Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Anep pide a FMLN claridad y certeza jurídica

La cúpula empresarial pide un diálogo transparente y honesto, mientras el vicepresidente electo, Óscar Ortiz, reafirmó que buscarán generar las condiciones para que las empresas inviertan en el país y generar desarrollo económico

La cúpula empresarial se reunió por espacio de unas dos horas con el vicepresidente electo y con altos dirigentes del FMLN, como un primer acercamiento. foto edh /Marlon Hernández

La cúpula empresarial se reunió por espacio de unas dos horas con el vicepresidente electo y con altos dirigentes del FMLN, como un primer acercamiento. foto edh /Marlon...

La cúpula empresarial se reunió por espacio de unas dos horas con el vicepresidente electo y con altos dirigentes del FMLN, como un primer acercamiento. foto edh /Marlon Hernández

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) pidió al nuevo gabinete generar confianza y credibilidad entre sus promesas y acciones, para buscar juntos soluciones a los grandes problemas, como la inseguridad ciudadana y jurídica, falta de inversión y poca generación de empleo, entre otros, agudizados en el quinquenio que está por finalizar.

Ayer, en la sede de la ANEP, se llevó a cabo la primera reunión entre voceros del próximo Gobierno y la cúpula empresarial, como parte del compromiso del presidente electo Salvador Sánchez Cerén de iniciar un diálogo con los sectores productivos encaminado a tratar de mejorar la gobernabilidad y sacar adelante al país del ciclo de bajo crecimiento que, según él, afecta a los salvadoreños.

Por su parte la delegación del próximo Ejecutivo y el FMLN se comprometieron a no proponer cambios a la Constitución y a no implantar en El Salvador un modelo político económico similar al de Venezuela.

El presidente de la gremial empresarial, Jorge Daboub, lo dejó claro al afirmar que "el paso que hemos dado este día es el de abrir la puerta a un diálogo, un tanto diferente a lo que hemos tenido hasta el momento, un diálogo que sea honesto, que sea transparente y que anteponga los intereses de todos los salvadoreños a las necesidades particulares que pueda tener cualquier partido político o cualquier sector en el país".

Por su parte el vicepresidente electo, Óscar Ortiz, vocero de la representación del nuevo gabinete y del FMLN en la reunión de ayer, explicó que las pláticas con el directorio de la ANEP envían un mensaje de esperanza, de certidumbre y, sobretodo, de fe en El Salvador.

"Hemos tenido un encuentro productivo que reafirma la confianza de que para que el país salga adelante, para que El Salvador crezca y siga cambiando; es importante fortalecer esta alianza entre el sector público y el sector privado", aclaró Ortiz, y agregó que "estamos convencidos que esta debe ser una nueva ruta que establezca un diálogo permanente entre el sector privado y el público".

El presidente de la ANEP acotó que en las posiciones, propuestas y críticas hechas por dirigentes de las distintas gremiales empresariales, no existe dedicatorias personales contra ningún político ni partido político, sino que defienden los principios de una sociedad libre, que pueden sacar a El Salvador adelante.

"Creemos que el diálogo es la primera fase para ver de qué forma estos principios, sin ser violentados, pueden comenzar a construir nuevas perspectivas para el país", agregó.

Al preguntarle a Daboub sobre si han modificado su posición sobre la desconfianza que les generó el primer Gobierno del FMLN, el cual está por salir, Daboub contestó que no era ocasión para hablar de ello, sino de ver con optimismo hacia el futuro.

"Creo que no es momento de hablar del pasado, el pasado es pasado, necesitamos ver hacia adelante y necesitamos tratar de construir algo que sea algo más promisorio para el país", afirmó.

Daboub también criticó la falta de apertura para el diálogo con el Ejecutivo que va de salida, afirmando que "hemos tenido un Gobierno que no ha tenido ni la apertura ni el deseo, ha sido un Gobierno nulo hacia el sector privado, hacia los sectores laborales y eso no permite, de ninguna forma, que se pueda llegar a un diálogo que sea de verdad honesto y transparente".

En torno a ello, Ortiz pidió apertura de ambas partes, para dialogar con "la sinceridad que se necesita y generar la confianza adecuada", a fin de que el Gobierno y los sectores productivos puedan establecer las soluciones que el país necesita, pero también los apoyos que requiere el sector empresarial "para crecer, para multiplicar sus inversiones y para apostar por invertir en el país".

Enade y propuestas

El presidente de la ANEP también destacó que, en aras de trabajar por el bien del país con el Gobierno entrante, se acordó posponer el Encuentro Nacional de la Empresa Privada, Enade, para después de la toma de posesión.

"No lo vamos a hacer en marzo o abril, como se venía haciendo, sino que lo vamos a posponer hasta una semana después de que el Gobierno entrante tome posesión, porque queremos, con la mesa limpia, los sectores productivos llevarle una serie de propuestas que puedan ayudar a que el país sea más competitivo", acotó Daboub.

"Yo creo que esto es un primer paso para mostrar de parte del sector privado nuestra voluntad de iniciar un nuevo proceso con la mesa limpia", agregó.

Ortiz, tras invitar a la cúpula empresarial a la toma de posesión el 1 de junio, dijo que este evento y el Enade son importantes para fortalecer las relaciones entre los sectores público y privado.

"Ambos momentos pueden permitirnos fortalecer ese mensaje de trabajo en conjunto que necesitamos hacer en los próximos años para que el país tenga las condiciones de crecer económicamente y, sobretodo, ofertar más y mejores empleos", agregó el vicepresidente electo.

Sobre la continuidad de las conversaciones, ambas representaciones acordaron que las mismas sean retomadas después de las vacaciones de Semana Santa y aclararon también, que en la junta de ayer, no se abordaron temas específicos, porque esto formará parte de la agenda a construir a partir de la siguiente reunión.

Inseguridad, confianza, problemas fiscales, alta deuda, bajo crecimiento, la pérdida de competitividad, empleo y apuestas por educación y salud son los principales temas a tratar, explicaron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación