Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros de Sipago con finanzas en quiebra

El último balance general de la empresa presenta pérdidas acumuladas de más de $200 mil. Sipago aseguró que la situación financiera de la empresa no hay que verla "tétricamente"

Buseros de Sipago con finanzas en quiebra

Buseros de Sipago con finanzas en quiebra

Buseros de Sipago con finanzas en quiebra

A pesar de que el balance financiero de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago) señala que está en quiebra,esto no ha sido un obstáculo para que los buseros entren de lleno en el negocio del cobro electrónico y del Sitramss. Tampoco ha impedido que haya publicidad sobre sus logros.

La situación financiera tampoco ha sido excusa para no contratar a una empresa que administre el cobro electrónico y otra para que les manejen el negocio del nuevo sistema de transporte. Además, han gestionado un millonario préstamo de $48 millones para la compra de 130 buses padrón y 60 articulados que circularán en el Sitramss.

Sipago nació en diciembre de 2010con un capital social (dinero de los accionistas) de dos mil dólares, lo mínimo que exigen las leyes locales para formalizar una empresa.

Pero dos años después, la certificación del balance general en el Registro de Comercio, reporta pérdidas acumuladas por $200,856.23.

Según documento, al 31 de diciembre de 2012, las pérdidas eran mayores a lo invertido por los accionistas, es decir de $111,900.

De acuerdo con el registro, la suma de las pérdidas acumuladas y el capital social reflejan un patrimonio de Sipago negativo. Es decir que los accionistas tienen pérdidas de hasta $88,956.23.

Cuando fue creada Sipago, el capital social fue dividido en ocho acciones, las cuales en un inicio tenían un valor de $250. Pero desde el 17 de mayo de 2011 el valor de estas es de $50.

Miguel Castañeda, presidente de Sipago, ha asegurado que han vendido cerca de cuatro mil acciones.

Para algunos expertos contables, el tamaño de los activos de Sipago (el valor de todas las propiedades de la misma) de $145,144.37, es poco para una empresa que va a manejar grandes inversiones en el tema de transporte público de pasajeros.

Pese al panorama financiero, el grupo de buseros contrató a la operadora tecnológica Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes), la cual instala los aparatos lectores de la tarjeta necesarios para el pago del pasaje de forma electrónica en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

Pero las cifras que reflejan el balance, en especial el capital social mínimo al 31 de diciembre de 2012, son para muchos "ridículas". Esa es la opinión de Jaime Vilanova, abogado y apoderado general judicial y administrativo de la empresa UNETEL S.A.

Vilanova sigue actualmente un proceso para que se le entregue documentación que permitan tener claro cuál es la compañía que ha sido contratada por Subes para dar el servicio de GPS para las máquinas lectoras de tarjetas instaladas en autobuses y microbuses.

"Ni el valor de un bus tienen en el capital social. El balance es sumamente ridículo. Esta es una burla al pueblo salvadoreño, ¿cómo una empresa con un capital social de $111,900 tiene contratos millonarios?", cuestionó.

Más gastos que ingresos

El balance también refleja en el "Estado de Resultados", del 1º de enero al 31 de diciembre de 2012, cero ingresos por servicios, pero sí gastos de operación que ascienden a $168,105.76.

En el mercado financiero, una empresa que refleja pérdidas, gastos y nulos ingresos por servicio, ¿puede ser considerada como sujeta de crediticio?

Para el presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (Aeas), Genaro Ramírez, con dos años consecutivos de pérdidas, Sipago "debería estar cerrada".

"Nadie le va a prestar a una empresa que lo único que tiene son pérdidas", aseveró.

El dictamen de los auditores independientes, adjunto en el balance general, con fecha 31 de mayo de 2013, y dirigido a la junta general de accionistas de Sipago, dice: "Estos factores (pérdidas acumuladas) despiertan una duda importante de que la compañía pueda continuar como un negocio en marcha".

Pese al informe, Castañeda dijo que la situación financiera de la empresa no debe verse "tétricamente" como cualquier empresa, sino como un proyecto que está desarrollando al sector transporte.

"Cómo le va a pedir peras al olmo, si en este momento no tenemos trabajando al Sitramss, lo de la tarjeta está estancado. Es una situación de estancamiento y lógicamente no es fácil salir en este momento", explicó.

Para el transportista esta situación no ha sido un obstáculo para gestionar el millonario préstamo con el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes), tampoco para echar a andar el sistema de cobro electrónico.

Lo cierto es que a la fecha solo existe un precontrato con el Banco brasileño. Esto hace que surjan otras dudas.

¿El balance financiero de Sipago es el obstáculo para que aún no se haya firmado contrato con el Bndes?

"No, porque el préstamo lo garantiza Bandesal (Banco de Desarrollo de El Salvador). Sipago es la formación de los $50 por cada permiso de línea (acciones). Sipago puede buscar aliados estratégicos aquí y fuera del país que quieran invertir", explicó Castañeda.

El transportista aseveró que pasar de permisos individuales a un "nivel accionario", al asociarse los buseros a Sipago, les ha abierto las puertas como sociedad anónima para adquirir préstamos a través del fideicomiso con Bandesal.

Castañeda aceptó que hasta que "funcione" el fideicomiso verán los resultados.

Entonces ¿con qué presupuesto han contratado a la colombiana SI 99, de Transmilenio, para que opere el Sitramss?

Ante la interrogante, Castañeda respondió que aún no han firmado contrato con SI99 como operador tecnológico. Pero las declaraciones que dio el presidente de Sipago el pasado 1 de marzo, contrastan con lo que han venido informando tanto los buseros como el viceministro de Transporte, Nelson García.

En diciembre de 2013, el titular del VMT aseguró que la colombiana SI99 sería el operador tecnológico del Sitramss. Un mes después lo confirmó Sipago.

¿Cómo se explica que esta empresa lleve a cabo la prueba piloto con los buses articulados del Sitramss y que sean motoristas de Transmilenio los que manejan las unidades? Además, Sipago ha informado que los motoristas serán capacitados por los expertos colombianos.

"Como Sipago no se ha firmado nada todavía. Hemos hecho un tipo de intenciones pero no hay nada concreto hasta que no se diga realmente: aquí está. En el momento les diríamos eso, no hay por qué andar escondiendo nada. Eso es normal que cualquier empresa en un momento dado pueda crear alianzas con alguien para que le ayude en la operación", fue la explicación de Castañeda. El busero argumentó que todavía hay "una serie de detalles que tienen que ir ultimando".

Adquieren préstamos

Según expertos las cifras del balance general demuestra que la empresa es "débil" y que además está perdiendo dinero. De tal forma que si continúan así la quiebra sería inminente en 2014; a no ser que se hubieran recapitalizando o inyectado más dinero.

"Una empresa con este tipo de balances vive de dádivas", consideró el abogado Vilanova.

El balance general refleja que Sipago adquirió préstamos no bancarios. En 2011 pidió prestados $92,300; mientras que en 2012, $215,000.

Castañeda aseguró que están adquiriendo préstamos, aunque no específico si son bancarios o no, para "salir adelante". "De que tenemos que salir, vamos a salir adelante, contra viento y marea", enfatizó el transportista.

Además, en el tintero también queda la interrogante: ¿por qué no han inscrito en el Registro de Comercio el balance general 2013? Castañeda dijo que "ahí es el contador, yo realmente todo, todito se lleva normalmente". ¿Es un atraso del contador?, se le preguntó: "Sí, eso va... me entiende, todo, saliendo".

Lo que sí dejó claro el transportista es que mientras el sistema de cobro electrónico en el AMSS no funcione, Sipago no podrá "despegar".

Según el estudio EM&A, en su anexo 26 sobre la factibilidad económica y financiera, la concesionaria del Sitramss tendrá poderes otorgados por el VMT para la ejecución de implantación de la flota, patios y talleres, oficinas y otras operaciones de las rutas troncales, petroncales y alimentadoras del Sitramss.

El estudio detalla: "Los actuales operadores participarán como accionistas en su constitución, aportando la parte de capital propio necesario para la adquisición de vehículos, equipos y sistemas".

Este grupo de buseros que conforman Sipago, son los mismos que integran la Mesa Nacional de Transporte que convocó el actual gobierno.

Por su parte, el VMT ha impulsado reformas, como la "resolución razonada" de octubre de 2012 (Diario Oficial Tomo No 397), para darle vida al cobro electrónico en el AMSS.

Este es uno de los requisitos que el Banco brasileño impuso a Sipago para otorgar el préstamo de $48 millones; la cartera también le dio el "visto bueno" a Sipago para que contratara a la empresa Subes como operador tecnológico.

Actualmente, Subes instala los validadores en buses y microbuses para el cobro de la tarifa de forma electrónica. En febrero, Sipago aseguró que Subes también ofrecerá el servicio prepago en el Sitramss.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación