Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Malos hábitos que parecen muy buenos

El consumo de frutas en exceso también puede resultar insano, advierten nutricionistas

El consumo de las frutas debe ser equilibrado, pues estas son ricas en azúcar. Además, debe variarlas para nutrirse de las diferentes vitaminas. Foto EDH

El consumo de las frutas debe ser equilibrado, pues estas son ricas en azúcar. Además, debe variarlas para nutrirse de las diferentes vitaminas. Foto EDH

El consumo de las frutas debe ser equilibrado, pues estas son ricas en azúcar. Además, debe variarlas para nutrirse de las diferentes vitaminas. Foto EDH

Padres de familia, doctores, anuncios en la televisión y en las revistas, maestros... Todos se pasan la vida recordándonos una y otra vez el mensaje: comer frutas es saludable. Pero en la vida, hasta los hábitos más saludables se pueden volver dañinos cuando se hacen en exceso.

Aunque todos los especialistas en nutrición recomiendan comer frutas todos los días, también aclaran que debe haber un control, ya que son ricas en azúcar.

"Si comes cerca de siete porciones al día y cada una es de 90 calorías, estarás acumulando hasta 560 calorías. No querrás eso", afirma Terese Scollard, gerente de nutrición del Centro de Nutrición en Providence, Estados Unidos.

Además, es importante variar en las frutas que se consumen para nutrirse con distintas vitaminas y mantener un equilibrio.

Los malos hábitos que parecen buenos son más comunes de lo que parecen.

Tomar agua es saludable, pero hay personas que pueden caer en el exceso cuando sobrepasan los ocho o 10 litros de agua al día.

"El consumo de agua es vital para tener un organismo sano y funcional, dependiendo del clima y de la actividad física de una persona. Lo recomendable es consumir de dos a tres litros al día, pero esto puede variar. Por ejemplo, con un atleta de alto rendimiento, o si se vive en un clima de calor extremo. La cantidad depende de cada caso", explica la nutricionista Claudia María Alfaro, del hospital de Diagnóstico.

El sueño

Aunque dormir bien, y en promedio ocho horas cada noche, es fundamental, dormir más tiempo del que el cuerpo necesita puede provocar problemas físicos, mentales y emocionales.

"Las personas que duermen más de ocho horas reportan problemas para conciliar el sueño, despiertan a media noche o demasiado temprano, tampoco descansan lo suficiente y presentan cansancio durante el día", concluyó un estudio del investigador Michael A. Grandner, de la Universidad de California, publicado por la revista Menshealth para Latinoamérica.

"Las personas que durmieron menos de siete horas reportaron los mismos problemas que los que durmieron más de ocho horas. Si permaneces dentro del rango de siete a ocho estarás bien", agrega el estudio.

Para tener mejor calidad de sueño, evite usar el celular u otros dispositivos electrónicos en la cama.

Los oídos

La música es un gran estimulante para hacer ejercicio, para trabajar en la oficina y para bailar, pero cuando se oye con volumen demasiado alto, puede llegar a dañar el oído de forma rápida e irreparable.

La recomendación de los médicos es evitar, en la medida de lo posible, los ambientes con ruido demasiado alto. Y como plan B, usar tapones para los oídos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación