Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrancan pruebas del cuestionado proyecto Sitramss

El inicio del plan fue pospuesto en varias ocasiones por las autoridades

Se espera un amplio despliegue de agentes de tránsito para regular el tráfico en la zona afectada por el Sitramss. Foto Edh / Lissette Monterrosa

Se espera un amplio despliegue de agentes de tránsito para regular el tráfico en la zona afectada por el Sitramss. Foto Edh / Lissette Monterrosa

Se espera un amplio despliegue de agentes de tránsito para regular el tráfico en la zona afectada por el Sitramss. Foto Edh / Lissette Monterrosa

Las primera fase del plan piloto del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) arranca hoy sin que se disipen las dudas generadas sobre quién financia el proyecto.

Los líderes gremiales de AEAS y ATP mantienen su postura sobre que Alba Petróleos está detrás de la compra de 37 buses del Sitramss por parte de Sipago a un costo de 10 millones de dólares.

Días atrás Genaro Ramírez, de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS) declaró que ni la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago) ni el Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes) tienen la capacidad económica para invertir en el megaproyecto del Gobierno.

Ramírez fue tajante al señalar que es necesario investigar si en realidad ambas empresas tienen la capacidad económica, o por el contrario, están sirviendo como prestanombres, porque lo que se ve dentro del proyecto, es que el VMT está favoreciendo a Alba Petróleos, reiteró.

Sipago y Subes tampoco han dejado muy clara la primera fase del financiamiento, y solo se han limitado a decir que la alianza Subes-Sitramss es la que han puesto los diez millones de dólares iniciales en la compra de los buses.

La millonaria suma, dijo recientemente Rodrigo Contreras Teos, se trata de un "préstamo puente".

Dicha obligación será saldada al Bndes, un banco brasileño que en diciembre de 2014 se encuentra bajo investigación en ese país.

Mientras esas dudas siguen en el aire y la transparencia del préstamo es poca, ayer entre las 9 de la mañana y las 3 de la tarde, cuatro buses articulados y cuatro buses padrón comenzaron a desplazarse sin pasajeros, entre Soyapango y la estación del Hospital Médico Quirúrgico para empezar hoy la prueba piloto.

El plan piloto se ha definido en cuatro fases, la última concluirá el 21 de marzo con 30 unidades; para esa fecha ya tendrán definido el precio del pasaje, otro punto que mantiene a la población en expectativas y preocupados.

Juan Pablo Álvarez, representante de Rutas Unidas Salvadoreñas que aglutinan a unas 1,000 unidades provenientes de San Martín, Ilopango y Soyapango, considera que esta prueba será fallida.

"Lo vemos completamente negativo a partir de cómo lo están ejecutando, por el hecho de que no está la terminal de integración, no están definidos ni siquiera los semáforos para que la gente pueda transitar en la calle, las concesiones no han sido licitadas de una manera correcta", comentó Álvarez.

El Sitramss arranca sin tener la terminal de integración y se construye una estación provisional al comienzo del proyecto en el bulevar del Ejército, con solo 37 de 225 unidades que se requieren para su funcionamiento y sin que las rutas hayan sido reestructuradas.

Álvarez dijo ayer que no han llegado a ningún acuerdo con el VMT sobre la reubicación de las rutas.

La institución ha dicho que "las rutas de Soyapango-Ilopango, cuyos destinos no son Metrocentro, centro de Gobierno y El Salvador del Mundo, se mantendrán normal".

Álvarez agregó que a partir de que empiece la segunda fase, el 21 de enero, los buses de la ruta 41 y 7; y la 3 microbús, tendrá un recorte del 50 por ciento de la flota porque llegarán hasta Soyapango.

Entre el 21 de enero y el 20 de febrero la prueba se hará con pasajeros y se usarán diez unidades.

El representante de Rutas Unidas Salvadoreñas reiteró que no están de acuerdo con la prueba piloto y que hacen un inventario de los activos de la empresa para poder determinar las pérdidas que sufrirán y la cantidad de personas que quedarán desempleadas.

"Consideramos que es un acto electoral por el hecho de que en el periodo electoral van a volver a sacar los buses", acotó el empresario.

Rodrigo Contreras Teos, secretario de Sipago, expresó que están listos para comenzar y que han estado en reuniones permanentes para garantizar que el plan piloto funcione.

"Vamos a empezar sin pasajeros, solo es para la calibración de las unidades, ver la demanda, los tiempos, las velocidades, las paradas de buses, los semáforos, la preparación de los conductores, luego calibrar todo el sistema para que de ahí vaya saliendo el plan operativo definitivo", dijo.

Sostuvo que se tiene preparado un plan contingencial por cualquier inconveniente y que los semáforos estarán sincronizados.

Agregó que el paso de las unidades del Sitramss no provocará tráfico "en el bulevar del Ejército con o sin Sitramss, nosotros tenemos años ahí de tener un problema de tráfico".

Sin embargo, la circulación será sumamente complicada porque todo el transporte particular y colectivo que durante un tiempo estuvo ocupando el carril del Sitramss, tendrá que pasar conducirse por la ruta tradiciones, embotellando la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación