Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ana Lidia Ramírez: "Hoy no me he podido ir temprano porque no he vendido"

Ana Lidia Ramírez, comerciante

Los mercados cerraron temprano, debido al temor, esto también provocó pérdidas entre los comerciantes. | Foto por Húber Rosales

Con un notable cansancio y desánimo, doña Lidia relató lo que le ha tocado vivir esta última semana en la que los salvadoreños han tenido temor de salir a la calle.

Llegar cada madrugada a su puesto de trabajo en el mercado La Tiendona, no es fácil, sin embargo, lo ha hecho con la esperanza de poder vender aunque sea un poco del producto que le ha costado movilizar estos días.

Pese a poner todo su esfuerzo, la semana casi ha terminado y en lugar de recoger algunos centavos para pagar la mercancía que tiene en sus canastos, solo ha ganado más aflicciones. “Esta tocando bien difícil”, resintió.

Su puesto lucía ayer abastecido de productos como rábanos, cilantro y apio, pero esto debido a la reducción que ha tenido en las ventas.

Según lo comentó, normalmente su jornada laboral termina antes de mediodía, pero ayer eran casi las once  de la mañana y ella seguía sin venta alguna.

La única alternativa que ha encontrado esta comerciante ante la difícil situación, es disminuir sus pedidos para que tenga que pagar menos a sus proveedores al final de la semana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación