Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los nuevos retos de la industria editorial dentro de la Web 2.0

X Congreso Iberoamericano de Editores se celebró por primera vez en El Salvador, el fin de semana El congreso sentó las bases para ver al libro como un vehículo insustituible de cultura dentro de la Sociedad de la Información y del Conocimiento

Como preámbulo para celebrar la edición número 18 de la Feria Internacional del Libro en Centroamérica (Filcen), El Salvador fue sede del X Congreso Iberoamericano de Editores, que se llevó acabo del 28 al 30 de marzo, y cuyo objetivo fue analizar el rol que tiene el libro y la lectura, como elementos de integración cultural entre los países de Iberoamérica.

Esta importante reunión de editores, libreros, promotores de la lectura y de la cultura y entidades que publican libros como universidades, organismos internacionales y centros de investigación fue lograda por el Gremio Iberoamericano de Editores (GIE), ha sido organizado bajo la coordinación de las Cámaras de Libros de Centroamérica (GRUCAL) y el apoyo del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina, el Caribe, España y Portugal (CERLALC) y la Secretaría de la Cultura de la Presidencia (Secultura).

Las discusiones giraron entorno al futuro de la industria editorial ante las nuevas tecnologías como nuevo método de aprendizaje y culturización en Iberoamérica.

Se sentaron precedentes ante el respeto de los derechos de autor en la Web 2.0, uso del modelo de co-working (trabajo en cooperación), apoyo a entidades independientes y centros de investigación para el impulso de marketing publicitario, para formar académicamente lectores críticos y fomentar la integración de la región.

"Quince países de Iberoamérica nos acompañaron. El Salvador ha sido testigo de dos eventos coyunturales en la industria editorial: la Feria del Libro Centroamericana, Filcen 2014, y el X Congreso Iberoamericano de Editores. Estos grandes esfuerzos nos empujan a seguir luchando por fomentar el respeto de los derechos de autor, un tema tan delicado, donde cada uno de nosotros debemos cerrar filas para que la piratería ni siga dañando al libro, a la lectura, a la cultura y a la educación ", explicó la presidenta de la Cámara del Libro, Ana Dolores de Fauvet.

"Hay que ver a la tecnología como un complemento del libro y no un sustituto. Por lo que debemos ver como editores como crear herramientas de trabajo para fomentar la lectura y el libro, no para llenarnos de dinero, sino como vehículo insustituible de cultura de los diferentes pueblos", señaló el presidente del Grupo Iberoamericano de Editores (GIE), el uruguayo Boris Faingola.

Para Faingola, "todo lo que venga como avance tecnológico, plataformas digitales y demás, bienvenido sea porque es para mejorar pero no para sustituir" al libro, sentenció.

Las conclusiones del Congreso giran en crear programas de apoyo internacional para dotaciones bibliográficas, el tratado de Marrakech para el respeto de derechos de autor y accesibilidad a personas con discapacidad visual, profesionalizar a los actores de la industria y crear herramientas de Web 2.0 que consoliden el uso correcto del contenido, promoción y difusión del libro en la región.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación