Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La OMS: El cáncer no se combate solo con medicinas, la prevención es clave

Los casos nuevos de cáncer crecieron hasta una cifra estimada de 14 millones al año

La OMS: El cáncer no se combate solo con medicinas, la prevención es clave

La OMS: El cáncer no se combate solo con medicinas, la prevención es clave

La OMS: El cáncer no se combate solo con medicinas, la prevención es clave

Los gobiernos deben hacer un mejor uso de las vacunas y de las políticas preventivas de salud pública en la lucha contra el cáncer, ya que solo el tratamiento no sirve contra la enfermedad, expresó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Agencia Internacional para Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la OMS dijo que el cáncer está creciendo a un "ritmo alarmante" en todo el mundo y que eran necesarias nuevas estrategias para recortar la enfermedad, muy costosa de tratar y mortal en ocasiones.

"Es inaceptable pensar que podemos recurrir al tratamiento para resolver el problema del cáncer. Eso sólo no será una respuesta suficiente", explicó Christopher Wild, director de IARC y codirector del informe mundial sobre el cáncer 2014.

"Se necesita desesperadamente más prevención y detección temprana (..) para llevar a cabo tratamientos mejorados y abordar el alarmante aumento de la carga que supone el cáncer mundialmente", añadió.

El informe mundial sobre el cáncer, que sale una vez cada cinco años, implicó la colaboración de alrededor de 250 científicos de más de 40 países.

Añadió que el acceso a medicinas eficaces y relativamente baratas reduciría significativamente el índice de mortalidad, incluso en lugares donde los servicios sanitarios están menos desarrollados.

Los costes crecientes del tratamiento del cáncer están dañando a las economías, incluso a las de los países más ricos, y a menudo están lejos del alcance de los países más pobres.

En 2010, el coste anual total del cáncer se situó alrededor de 1,160 billones de dólares.

Aproximadamente la mitad de todos los tipos de cáncer podrían evitarse si el actual conocimiento se aplicara a la prevención del cáncer más ampliamente, puntualizó Wild.

Se espera un incremento drástico de casos

El informe señala que en 2012 –el último año del que se tienen datos disponibles– los casos nuevos de cáncer crecieron hasta una cifra estimada de 14 millones al año, un dato que se espera que crezca hasta 22 millones dentro de dos décadas.

En el mismo período, las muertes por cáncer crecerán previsiblemente desde los estimados 8.2 millones al año a 13 millones al año.

Los datos significan que al actual ritmo, uno de cada cinco varones y una de cada seis mujeres en todo el mundo desarrollarán cáncer antes de cumplir 75 años, mientras que uno de cada ocho hombres y una de cada 12 mujeres morirán de la enfermedad.

En 2012, los cáncer diagnosticados más comunes fueron el de pulmón, cáncer y colon o intestino, mientras que los que más habitualmente causaron la muerte fueron el de pulmón, hígado y estómago.

A medida que la población envejece, IARC detalló que los países en vías de desarrollo estaban afectados de forma desproporcionada por un número mayor de cánceres.

"Detrás de uno de estos números, hay un individuo y una familia afectados por esta trágica situación", explicó Wild.

Más del 60 por ciento de los casos totales en el mundo se producen en África, Asia e Iberoamérica, y estas regiones representan el 70 por ciento de las muertes mundiales por cáncer, dijo. La situación está empeorando en los países más pobres por la falta de una detección y acceso a tratamiento temprano.

"Los gobiernos deben mostrar un compromiso político para reforzar progresivamente la aplicación de pruebas de gran calidad y programas tempranos de detección, que son una inversión en lugar de un coste", apuntó Bernard Stewart, otro codirector del estudio.

Los expertos subrayaron los esfuerzos para reducir el tabaquismo, el uso de vacunas para impedir las infecciones que causan el cáncer de cuello de útero e hígado y las políticas destinadas a reducir los índices de obesidad como áreas claves en las que se debería hacer más.

"Una legislación adecuada puede alentar un comportamiento más saludable", finalizó Stewart. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación