Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

15 casos de hurto de medicina controlada y ningún culpable

El Ministerio Público tiene denuncias desde 2009 a 2015 y en ninguna está judicializada.

Seguro Social

En el ISSS murió el pasado 27 de junio una señora a quien se le aplicó un medicamento distinto. | Foto por Archivo

En el ISSS murió el pasado 27 de junio una señora a quien se le aplicó un medicamento distinto.

Hay 15 denuncias por hurto, tráfico ilícito y hurto imperfecto de medicamentos controlados de hospitales públicos y privados que aún se encuentran en fase de investigación en la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que aún no se ha determinado responsabilidad penal contra los que, se presume, cometieron esos delitos, pese a que los casos  son entre  2009 y mayo 2014.

En esta lista no se incluye el polémico caso que se dio el 27 de junio de este año cuando una paciente del ISSS falleció porque le aplicaron la medicina equivocada. Las autoridades relacionaron el hecho con robo de medicamento controlado.

Los medicamentos controlados son todos aquellos que pueden generar dependencia a la persona por lo que se requiere una receta médica para su uso.

Según el presidente del Colegio Médico, Roberto Majano, entre ellos se encuentra el fenobarbital, el cual contiene propiedades sedantes; el Oxicodona, que es utilizado para fuertes dolores después de una operación, entre otros.

Todos esos medicamentos tiene que tener un estricto registro cuando son solicitados por los médicos que lo prescriben, quienes firman y sellan el expediente del paciente, por ejemplo, con el número de ampolletas que deberá utilizar.

De acuerdo con  datos de la Oficina de Información y Respuesta (OIR), al Ministerio Público han llegado 15 denuncias por hurto de ese tipo de medicamentos; pero todo se encuentran en una etapa de investigación y ninguno ha llegado a los juzgados.

Del total de casos, nueve son por el delito de tráfico ilícito, y cuatro por hurto, todos ellos comprenden el periodo de 2009 a 2014.
Este año también fueron denunciados dos casos: una por hurto imperfecto y la otra por peculado, informó la OIR.

Sin embargo, la Oficina de Información no dio detalles contra quién o quiénes fueron puestas las denuncias, ni el tipo de medicamento que fue hurtado o traficado de forma ilícita, o de dónde fueron sustraídos.

La OIR notificó que “la información contenida en las diligencias de expedientes de investigación e instrucción son reservadas y solo las partes, y quienes muestren interés legítimo, tendrán acceso a ellas”.

Según esa oficina, todos los expedientes que tienen sobre medicamentos controlados están abierto, por lo que resolvió “denegar el acceso a la información solicitada por tratarse de información relacionada con diligencias contenidas en expedientes en trámite, esto con respecto al nombre, tipo y cantidad de medicamento, consecuentemente la información solicitada no se puede proporcionar” argumenta la Oficina de Información y Respuesta.

De las denuncias que investiga la FGR, y que se encuentran en la Unida Especializada de Delitos de Narcotráfico, una de ellas es de hace seis años y  es por el delito de tráfico ilícito. Ocurrió en Sonsonate.

La denuncia entró a ese sede en octubre de 2009, y dado a la carga de expedientes de investigación que tiene el Ministerio Público en todas sus regionales, las denuncias terminarían archivándose.

En junio y agosto de 2010 hubo dos denuncias por el mismo delito en San Salvador. En la misma sede fiscal hay otra que corresponde a noviembre de 2011, una más entró en enero de 2012.

La OIR notificó que en diciembre de 2012 hay dos más por tráfico ilícito; una entró en la regional de Chalatenango y otra en San Salvador. En 2014 entró otra más en San Salvador.

En cuanto a las denuncias por hurto existen cuatro, una es de 2010, pero sin especificar la fecha en que fue presentada en San Salvador; otra julio de 2013, en San Miguel; una más en mayo de 2014, en Sonsonate; y otra que entró el mismo mes en San Salvador.

La OIR informó cada uno de los casos se encuentra en fase de investigación, y en ninguno ha presentado el requerimiento, o acusación, en los tribunales del país.

“No se ha presentado requerimientos fiscales por los delitos de robo, robo agravado, hurto y hurto agravado a nivel nacional a los tribunales de justicia durante los años 2009 a 2014 y 2015 que involucre medicamentos controlados” dice parte de la respuesta de la OIR.

Sin conocer denuncias

De acuerdo con el director de la Dirección de Medicamentos, Vicente Coto; y el presidente del Colegio Médico, Roberto Majano, no conocen los casos de denuncias sobre el hurto de medicamentos que se encuentran en la FGR.

Coto explicó que el único caso que han conocido es el de la paciente del Seguro Social que falleció el 27 de junio al aplicársele un medicamento que no correspondía. Desde que se conoció el caso se le dio seguimiento, dijo.

Para ello ya hicieron todas las inspecciones necesarias y ya informaron al Ministerio Público sobre los hallazgos, insistió.
Por su parte, Majano aseguró que el caso que él tuvo conocimiento de dio hace tres años.

Agregó que al proceso judicial que le dieron seguimiento fue al de un grupo de doctores que salió involucrado por sellar recetas médicas de Oxicodona (medicamento para el dolor después de operar) a una visitadora médica, y aunque hubo detenidos después fueron puestos en libertad.

Aunque no dio detalles sobre ese caso “los compañeros salieron en libertad”, aseguró.

Según Majano, en ese caso de Oxicodona hubo mal entendido porque “no se trató de ningún tráfico de medicamentos... más allá de ese caso, no conozco ningún otro”, aseguró el médico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación