Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcohol y desempleo detonan violencia

Esas son algunas de las causas de la violencia intrafamiliar, según un informe llevado a cabo por OPS, el CDC y la Cooperación Española.

El que un hombre esté desempleado y su mujer tenga empleo suele propiciar la violencia. Lo mismo suele ocurrir si él acostumbra embriagarse o drogarse. Esos son solos detonantes más frecuentes de la violencia intrafamiliar identificados en el estudio "Violencia contra la mujer en América Latina y el Caribe", llevado a cabo por OPS, el CDC de Atlanta y la AECID.

El documento es un análisis comparativo de datos demográficos de 12 países.

Los datos de El Salvador corresponden a la Fesal 2008. Según dicha encuesta, el 26.3 % de las mujeres de 15 a 49 años alguna vez casada o en unión libre había sido objeto de violencia física o sexual por parte de su compañero íntimo alguna vez, y el 7.7 % lo había sido 12 meses antes de ser encuestada.

Según la misma encuesta, el 36 % de las mujeres buscó ayuda institucional y el 65.5 % "habló con familiares o amigos". Las que acuden a instituciones son menos, según el estudio, porque las víctimas suelen sentir "vergüenza, temor a represalias", no saben a dónde ir o no creen que alguien las ayude. La consultora de OPS/OMS, Guadalupe Razeghi, subrayó que este fenómeno no distingue condición económica ni social de la víctima y el agresor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación