Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Óscar Olano: "La música tiene una magia que no muere"

El integrante de exitosas agrupaciones como Los Intocables y Los Beats celebra 50 años de trayectoria artística con un último concierto

Óscar Olano protagonizará The Last Concert, le dirá adiós a la escena musical nacional. Foto EDH/ Huber Rosales

Óscar Olano protagonizará The Last Concert, le dirá adiós a la escena musical nacional. Foto EDH/ Huber Rosales

Óscar Olano protagonizará The Last Concert, le dirá adiós a la escena musical nacional. Foto EDH/ Huber Rosales

Las nuevas generaciones han logrado escuchar algunos de sus éxitos, y los salvadoreños "entrados en años" conocen cada una de sus canciones. Óscar Olano acumula un gran cantidad de experiencias a sus 68 años, y muchas de las más importantes han acontecido durante sus 50 años de carrera musical.

El originario de La Unión, que reside en Suiza ya hace varias décadas, llegó al punto de su vida en el que finalmente decide despedirse de los escenarios nacionales tras incontables espectáculos que iniciaron en 1965 con su éxito "Mundo sin amor".

El músico se encuentra en el país para realizar su último show. En exclusiva compartió detalles de su vida, dentro y fuera del país que le vio nacer.

"Las razones de mi retiro son privadas, de peso. Gracias a Dios, no es por salud, estoy bastante bien y creo que todavía podría seguir cantando, pero desde hace años he hecho planes y quiero dedicarle tiempo a otras cosas, especialmente cuando vengo al país, como disfrutar de la familia y los amigos... Considero que mi misión ya está cumplida", comentó el artista que cerrará con broche de oro su medio siglo de actividad musical.

Anécdotas...

Durante todo ese tiempo ha vivido momentos memorables, él mismo se refiere a ellos hablando de los Hollyboys y, por supuesto, de Los Intocables.

Este último "fue un grupo muy prominente en la escena... estuvimos en la cúspide, grabamos discos que aún son apreciados... la música tiene una magia que no muere".

Temas como "Todo parece cambiar", "Tú", "No debo llorar" o "Qué difícil es" inmortalizaron una época que al parecer jamás volverá.

Además, por casi tres años figuró en Los Beats, al mismo tiempo que comenzó a trabajar en su carrera como solista. Esta agrupación destacó llegando a varios programas de televisión y radio.

"Después pasé a Macho, por cerca de tres años, fue un período interesante porque continuó la línea de Los Intocables. Estuve con Hierro también, tuvimos muchas grabaciones de las que se habló mucho, la más notable fue 'Muhammad Ali', sonó en toda Latinoamérica. La disquera estaba tan contenta que me ofrecieron un contrato como solista, por el 68".

Escorpio fue la banda que formó, le ofrecieron un trabajo estable más la comisión de los contratos que obtuviera, "fue una oportunidad económica muy buena".

Olano estaba en boca de todos, hasta cantó en el Miss Universo de 1975 que se realizó en el Gimnasio Nacional. "He tenido la oportunidad de trabajar con los mejores músicos del país, no creo que se me haya quedado alguno".

Cuando comenzó a grabar sus álbumes en solitario exploró el campo de la composición, escribió sus propios temas, entre ellos "Canción del nuevo amanecer" y "Esta noche". Pero todo el brillo de la industria musical se fue opacando debido al conflicto armado que se avecinaba con prisa.

"A finales del 79 empezó a decaer el trabajo. Nos cancelaban conciertos, ya no se podía trabajar... Todo se vino abajo, tuve que deshacer el grupo y vender mis pertenencias", recuerda.

Nuevos horizontes

Como muchos connacionales que emigraron, Óscar tomó la misma decisión. "En enero del 80 hubo una gran trifulca en el centro... un enfrentamiento en el Palacio Nacional y ese mismo día me iba para Suiza. Había que pasar por el centro, porque en ese tiempo el aeropuerto era el de Ilopango. Llegué y ya estaban con los motores encendidos, pero un joven que estaba ahí me reconoció e hizo algunas llamadas... llegué a mi destino, gracias a Dios".

En Suiza él era un desconocido en la industria musical, se vio en la obligación de recurrir a la profesión que le ayudó económicamente en este país: visitador médico.

"Mi vida profesional siempre ha estado dominada por una dualidad, cuando empecé a hacer música, pensé que no iba a durar... así que estudié economía, pero me salió un trabajo de visitador médico. Cuando llegué a la Suiza alemana, encontré las puertas cerradas... no hablaba ni una palabra en alemán", contó. Tuvo que dedicarse a lavar platos.

Pero esas "casualidades" que lo habían acompañado por su camino llegaron con él hasta Europa. Durante un homenaje a Monseñor Romero en el que intervino cantando, le llegó una oportunidad, una en un millón.

Entre el público había una persona que quedó fascinada con el talento de Óscar, en ese entonces de 33 años, a quien le confesó que conocía a un importante manager europeo y que haría lo posible por concertar una cita.

"Le di un librote con mis recortes y todo eso... mientras tanto, había que ganarse la vida, lavé platos. Les juro que nunca había trabajado tan duro en mi vida ".

Cerca de un mes después recibió la tan esperada llamada, necesitaban un cantante latinoamericano para The Funky Family, formada por músicos uruguayos y argentinos. "Yo estaba dispuesto a hacer todo lo que pedían, incluso hablar ruso (ríe)... por dos años estuve cantando con ellos... aprendí francés, me tocó. La necesidad es la madre de la invención".

Luego de un tiempo, Olano dejó el grupo por cuestiones familiares, ya que llevaba una " vida de gitano". "Estudié alemán, me tomó cinco años aprenderlo... tuve un trabajo de limpieza. En ese tiempo fui cantante del grupo Season, tocábamos música en inglés y español. Y en el hospital que trabajaba reformaron el equipo de limpieza después de año... me ascendieron al departamento de compras. Mi estatus creció".

Por cuestiones del destino llegó a ser cantante de un conjunto llamado Picazón, "le querían poner al grupo mi nombre, pero como no conocía la orquesta, si son malos, dije, 'todo lo que he construido aquí... me van a hacer mala fama... La sorpresa fue que se convirtió en un éxito increíble".

El último concierto

Seis años estuvo recorriendo distintas ciudades, hasta que en 1993, tras 13 años de ausencia, volvió a El Salvador. "Me volví a enamorar de mi país... empezó la tradición que cada vez que venía daba un concierto", pero esto terminó, The Last Concert será este sábado.

"Estoy preparado mentalmente y físicamente para afrontar el momento. Vengo a entregarles lo mejor de mi música con todo el corazón y consciente de que será la última vez que lo haré acá en el país. Estaría muy contento que estuvieran presentes para compartir quizá el momento culminante de mi carrera en El Salvador.

Faltan pocos días para la gran despedida, en The Last Concert también llegarán a cantar Ligia Morales, Remberto Trejo, de Los Vikings, y La Vieja Fiebre, esta última estará acompañando a Olano. El concierto será este sábado 14 de marzo a las 7:00 p.m. en La Casa Guirola de Santa Tecla, ubicada frente a Museo Tecleño. El valor de la entrada es de $35 e incluye cena; a la venta en Restaurante Sombrero Azul. Más información y reservaciones llamar al 2566 - 3233 y 2278 - 9178.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación