Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aparato contra el cáncer del ISSS falló 14 veces en año y medio

Un médico aseguró que hay pacientes que esperan de cuatro a seis meses para recibir la radiación

Una paciente recibe la radioterapia con el acelerador lineal, un aparato especial para tratar el cáncer, en el hospital Oncológico. Foto EDH /archivo

Una paciente recibe la radioterapia con el acelerador lineal, un aparato especial para tratar el cáncer, en el hospital Oncológico. Foto EDH /archivo

Una paciente recibe la radioterapia con el acelerador lineal, un aparato especial para tratar el cáncer, en el hospital Oncológico. Foto EDH /archivo

Las frecuentes fallas que tiene el acelerador lineal, un equipo para tratamiento de cáncer, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), han ocasionado atrasos en las terapias de los derechohabientes.

Una de las afectadas es una joven de 28 años a quien hace siete meses le diagnosticaron cáncer en la garganta, pero debido a que la lista de espera por la radioterapia era larga, el médico le indicó en primer momento la quimioterapia mientras llegaba su turno.

Luego el problema fue que el acelerador lineal, un aparato especial para destruir las células cancerosas sin afectar el resto de órganos, estaba arruinado.

"Hubo un tiempo, como una semana, que no fue porque se había arruinado el aparato. Todos los días estábamos hablando y nos decían que se había arruinado", relató la hermana de la paciente, ya que la joven no puede hablar debido a su enfermedad.

En un primer momento le dejaron 12 sesiones, pero tras la consulta le indicaron más radioterapias. En esta ocasión no tuvo problemas.

De acuerdo con datos proporcionado por la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del ISSS, el acelerador lineal ha fallado 14 veces entre febrero de 2013 y julio de este año.

Justo en la fecha en que la derechohabiente de 28 años requería el tratamiento, el acelerador lineal permanecía dañado, según consta en la documentación dada por la OIR.

En junio pasado, médicos de la autónoma y un sindicato denunciaron la suspensión temporal de los tratamientos por las fallas en el equipo.

De acuerdo con la OIR, el acelerador lineal falló el 11 de junio y fue reparado el 24 de ese mismo mes. Fueron 14 días. En esa ocasión se hizo un "reemplazo de consola de control, se dañó la fuente principal de alimentación por lo que se realizó el cambio de consola", se lee en los documentos de la OIR. Esa reparación tuvo un costo de $28,532.22.

El 20 de junio, personal de la oficina de comunicaciones del ISSS informó a este medio que adquirieron un nuevo CPU para el equipo porque la vida útil del anterior ya había llegado a su fin y lo que se hizo fue instalarlo.

"Este proceso, desde el desmontaje del anterior y la instalación del nuevo, no ha durado ni siquiera una semana, por lo que la afectación del derechohabiente deben considerarse como mínimas", informaron.

Pero el aparato estuvo 14 días sin funcionar.

En tres ocasiones anteriores, el acelerador ya había sido sometido a otra serie de mejoras, y 15 días después hubo un cortocircuito en el contactor de la bomba de agua.

Un especialista del ISSS dice que el aparato constantemente se descompone. Un mes está bien, lo reparan y vuelve a fallar y a los pacientes se les atrasa el tratamiento.

Entre enero y julio de este año, el acelerador lineal ha presentado fallas en cinco ocasiones, la primera vez pasó arruinado 10 días, entre el 14 y 23 de enero. "Se hizo un reemplazo de la tarjeta PCB IF sensor del colimador, debido a fallas recurrentes".

El costo de los repuestos para el aparato entre enero y julio fue de $45,909.

El año pasado nueve veces fue reparado y el monto en compra de repuesto fue de $336,610.

La autónoma gastó $557,157.21 en los mantenimientos correctivos y preventivos; de ese monto $220,544.28 en preventivos y $336,612.93 correctivos.

El periodo mayor en el que no funcionó la máquina fue de 20 días: entre el 17 de junio al 6 de julio de 2013.

Entre las reparaciones que se realizaron el año pasado se encuentran el reemplazo de CPU, cambio de bomba de agua, reemplazo de unidad de control de tanque MP·, reemplazo de ensamble, reemplazo de fuente de alimentación de cámara...

A la OIR se le solicitó la cifra de sesiones y pacientes a los que se les suspendió la terapia con el acelerador lineal entre enero y julio de 2014 y 2013.

La OIR detalló que en enero de 2014 se suspendió la terapia a 55 pacientes, en junio a 42 y en julio 34, en total fueron a 131. El año pasado fueron 277 derechohabientes.

El Seguro detalló que las suspensiones se debieron a fallecimiento y ausentismo, 30 y 50 casos, respectivamente, en este año. Pero según el mismo informe entre enero y julio de este año el problema se presentó en 131 afiliados.

Pese a que la máquina estuvo arruinada nueve veces en 2013 y cuatro en los primeros siete meses de 2014, hasta por un periodo máximo de 20 días, el ISSS no reporta la suspensión de la radioterapia por esa causa, de acuerdo con la información enviada a través del documento de la OIR del 8 de agosto.

Un especialista del ISSS manifestó que recientemente el aparato volvió a fallar y que ahora la patronal está comprando servicios privados, pero los pacientes son seleccionados. "Pareciera ser que ya es irrecuperable por todo el mantenimiento en el que se ha gastado", opinó el médico.

Explicó que los oncólogos le indican la radiación a un afiliado; en el caso de un cáncer de mama idealmente tiene que recibirla entre 21 y 28 días después de terminar la quimioterapia, pero siempre tardan en brindárselas. "El problema es que han llegado pacientes hasta cuatro, cinco y seis meses esperando la radiación", añadió el especialista.

Expuso que cuando el acelerador lineal deja de funcionar las sesiones las dan posteriormente, sin embargo, el resultado es menor, "(en algunos casos) se pierde la capacidad de cura, de remisión de la enfermedad. Hay gente que esperando la radiación le ha progresado su cáncer", añadió.

El año pasado el Seguro Social brindó radioterapia con el acelerador lineal a 10,380 pacientes.

Pese a los problemas con el equipo, la joven de 28 años logró concluir sus sesiones y está pendiente de una evaluación por medio de la cual determinarán si será operada.

Según la página web del ISSS, en 2005 se adquirió el Acelerador Lineal y se capacitó al personal para iniciar los tratamientos en mayo de 2006.

"Inaugurando la implementación de la primera etapa de terapias con un promedio de atención de 38 pacientes diarios. La inversión alcanzó el orden de los $3.6 millones de dólares", se lee en la página de la autónoma.

Los diagnósticos de cáncer reportados por el ISSS han crecido en los últimos años. En 2011 se registran 1,906 casos nuevos; en 2012 fueron 1,940 y hasta noviembre de 2013 eran 1,406.

En el resumen del primer informe de rendición de cuentas de la institución de junio 2010 se publicó que fortalecieron el Servicio de radioterapia del Hospital Médico Quirúrgico-Oncológico:

"Atención de 63 pacientes, lo que significa un promedio de 754 simulaciones convencionales por mes. Además se realizaron 174 tomografías para 3D, es decir, atención para 15 pacientes mensualmente. 223 pacientes nuevos atendidos en el Acelerador Lineal y 624 pacientes atendidos en la Unidad de Cobalto 60".

Efectos de falla

Publish at Calameo or read more publications.

Costos de reparación

Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación