Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Premenopausia: Otra etapa natural en la mujer

Antes de la menopausia todas las mujeres pasan por una transición hormonal que puede durar un año o hasta una década, esta etapa es la premenopausia, que forma parte natural del desarrollo sexual de todas las mujeres. Sus síntomas pueden ser control

Premenopausia: Otra etapa natural en la mujer

Premenopausia: Otra etapa natural en la mujer

Premenopausia: Otra etapa natural en la mujer

Cuando una mujer comienza su cuarta década de vida es imposible que no piense en la menopausia, pero lo que pasa muchas veces por alto es la premenopausia, etapa en la que se dan algunos síntomas muy parecidos a los que se viven durante el climaterio.

De acuerdo con los expertos, la premenopausia es el proceso de transición entre la vida fértil y la menopausia de una mujer; y debido a que es un período transitorio y los síntomas varían en cada paciente, es común que sea confundido con la menopausia.

Cuando una mujer logra identificar los síntomas puede hacer que su experiencia sea más cómoda, ya que algunos síntomas pueden ser tratados de diferentes maneras, y hasta pueden provocar un ambiente más confortable para seguir evolucionando naturalmente.

"Los síntomas se presentan de manera e intensidad diferente en cada mujer. Existen ciertos síntomas que son comunes, como ataques de calor, dificultad para dormir, menstruaciones irregulares, falta de deseo sexual, ansiedad, resequedad vaginal e incluso hasta trastornos psiquiátricos", explicó el doctor Juan Carlos Murga, ginecólogo obstetra, quien añadió que es necesario acudir al ginecólogo para ayudar con la mejoría de las diversas manifestaciones.

Además de estar en control médico, la mujer debe estar preparada psicológicamente para enfrentar una serie de cambios biológicos.

"Debe estar bien informada por su médico general o ginecólogo responsable sobre el control de su cuerpo. En el aspecto emocional ella debe saber que esto es una etapa más del constante desarrollo de la sexualidad que hemos vivido desde que nacemos, que no lo vean como que van a una etapa de declives o de caducación, sino simplemente que su cuerpo, sus emociones y reacciones hacia todo lo que su entorno implica, podrá tener variaciones, y deberán afrontarlos de la mejor manera posible", detalló María José Martínez, psicóloga especialista en atención de casos de violencia de género y formadora en salud sexual y reproductiva, en su clínica Dharma Psyque.

"Deben afrontarlo de la mejor manera posible, pero no verse gravemente afectadas o vivir con rechazo o miedo a esta etapa, sino con la propiedad emocional que así como superaron la infancia, la adolescencia, la adultez, ahora deben vivir plenamente el fin de su etapa fértil, que no es lo mismo que el fin de su vida sexual, como muchas lo ven", añadió.

La premenopausia no tiene una duración fija, por lo general dura aproximadamente cuatro años. Aunque hay señoras que viven esta etapa por pocos meses, están otras que pueden estar así por más de una década. La mayoría de doctores determinan el fin de la premenopausia cuando el período menstrual fue nulo durante más de un año. Normalmente esta etapa surge entre los 40 y 50 años.

Síntomas

Las señales difieren en cada mujer, mientras algunas sufren sofocos intensos, otras apenas sienten "calores". Los sofocos en la mujer, un trastorno caracterizado por la repentina sensación de calor corporal y el aumento de la sudoración, muchas veces acompañados del enrojecimiento de la piel, se asocian fundamentalmente a una menopausia declarada y a sus efectos negativos, pero no siempre es así, también es una de las característica previas al climaterio.

Cada mujer vive la premenopausia a su manera, y según sus signos será necesaria la medicación. De acuerdo con el Dr. Murga, depende de cada mujer y la severidad de sus síntomas la necesidad de usar medicamentos, "hay desde pastillas, hasta cremas de estrógenos" y tratamientos como la "hormonoterapia y los fitoestrógenos. Hasta pueden ser pastillas anticonceptivas y la conocida terapia de reemplazo hormonal".

Para la psicóloga María José Castillo, no todas las señoras experimentan los rasgos psicológicos de la premenopausia: "Esto depende de factores individuales tan dominantes como su personalidad y también temperamento. Pero en términos generales lo que se vive es irritabilidad, ansiedad, hipersensibilidad, en algunas mujeres su libido disminuye y en otras lo contrario".

La profesional añade que esta situación puede afectar todo el entorno de la mujer: "En todo caso afecta en mayor medida a la mujer y a su pareja por las variaciones que puedan sufrir en el plano sexual del deseo. Pero se trata de que ambos puedan hablar y estar informados de los posibles cambios que ella experimentará. De igual manera se debe tener en cuenta que los hombres también viven esta etapa, y se llama andropausia, ellos se ven en términos generales afectados en el plano afectivo con mayor irritabilidad".

En la cultura latinoamericana la premenopausia se ve de manera negativa, pero esto se debe a la falta de información. No es sinónimo de vejez, y hay que recordar que mientras la mujer tenga periodos menstruales, aunque sean irregulares, existe el riesgo de un embarazo.

"La premenopausia de ha satanizado, se vende con el concepto del fin de la etapa sexual de la mujer, que se vuelven ogras por los cambios de carácter o muy sensibles, cuando en realidad es sólo una etapa más previa ala menopausia en donde lo que se verá más afectado es el hecho de no tener más el período menstrual y no poder tener más hijos", agregó Castillo, a quien se le pueden pautar consultas a través de lajo.castle@gmail.com.

Al final de los treinta es cuando una mujer ya no produce tanta progesterona, lo que da como resultado algunos malestares que fácilmente pueden ser tratados. Además esta etapa dura cerca de un año, según la psicóloga la premenopausia y la menopausia son tan solo una etapa más de la sexualidad humana y sus constantes cambios. Y hay que visualizar esta condición con naturalidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación