Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un París lleno de contrastes

Desde el estilo más tenebroso hasta los más llenos de color son parte de la Semana de la Moda de París, la última de las grandes pasarelas internacionales

Un París lleno de contrastes

Un París lleno de contrastes

Un París lleno de contrastes

El negro fue el primer protagonista en la Semana de la Moda de París, la cual comenzó el martes 25 de febrero con las colecciones de la temporada otoño-invierno 2014-2015.

Algunos diseñadores que se han unido a la tendencia monocromática son Corrie Nielsen, Alessandro Dell'Acqua para Rocha, Sharon Wauchob, Gosia Baczynska y Alexis Mabille, este último cubrió las espaldas de las modelos con volantes, los pies con una larga falda de tafetán y les colocó ponchos.

Los sombreros de ala ancha y los cuadros de las camisas de leñador ubicaron la colección en un imaginario que se sacudió el polvo de las travesías americanas para integrarse en un entorno urbano actual.

Mabille adaptó el corte del chándal a unas exigencias exclusivas. Así, aplicó bordados de lana y cristales Swarovski a una sudadera y decoró con incrustaciones en rutenio, metal emparentado con el platino, el tul de unos pantalones que se ajustan en el tobillo.

Los patrones rectangulares de los vestidos, la asimetría de los bajos de las camisas –más largas de un lado que de otro– y los lazos en la cintura fueron otras de las claves de su creación.

Pero las propuestas de estos días son eclécticas, pues no solo han sobresalido las monocromáticas, sino también las llenas de color y fantasía, como la de Manish Arora.

El modista indio se inspiró en las golosinas y bajas temperaturas, con sus calentadores de rayas blancas y rojas, como bastones de caramelo, y sus orejeras de pelo fluorescente.

"Los gorros están inspirados en Perú, al igual que las faldas largas", explicó Arora sobre una serie de tocados cubiertos con pompones, que bien podían representar la manzana de Guillermo Tell o un osito de peluche.

Esta "fantasía" de frío y azúcar trajo una lluvia de abalorios que empaparon desde los bajos bordados, hasta vestidos enteros de pedrería. Los pantalones de lurex fueron como una falda unida en la entrepierna, al nivel de la rodilla, o cayeron sueltos y deportivos, en línea con las zapatillas con plataforma, con una enorme lengüeta, decorada con un corazón y luces.

"Me siento muy cómodo con los colores", confirmó Arora quien, con fucsias, ácidos, rojos pasión y azules violáceos, situó este desfile entre los más vistosos de la Semana de la Moda de París, una distinción por la que también luchó con el maquillaje de las modelos que incluía plumas en las pestañas y aplicaciones en resina bajo los ojos.

El estilo futurista también tiene su lugar, ejemplo de ello fue la colección del británico Gareth Pugh, quien inspiró en sus prendas en el espacio.

El británico ocultó el rostro de algunas modelos y algunas parecían que se movían por una especie de resorte casi invisible. A través del blanco simuló la nieve.

Volumen, texturas y velos forman parte del concepto del modisto que para muchos hace referencia al filme de la Guerra de las Galaxias.

Tex Saverio fue otro que optó por el toque futurista en sus piezas, mezclando el negro y el dorado.

El brillo fue un hilo conductor en la colección del diseñador indonesio, quien mostró en sus prendas lunares metálicos con las celosías estampadas, y sus vestidos de línea 'A' parecía que fueron cortados con láser.

La Semana de la Moda de París continúa hasta el 5 de marzo, y algunos desfiles que se verán en estos días son: Giambattista Valli, Elie Saab, Saint Laurent, Chanel, Valentino, Alexander McQueen, Louis Vuitton, Stella McCartney, Leonard Paris, Fatima Lopes, Hermès, Iris Van Herpen y Jean-Charles de Castelbajac.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación