Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevos hallazgos en partos prematuros

El químico ftalato está asociado con partos prematuros y se encuentra en objetos de plástico y cosméticos Los ftalatos tiene varios usos, como obtener plásticos más flexibles

La FA produce palpitaciones, latidos molestos, debilidad, problemas con la presión sanguínea, dolor torácico y otros síntomas.En Estados Unidos, uno de cada ocho bebés son prematuros, según informan los CDC.

La FA produce palpitaciones, latidos molestos, debilidad, problemas con la presión sanguínea, dolor torácico y otros síntomas.En Estados Unidos, uno de cada ocho bebés son prematuros, según informan...

La FA produce palpitaciones, latidos molestos, debilidad, problemas con la presión sanguínea, dolor torácico y otros síntomas.En Estados Unidos, uno de cada ocho bebés son prematuros, según informan los CDC.

Un equipo descubrió que las mujeres que tienen a sus bebés antes de las 37 semanas de gestación tienen niveles más altos de ftalatos en orina que las mujeres con un parto a término, a las 39 semanas de embarazo.

"El parto prematuro es un problema de salud pública real", dijo el autor principal, John Meeker. "No estamos muy seguros sobre cómo prevenirlo, pero esto indicaría que existen factores ambientales en los que hay que educar a la población".

Meeker, de la Facultad de Salud Pública de University of Michigan, Ann Arbor, agregó: "Sabíamos que la exposición a los ftalatos era virtualmente un problema en Estados Unidos y, quizás, en el mundo, y que los partos prematuros aumentaron en las últimas décadas por motivos desconocidos".

Los ftalatos se utilizan por varios motivos, como lograr plásticos más flexibles. Estudios previos habían hallado indicios de que esas sustancias estaban asociadas con la prematuridad.

"Existen muchas vías de ingreso de esas sustancias al organismo que dependen de la sustancia química de que se hable y el escenario", dijo Meeker. La más común es a través de las comidas y las bebidas. También se puede absorber por la piel.

El equipo utilizó información de un estudio realizado en el Hospital de Brigham y las Mujeres, Boston, entre 2006 y 2008. Durante el estudio, las embarazadas respondieron cuestionarios y entregaron muestras de orina en todas las etapas del embarazo. Los autores compararon los resultados de 130 mujeres que tuvieron partos prematuros (antes de la 37ª semana) con los de 352 mujeres que tuvieron partos a término.

Las mujeres proporcionaron muchas muestras de orina durante el embarazo, pero el equipo analizó tres para determinar el nivel de ftalatos en el organismo. Buscaron los productos de la descomposición de una sustancia de los ftalatos conocida como DEHP. Los valores de sus derivados, MEHP y MECPP, eran más altos en las mujeres que tuvieron un parto prematuro que en las que tuvieron un parto a término. Lo mismo ocurrió con el MBP, un derivado del ftalato Dibutyk.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos indica que esas sustancias químicas se utilizan para fabricar productos como tuberías de plástico, cortinas para la ducha y envoltorios para alimentos, que son suaves y flexibles. Cada ftalato examinado estuvo asociado con un 16-65 por ciento de aumento del riesgo de tener un parto prematuro.

En EE. UU., uno de cada ocho bebés son prematuros, según informaron los CDC.

Shanna Swan, autora de un editorial sobre el estudio publicado en JAMA Pediatrics, dijo que la diferencia no significaría mucho para una mujer, pero sí en el nivel poblacional. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación