Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aliados cuestionan elección de Aguilar y de Bernal en la Corte

b Dicen que la renuncia de ellos a Gana y FMLN sólo es una "acción jurídica, no material"

Aliados para la Democracia cuestionó desde un principio el proceso de elección. foto EDH / archivo

Aliados para la Democracia cuestionó desde un principio el proceso de elección. foto EDH / archivo

Aliados para la Democracia cuestionó desde un principio el proceso de elección. foto EDH / archivo

Miembros de Aliados para la Democracia coincidieron ayer que los magistrados de la Corte de Cuentas de la República electos el miércoles por el FMLN, Gana, tres diputados disidentes, Roberto Angulo, del PCN, y Douglas Avilés, de CD, no dejan de tener vínculo partidario sólo por haber renunciado a su militancia para optar a ese cargo público.

"Le haremos un planteamiento a la Sala, que si bien es cierto hubo una ruptura jurídica por una renuncia, no ha habido una renuncia material al partido, porque existe suficiente prueba, desde antes con las declaraciones que han hecho, que el vínculo partidario se mantiene", explicó Javier Argueta, director legal de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

Añadió que el artículo 218 de la Constitución establece que no pueden ser electas personas que "velen por intereses partidistas".

Y es que Silvia Aguilar y Javier Bernal, electos magistrados de la Corte por el Congreso, pidieron a sus respectivos partidos se les cancelara su inscripción para competir en las elecciones de magistrados del ente contralor.

Aguilar hizo la solicitud a Gana un día antes de que la Asamblea la eligiera segunda magistrada de la Corte; y Bernal fue desinscrito por el FMLN en febrero de 2012, pero fue hasta el martes pasado que él lo notificó a la Comisión Política del Congreso.

Javier Castro, director del departamento de Estudios Legales de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), indicó que una persona que renuncia a su afiliación partidaria como lo hiciera Aguilar un día antes de su elección y Bernal con más anticipación, no implica que se desvincula del todo del partido al que pertenece, sino que lo hace con una "clara intención de obviar un requisito".

"Creo que se perdió la oportunidad de haber dado ese salto de calidad en el sentido de nombrar a personas con ningún vínculo político partidario, dentro de la elección vemos personas que sí lo han tenido", aseveró Castro.

Añadió que la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), establecía ciertos requisitos para nombrar a los magistrados, pero que en el proceso esto no se cumplió.

Los Aliados para la Democracia preparan un recurso para interponerlo ante la CSJ después de las vacaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación