Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Auditor denuncia "irregularidades" en el Seguro Social

El auditor es acosado en el trabajo y degradado por descubrir "irregularidades", según las denuncias

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin reinstalarla.

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin devolverle su plaza

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin reinstalarla.

Un auditor del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) aseguró que revisar documentos sobre gastos de la Dirección General de esa autónoma habría causado que lo degradaran y trasladaran de cargo. Añade que por la misma razón despidieron a dos auditores más. En razón de lo anterior, el auditor ha puesto tres demandas en diferentes instancias legales contra sus exjefes inmediatos.

En los mismos recursos pide que se investigue el "uso indebido de fondos de la Dirección General".

El auditor ha buscado el respaldo del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social (STISSS) para realizar las denuncias, puesto que ha sido trasladado en dos ocasiones a otras áreas con un cargo diferente en 2012, según se relata en la carta de denuncia enviada a la Corte de Cuentas.

Este primer requerimiento realizado por el sindicato fue admitida el 17 de julio pasado, con el número DPC-692013, y es contra la jefatura de la Auditoría Interna del ISSS y el gerente general de la Unidad de Pensiones del ISSS (UPISSS) por "supuestas irregularidades".

La demanda aporta como prueba facturas por consumo en restaurantes, compra de combustible, arreglos florales, supermercados y certificados de regalos de almacenes, entre otros gastos.

Otro de los documentos adjuntados a la denuncia enviada tanto a la Corte de Cuentas como a la Fiscalía General de la República (FGR) y la Subdirección de Transparencia Gubernamental, es un resumen de anticipos rotativos que es elaborado por los auditores internos como parte de su trabajo.

Este detalla las fechas y las cantidades de dinero entregado en concepto de anticipos rotativos para atención a la Dirección General, entre el 9 de febrero de 2011 y el 16 de julio de 2012. Los desembolsos suman $61 mil 800.

El auditor trasladado tuvo la jefatura del departamento de Auditoría Financiera del ISSS durante más de 20 años.

De acuerdo con representantes del Sindicato de Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS), los documentos presentados en calidad de prueba llegaron a manos de los empleados del departamento de Auditoría Financiera para que fueran procesados.

En la carta enviada por el STISSS al departamento de Denuncia Ciudadana, de la Corte el 11 de julio de 2013, se relata que: "la Jefa de Auditoría Interna del ISSS ha tomado represalias en su contra (auditor trasladado) probablemente por el contenido de algunos informes. En diciembre de 2012 lo cambiaron y le quitaron dicha jefatura, ubicándolo como colaborador de auditoría de la Unidad de Pensiones, pero le mantienen su salario".

La denuncia enviada a la FGR el 22 de julio de 2013 dice que a inicios de ese año, cuando se da una reestructuración de Auditoría de la Unidad de Pensiones y la de Salud en el ISSS, nuevamente lo "quitan del cargo de colaborador y lo trasladan como analista de la sección trámite de pensiones, es decir de menor categoría, sin explicarle nuevamente los motivos".

El sindicato reclama que se aplique el artículo 35 de la Ley de la Corte de Cuentas, la cual les da la garantía de estabilidad laboral a los auditores.

El artículo en mención dice: "La unidad de auditoría interna tendrá plena independencia funcional. No ejercerá funciones en los procesos de administración, control previo, aprobación, contabilización o adopción de decisiones dentro de la entidad. En caso de destitución, traslado o supresión de partida presupuestaria del cargo de un servidor de la Unidad de Auditoría Interna, deberá razonarse, con expresión de las causas legales y notificando a la Corte, para efectos de posteriores auditorías".

No obstante, el auditor afectado aseguró que la Dirección General no ha notificado a la instancia legal sobre sus traslados.

En la demanda E-1383 enviada a la Fiscalía, el auditor menciona que ante la situación no ha querido trasladarse ni ejercer sus funciones hasta tener una explicación por parte de las autoridades del Seguro Social.

Aseguró que este es un derecho que lo establece la cláusula 36 del Contrato Colectivo de Trabajo del ISSS, sobre el derecho de estabilidad laboral que dice: "Los trabajadores gozarán de estabilidad en los cargos y no podrán ser despedidos, trasladados, suspendidos ni desmejorados en sus condiciones de trabajo, salvo por causa legalmente justificada, conforme a la ley, Contrato Colectivo de Trabajo, Reglamento Interno de trabajo y disposiciones que las partes acuerden al respecto".

El afectado aseguró a este medio que ha solicitado en varias ocasiones audiencia al Consejo Directivo, a la Dirección General y a la Gerencia General de Pensiones. Pero que a la fecha no ha tenido respuesta.

Por ello dijo que las autoridades están violentado su derecho de audiencia.

El auditor se ampara en el artículo 18 de la Constitución de la República que reza: "Toda persona tiene derecho a dirigir sus peticiones por escrito, de manera decorosa, a las autoridades legalmente establecidas; a que se le resuelvan, y a que se haga saber lo resuelto".

Los representantes sindicales dijeron que la semana pasada hicieron llegar una carta al Ministerio de Trabajo, denunciando que el salario del auditor está siendo retenido desde julio de 2013 por la administración.

Gastos son injustificados

Los representantes del STISSS creen que los documentos presentados a las instancias legales para que sean analizados son suficientes pruebas para sostener lo que denuncian.

Como parte de los documentos presentados están los informes de liquidación de anticipos rotativos, los cuales reportan de forma detallada cada desembolso hecho a nombre del ISSS y del director general, Leonel Flores.

Cada informe registra un total de $1,500, justificados como gastos de la Dirección General.

Estos documentos fueron entregados a la Corte de Cuentas, la cual ya auditó los informes correspondientes al 2011, según representantes sindicales.

Dijeron que las observaciones de la Corte ya son del conocimiento de la dirección del Seguro Social, la cual deberá argumentar si los gastos durante ese periodo son justificados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación