320,848. 

El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, dijo que la apuesta de 2016 en mantener la cifra de estudiantes de 2015 y partir con el presupuesto que también les asignaron este año.

“Estamos convencidos que con este recurso podemos hacer mucho más y lo vamos hacer porque hemos encontrado escuelas que le reportan 400 niños y tienen 300”, lo que significa que si lo multiplican por 3 o por cinco, pierden 500 refrigerios que se pueden destinar a otras escuelas, aseguró.

Sin embargo, las readecuaciones que tendrá que hacer el Mined para que el refrigerio escolar sea eficaz, tendrán que ser puntuales, ya que en un año lectivo se dejan de invertir $3 millones de dólares debido a problemas  burocráticos.

Ese monto que se deja de ejecutar por el Mined, se debe a que los procesos de contratación llevan tiempo, expuso Castaneda; y a parte, los procesos de licitación “son altamente burocráticos” para agilizar las compras de los alimentos.

En todo caso, la apuesta que está haciendo la institución, según Castaneda, no es quitar recursos a otros municipios. “No podemos incrementar la dieta en detrimento de otros municipios”, reiteró.

Aunque este año han habido mucho de ellos que su presupuesto se ha visto disminuido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación