Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Algunas estrategias que usan en los centros educativos para evitar la falta de atención

Prohibir el uso de celulares es frecuente en los centros educativos. Eso evita conflictos y distracción.

Docentes de diversos centros educativos califican los celulares como distracción en las aulas. Foto EDH/ archivo

Docentes de diversos centros educativos califican los celulares como distracción en las aulas. Foto EDH/ archivo

Docentes de diversos centros educativos califican los celulares como distracción en las aulas. Foto EDH/ archivo

En algunas instituciones como el Complejo Educativo René Armando Arce Suárez, de Acajutla, Sonsonate, han logrado que sus estudiantes "estén en término medio" en su rendimiento, dijo la directora, Alba Luz Álvarez.

Ella está satisfecha porque los estudiantes que egresan de allí siguen estudios universitarios y muchos son ganadores de becas para estudiar carreras fuertes como la ingeniería.

¿Cómo ha logrado sortear los problemas de convivencia y falta de interés?.

"Aquí tenemos prohibidos los celulares. Hay también una parte en que los jóvenes trabajan con sus papás, porque hacemos escuelas de padres donde les pedimos de favor que colaboren con las tareas y exijan a los niños que estudien y cumplan con sus trabajos", explicó Álvarez.

Aunque está consciente de que la educación en El Salvador está muy dura, allí están tratando de hacer lo que pueden para mantener ocupados a los estudiantes con el propósito de que no exista violencia.

Siempre con ese fin están coordinando con Visión Mundial para que lleven algunos clubes como el de electricidad y cosmetología.

Pero la estrategia no siempre funciona en todos los centros, sobre todo en donde las condiciones de violencia que rodean a las comunidades educativas son más crudas.

La prohibición de celulares también es un hecho en el Centro Escolar Planes de Mariona, en el que el director expone que lo han hecho para evitar conflictos en el seno de la comunidad educativa.

La medida es aplicada de igual forma en el Centro Escolar Cantón El Zapote, de Caluco, Sonsonate.

Según la directora, Paz Linares, no tienen problemas con esos aparatos porque es parte de las normas de convivencia que elaboraron junto a los estudiantes, maestros y padres de familia.

"Es importante trabajar con ellos para que vean el por qué (lo hacemos)", dijo Linares, tras señalar que han determinado que los teléfonos son distractores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación