Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pablo Picasso, a 40 años de su partida

Sus obra se mantiene a lo largo de la historia y continúa influenciando a las nuevas generaciones

Pablo Picasso, a 40 años de su partida

Pablo Picasso, a 40 años de su partida

Pablo Picasso, a 40 años de su partida

Con más de mil 900 cuadros, 3 mil 200 cerámicas, 7 mil dibujos, mil 200 esculturas y 20 mil gráficos el artista español Pablo Picasso se consagró como uno de los artistas visionarios y pioneros de todos los tiempos.

De hecho, la crítica extranjera lo consideraba como el mayor artista del siglo XX; como el primer nombre de todas las artes en esta centuria.

Humberto Eco dejo en la prensa italiana que "Picasso es el siglo XX", mientras que el escultor Manzú afirmó: "este hombre ha inventado la pintura moderna".

Incluso, hoy por hoy, a 40 años de su deceso su trabajo continúa generando admiración y respeto por las nuevas generaciones de artistas y amantes del arte. El también escultor es recordado a través de la pequeña retrospectiva que se exhibe, desde el pasado 4 de abril, en la galería madrileña Leandro Navarro, en España, donde el público puede apreciar 15 obras, que dan cuenta de su evolución del artista cubista, de acuerdo con el periódico elpaís.com en su versión digital.

En la urbe bohemia y artística siempre fue conocido como Pablo Picasso, sin embargo, su nombre completo fue "Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso".

El artista nacido en Málaga en 1881 falleció a la edad de 91 años en su villa de Notre-Dame-Vie, en Mougins (Francia). Con ochenta y muchos años confesaba que todavía sentía la juventud que encerraba su avanzada edad -"aún mantengo la fe en mi mismo y en los demás"- y que le gustaba la luz del día para reunirse con sus amigos y el silencio de la noche para trabajar.

Períodos y épocas de un artista

Por su pintura, "Ciencia y caridad" (1897) obtuvo una mención de honor y medalla de oro y ese mismo año ingresó a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, además de que estudió las obras de artistas españoles del Siglo de Oro.

Sin embargo, antes de sus múltiples reconocimientos, el pintor, escultor y dibujante forjó su trayectoria a través de varios períodos y épocas entre ellas el período Azul en donde predominan los tonos azules en las obras que realizó durante 1901 y 1903.

Desde 1905 su paleta se inclina hacia los tonos rosas y rojos, lo que dura hasta 1906, fue lo que se conoció como el período rosa. En 1906 su obra entra en una fase marcada por la influencia africana en su faceta de protocubismo; entre 1908 y 1916, Picasso tiene una manera de pintar neoclásica, fue su período cubista.

Luego entró en su período neoclasicista comprendido de 1917 a 1927. Esto abrió paso a su época surrealista que duró de 1928 a 1932.

Durante la Guerra Civil Española el artista desarrolló su época expresionista en 1937 y durante el periodo de vallauris se dedicó por completo a la cerámica.

Su deceso

El domingo el 8 de abril de 1973 fue una fecha que conmocionó al mundo artístico por el fallecimiento del gran Picasso. Su impacto en el mundo fue tal que varios de los más prestigiosos medios dedicaron un espacio en donde reconocían tan lamentable pérdida.

"La muerte de Picasso conmueve al mundo", tituló el diario ABC en su edición del 10 de abril de 1973, en la que consideraba que a los noventa y un años "conservaba el genio creador" y resaltaba "Unánime opinión mundial: Era el mayor artista de este siglo".

Los diarios alemanes consideraban al malagueño "el mayor genio de nuestro siglo" y titulaban "Un volcán se ha apagado", mientras que para los comentaristas con Picasso se iba el último superviviente de la generación de los grandes vigías del arte.

La prensa británica se expresó en términos similares al despedir "al último hombre del Renacimiento", cuya fama equivalía a la de Miguel Ángel. The Times presentó a Picasso como el artista que más dramáticamente había luchado contra el pasado: "El arte del renacimiento era admitido como absoluto y el español lo rompió".

Salvador de Madariaga escribió en el diario ABC que Picasso era "aún más fenomenal que Goya. Y aún más imperfecto. Lo que de imperfecto tienen Goya y Picasso se debe a un exceso de masculinidad, de genio; o, en otros términos, a un defecto de feminidad, de talento".

El académico consideraba que a Picasso se le había concedido un don misterioso en potencia tal que anonada. "Pocos serán los artistas de toda la Historia que puedan rivalizar con él en un dominio tan espontáneo y fácil y, sin embargo, tan intenso y profundo, sobre la materia prima de su arte", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación