Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reducir antibióticos da buen resultado

La investigación se basó en 89 estudios previos de 19 países Se teme que si los médicos recetan demasiados antibióticos aumente la circulación de bacterias resistentes a los fármacos disponibles

La resistencia a los antibióticos es un grave problema de salud pública mundial. foto edh

La resistencia a los antibióticos es un grave problema de salud pública mundial. foto edh

La resistencia a los antibióticos es un grave problema de salud pública mundial. foto edh

Los programas que alientan u obligan a los médicos de hospital a reducir la indicación de antibióticos logran su objetivo y disminuyen la cantidad de bacterias peligrosas resistentes a los antibióticos.

El autor principal de la revisión indicó que el temor es que los médicos receten demasiados antibióticos, lo que aumenta la circulación de bacterias resistentes a los fármacos disponibles.

Esto hace que los pacientes se vuelvan más vulnerables a las infecciones secundarias y oportunistas.

"La resistencia a los antibióticos es un problema de salud pública mundial cada vez más grave. Existe la preocupación en el mundo de que terminaremos rodeados de bacterias resistentes a los antibióticos existentes", dijo el doctor Peter Davey, de la Universidad de Dundee, Escocia, sobre los resultados publicados en Cochrane Library.

Con su equipo buscó en las bases de datos de las investigaciones médicas estudios de alta calidad sobre la efectividad de los programas hospitalarios para reducir la cantidad de indicaciones de antibióticos, si dañaban a los pacientes y si disminuían la cantidad de bacterias resistentes o de infecciones asociadas.

En los 89 estudios de 19 países hallados, se evaluaron tres tipos de programas. Un enfoque había logrado reducir la cantidad de indicaciones de antibióticos con la imposición de algunos requisitos, como exigir la aprobación de un experto o completar más formularios.

Otro grupo de programas apuntaron a persuadir a los médicos con educación y recordatorios sobre el uso seguro de los antibióticos.

El tercer tipo de intervenciones se orientó a mejorar los análisis de laboratorio e implementar herramientas informáticas para la toma de decisión clínica. Los programas que limitaban la capacidad médica de recetar antibióticos eran un 32 por ciento más efectivos en el primer mes que los que trataban de persuadir y educar. El equipo halló también que los programas orientados a acelerar las pruebas de laboratorio y con herramientas informáticas para mejorar la toma de decisión ayudaron a los médicos a indicar más tratamientos adecuados. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación