Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ARENA pide aclarar el fin de impuesto a seguridad

Sánchez Cerén dice que pagarán bono a policías, soldados y custodios; pero la Asamblea aprobó, en julio de este año, reorientar $28 millones de una deuda para pagar bonos a la PNC y salarios a soldados.    

Diputados de la Asamblea Legislativa

Diputados de la Asamblea Legislativa | Foto por Cortesia

Diputados de la Asamblea Legislativa

Ante el anuncio que hizo el presidente Salvador Sánchez Cerén de que los fondos que se recolecten del nuevo impuesto a los usuarios de telefonía servirán en principio para pagar bonos a los policías, soldados y otra parte para las alcaldías, ARENA cuestiona que la Asamblea ya le había aprobado dinero de un préstamo para ese mismo objetivo.

Y es que en julio de este año los diputados votaron por unanimidad para reorientar $28 millones, de un préstamo de $100 millones con el BCIE (Banco Centroamericano de Inversión Económica) destinado para proyectos de inversión productiva y social, para utilizarlos en pago de bonos a la PNC y en salarios de los soldados que colaboran con la Policía.

En vista de eso, diputados areneros como René Portillo Cuadra y Milena Calderón de Escalón señalan que el Gobierno no ha sido claro sobre el destino de los fondos que obtendrán con el nuevo impuesto del 5 % a los usuarios de telecomunicaciones, el cual urgieron aprobar a la Asamblea y por el que no votó ARENA.

“Lamentamos mucho que el dinero de los impuestos sea ese el destino; primero, porque ya estaba cubierto presupuestariamente, y segundo, porque la lógica del presupuesto era que se iba a potenciar la investigación del delito, para comprar vehículos, armas y herramientas para que la PNC tuviera un mejor desplazamiento en el territorio, chalecos antibala; con eso se justificó el impuesto”, apuntó Portillo Cuadra.

Por lo anterior, el arenero aseguró que pedirán al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, que explique el verdadero uso de los fondos del nuevo tributo.

Agregó que como ARENA propusieron que se les pagara a los policías horas extras cuando trabajan en días de descanso y por nocturnidad, ya que esto les generaría mejores beneficios a los policías y soldados que colaboran con ellos en las tareas de seguridad del país.

“Por el giro de actividad que realizan sería mucho más prioritario pagar horas extraordinarias a la PNC, pero el FMLN no nos dio los votos para esa petición. Ese bono no refleja el esfuerzo que hacen ellos, es mucho más bajo que las horas extraordinarias”, indicó Portillo Cuadra.

El ministro de Seguridad, Benito Lara, justificó que si bien la PNC ya recibió un bono este año, el Gobierno pretende que ese incentivo se pague mensualmente a los policías y miembros del Ejército que colaboran con ellos usando dinero del impuesto que pagarán los usuarios de la telefonía.

“Se ha utilizado la figura de bono, exactamente no es un bono como tal, pero sí es un incentivo que deben tener de manera permanente”, aseguró Lara el domingo pasado.

 El monto no lo han definido, indicó, pero dijo que de lo que recolecten planean destinar el 50 % a los planes de prevención que ejecutarían las alcaldías. Según estimación del gobierno, el tributo generará $140 millones al año.

Pero De Escalón aseveró que el gobierno al entregar bonos por medio del nuevo impuesto refleja lo “desequilibrado” que están los presupuestos, tanto el de este año como el proyectado para 2016.

“Allí te das cuenta de que cuando expusieron eso no era la realidad, porque decían que sería para inversión en insumos para la PNC, prevención y reinserción y ahora dicen que es para gasto corriente”, acotó.

Para Guillermo Gallegos, de GANA, entregar bonos a quienes brindan seguridad es un incentivo para que ellos desarrollen mejor su trabajo. “Parte del fortalecimiento institucional es mantener motivada a esta gente...”, opinó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación