Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa pide a los sacerdotes no "regañar" a fieles en confesiones

Francisco les recordó que Jesús vino a perdonar no a condenar. Les pidió que siguieran los ejemplo del Buen Pastor

Misericordia y más misericordia solicitó el Papa Francisco para los pecadores. foto edh

Misericordia y más misericordia solicitó el Papa Francisco para los pecadores. foto edh

Misericordia y más misericordia solicitó el Papa Francisco para los pecadores. foto edh

El Papa Francisco pidió a los sacerdotes misericordia ante los pecadores que se confiesan, ya que muchas veces son muy fuertes y los fieles se sienten rechazados por la Iglesia.

Francisco reconoció que le duele mucho ver "que las personas no van a confesarse porque han sido tratadas mal por el sacerdote, porque les han gritado o porque han sentido que las puertas de la Iglesia se cerraban en la cara".

"No cierren nunca las puertas de la Iglesia en la cara de la gente. Por favor, no hagan eso. Tengan misericordia", les solicitó el Sumo Pontífice a los sacerdotes.

Por ello, les recordó que "Jesús no vino a condenar, sino a perdonar", y los llamó a mantenerse siguiendo el ejemplo de Jesús y no dejar de ser misericordiosos.

"Y si les viene el escrúpulo de ser demasiado 'perdonadores' piensen en el santo cura del que les hablé que iba delante del Santísimo y decía: 'Señor, perdóname si he perdonado demasiado, pero eres Tú el que me ha dado el mal ejemplo de perdonar tanto' ", señaló.

Además les advirtió que "la doctrina" no es suya, que no son patrones de la doctrina", al tiempo que les solicitó que imiten todo en lo que creen, que dispensen "la palabra" que han recibido y que vivan lo que les han enseñado.

Por otra parte, alentó a los sacerdotes a que "participando en la misión de Cristo en comunión con su obispo empéñense en formar una sola familia, para unir a los fieles para conducirles a Dios Padre, por medio de Cristo, en el Espíritu Santo".

"Tengan siempre ante los ojos el ejemplo del Buen Pastor, que no ha venido para ser servido, sino para buscar y salvar a los que están perdidos", les exhortó.

A los seminaristas

Al dirigirse a los rectores y seminaristas que estudian en Roma, el Papa les dijo que "el purismo académico no hace bien" y les pidió "no resbalar" en la ideología.

"El Señor les ha llamado a ser sacerdotes para ser sacerdotes: esta es la regla fundamental. Y hay otra cosa que quiero destacar: si usted ve sólo el aspecto académico, existe el peligro de caer en la ideología, y esto enferma. Además, enferma la concepción de la Iglesia".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación