Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vicentino impone la salsa desde Canadá a EE. UU. y Europa

Jorge Palacios es un compositor, productor y cantante. Su música suena en radios de Europa y Estados Unidos. Comenzó cantando cumbia y luego rap, pero cuando escuchó al Gran Combo de Puerto Rico, se enamoró de la salsa.

Koki emigró a la nación norteamericana cuando tenía 14 años, recuerda a la orquesta Jiboa de su San Vicente.

Koki emigró a la nación norteamericana cuando tenía 14 años, recuerda a la orquesta Jiboa de su San Vicente.

Koki emigró a la nación norteamericana cuando tenía 14 años, recuerda a la orquesta Jiboa de su San Vicente.

Los amantes de la buena salsa ahora cuentan con una opción netamente salvadoreña de talla internacional. El compositor, productor y cantante es el vicentino Jorge "Koki" Palacios, radicado en Canadá.

Aunque Salsa 514, agrupación joven en la que Koki canta —cuenta con dos años desde que se creó—, su música es muy contagiosa y ya suena fuerte en varios países de Europa, Estados Unidos, Canadá, y, por supuesto, en las radios salvadoreñas.

Pero el éxito de sus canciones no es ninguna casualidad, ya que su equipo de trabajo y producción está integrado por gente con mucho bagaje y experiencia en el género salsero, en cuestiones de sonido. Uno de esos talentos en los que se apoya es Jesús Alejandro "El Nino", quien ha colaborado con cantantes de salsa de la talla de Celia Cruz, Gloria Stefan y Óscar de León, entre otros.

Otra de esas piezas importantes es el ingeniero de sonido: Ricky Camapanelli, quien ya ha sido nominado a los premios Latin Grammy, por sus arreglos de sonido. Ricky es nada menos que el arreglista de las series televisivas norteamericanas CSI: New York y CSI: Miami.

Salsa 514 ofrece a los salseros una fusión de sangre joven. "Lo que le da un toque de frescura a sus canciones, pues los jóvenes tienen ideas novedosas y es ahí donde se complementan la experiencia y la actualidad", manifestó el cantante.

Su inquietud musical en un principio fue la cumbia, ya que Koki nació y vivió hasta la edad de 14 años en San Vicente, "la cuna de la cumbia salvadoreña, crecí escuchando cumbia", recalcó.

Es en este momento que el compatriota hace una pausa y recuerda... "Yo por las tardes después de la escuela iba a ver los ensayos de la Orquesta Jiboa, ya que ensayaban cerca de la casa de mi madre". Años después, ya viviendo en Boston, el vicentino les escribió un par de canciones.

Sus inicios

A la edad de 14 años, Jorge Palacios dejó El Salvador y emigró a Estados Unidos, y cuando era estudiante de secundaria, en Boston, Massachusetts, empezó a escribir y componer sus primeras canciones, aunque ya no eran cumbias, sino rap. "...porque era lo que estaba de moda en esos años de escuela y eran una mezcla de español con inglés". Y las grababa en una vieja casetera, aseguró Koki.

Pero la influencia y la fuerte presencia de la comunidad puertorriqueña en la ciudad donde residía Palacios, en la década de los 90, lo hizo cambiar de género. Los boricuas lo que más escuchan es salsa, recordó.

Un amigo puertorriqueño le regaló un casete con música del Gran Combo de Puerto Rico y fue así que se enamoró de este género musical y cambió la cumbia y el rap por lo que ahora es su pasión. Esto le dio la pauta para que aceptara el reto de crear música en lo que hoy se conoce como Salsa 514.

Esta agrupación es un proyecto serio y sobre todo original, porque sus letras y melodías son compuestas por Palacios.

"Las letras y música son inspiración de vivencias propias y de experiencias que le suceden a amigos y me las cuentan. Es así que me pongo a pensar en las situaciones de ellos y es como me nace la inspiración en una melodía, para posteriormente convertirla en una canción", explicó Koki.

Sus éxitos

Salsa 514 ha logrado posicionarse en Boston y Montreal en los listados de las mejores canciones salsa del momento, ocupando espacio entre las mejores 100 por varios meses, con sus canciones Latinita y Ámame.

Pero la mayor satisfacción que Palacios tiene es que sus canciones están siendo bien recibidas por los salvadoreños, ya que en varias estaciones radiales nacionales su música está sonando y, sobre todo, está agradecido por el apoyo que se le está brindando.

En Canadá y Estados Unidos, la aceptación entre la comunidad salvadoreña ha sido tal que muchos le han externado sus deseos de que continúe deleitándolos con la buena música que Salsa 514 propone.

Koki informó que actualmente ya trabaja en su sexta producción discográfica, y que para este primer trimestre de 2015 espera lanzarlo al mercado.

"El Salvador es siempre donde hago los lanzamientos y este no será la excepción", aclaró el salsero.

Ahora los salvadoreños, donde quiera que se encuentren, pueden escuchar música salsa de la buena con Salsa 514. Pero también pueden encontrarla en cualquiera de las plataformas del "social media".

Así que para este año, los salvadoreños no tienen excusa. Ya pueden bailar al ritmo de Salsa 514, seguros y orgullosos de que esta agrupación incluya a un compatriota radicado en Canadá y que aporta calidad de música.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación