Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Una renuncia y protestas en Secretaría de Cultura

Romeo Galdámez renunció a su cargo. Trabajadores de Cultura exigieron el pago de su escalafón. Ambos hechos sucedieron ayer.

Romeo Galdámez fue el director de la Pinacoteca Nacional.

Romeo Galdámez fue el director de la Pinacoteca Nacional.

Romeo Galdámez fue el director de la Pinacoteca Nacional.

Funcionarios de Secultura confirmaron que Galdámez renunció a su cargo. El Diario de Hoy llamó a su número de celular institucional, pero contestó otra persona. Sin embargo, se le llamó a otro número y en este sí respondió. El también artista se limitó a decir que "entendiéramos que él no puede dar declaraciones, porque no está autorizado".

La prudencia de Galdámez está sujeta a que continuará trabajando en el gobierno del presidente Mauricio Funes. Dos fuentes de Secultura consultadas por este medio —y que pidieron proteger sus identidades por temor a ser despedidos— afirmaron que la dimisión ocurrió tras la inauguración de la Pinacoteca Nacional, ubicada en la exCasa Presidencial en San Jacinto.

"No me gustó cómo se desempeñó en la institución porque ni siquiera nos defendía, pero hay que ser honestos: Romeo fue el que pensó y diseñó todo el trabajo de la Pinacoteca Nacional y al final no respetaron sus criterios", comenta una de las fuentes.

La otra voz consultada también se expresa de manera similar: "Si se dio cuenta, en el acto de inauguración la secretaria de Cultura ni lo mencionó en su discurso y lo marginó cuando se abrieron las salas. También creo que ya estaba harto del maltrato de Granadino y a él solo le tocaba bajar la cabeza".

Secultura inauguró el lunes 14 de octubre la Pinacoteca Nacional de El Salvador. En total se exhiben 54 pinturas y 5 esculturas. Las piezas provienen de la Colección Nacional de Artes Visuales —en su conjunto suman 200 obras, declaradas Bien Cultural de El Salvador en el año 2003—. Galdámez, tras la inauguración, no duró ni un mes en el puesto.

Secretaria pide más dinero

Mientras Romeo Galdámez tramitaba su renuncia, el Sindicato de trabajadores de la Secretaría de Cultura (Sitrasec) cerró el edificio A-5 que está localizado en el Ministerio de Educación (Mined) y que funciona como el área técnica y operativa de Secultura.

El bloqueo al acceso del edificio se debió a que Sitrasec reprobó y condenó que Ana Magdalena Granadino solicitó el pasado 22 de octubre un refuerzo presupuestario de 600 mil dólares, cuando a los trabajadores no se les ha cancelado el dinero del escalafón.

"Si ha logrado que le den esa cantidad de dinero, porque no vela por los intereses de los trabajadores que por ley nos merecemos ese dinero", se quejó el secretario general de Sitrasec, Basilio Ayala.

El trabajador de Secultura afirma que la titular de Cultura demuestra "una clara incapacidad administrativa" y que su gestión está enfocada "en el despilfarro", porque "está más preocupada en satisfacer sus caprichos y la de sus allegados".

Ana Magdalena Granadino le envió una carta al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres. En ella le solicita el refuerzo presupuestario para "cubrir la deuda pendiente con la empresa de seguridad COSASE" desde agosto y para "las múltiples necesidades en los parques, museos, teatros y bibliotecas administrativas".

La Corte de Cuentas de la República ya tiene una solicitud realizada por los trabajadores de Secultura, quienes piden que se realice una auditoría financiera y de gestión a Ana Magdalena Granadino y a su director de Cooperación Internacional, Alejo Campos "por las constantes irregularidades".

Este día Sitrasec volverá a cerrar el edificio A-5 en el Mined por la "no aplicación del escalafón administrativo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación