Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En las alturas de El Panorámico

[Ecoturismo] El cerro, en Candelaria de la Frontera, es una opción para convivir con la naturaleza salvadoreña

Bosques de café y bosques de pino se recorren rumbo a la cima del cerro El Panorámico, desde donde se visualiza la campiña nacional y territorios guatemaltecos. Foto EDH/ Douglas Urquilla

Bosques de café y bosques de pino se recorren rumbo a la cima del cerro El Panorámico, desde donde se visualiza la campiña nacional y territorios guatemaltecos. Foto...

Bosques de café y bosques de pino se recorren rumbo a la cima del cerro El Panorámico, desde donde se visualiza la campiña nacional y territorios guatemaltecos. Foto EDH/ Douglas Urquilla

El cerro El Panorámico es un regalo de la naturaleza nacional, y se ubica en Candelaria de la Frontera, Santa Ana.

El lugar permite realizar una caminata hacia su cima. El punto de salida está en el cantón San Vicente.

Con un total de siete kilómetros y una altura aproximada de 1,472 sobre el nivel del mar, el cerro representa una experiencia desafiante para los montañistas o caminantes extremos.

El Panorámico resguarda mucha flora y fauna, la cual se va descubriendo en el camino de bosques de café y bosques de pinos.

Entre las especies de árboles están matasanos, zapotillo, níspero, marañón japonés, tamarido japonés y caimitos.

Asimismo se aprecian aves como zontles, zanates, pericos, urracas, torogoces, tucanes, colibríes, y por ser un territorio fronterizo con bosques de Guatemala, en temporadas se ven quetzales en las ramas más altas de los pinos.

Con un poco más de suerte se dejan ver los gavilanes, las cotuzas y los venados de cola blanca.

Otros de los atractivos son las vistas de los amaneceres y atardeceres, o simplemente observar en el horizonte el paisaje con la campiña nacional, el volcán de San Salvador, la laguna El espino, el lago de Guija y algunos paisajes del territorio guatemalteco.

Mayor seguridad

En la zona baja de El Panorámico se encuentra el hostal Montaña Verde, ubicado en el corazón de la finca Isimatepec, lugar que ofrece cómodas cabañas de madera, área para acampar y servicio de restaurante, todo rodeado de un entorno ecológico.

Los visitantes podrán tener un paseo seguro por la zona, ya que hay guías especializados, guardabosques y vigilantes, quienes realizan caminatas en grupos hacia El Panorámico y el volcán El Chingo.

Otro de los atractivos de Monte Verde es un minizoológico, en el que se resguardan monos cara blanca, zorros, pavos real, avestruces, guaras y chachas.

En el lugar también se practica arborismo, juegos de obstáculos en las alturas de los árboles, así como paseos a caminata o con la velocidad del campo traviesa en "buggies".

Convivencia con la naturaleza

El ecoturismo es una modalidad que permite hacer turismo en medio de la naturaleza, entre bosques diversos y parques. Una nueva opción para que las familias salvadoreñas o excursionistas amantes de la aventura de exploración convivan en campamentos al aire libre, en hostales de montaña o haciendo caminatas por senderos .

El Salvador ofrece muchos lugares óptimos para realizar el ecoturismo, como lagos, ríos, montañas, cascadas, ruinas y bosques. El cerro El Panorámico es solo uno de ellos.

El turismo local permite generar ingresos para los lugareños, quienes esperan con una sonrisa a los turistas nacionales y extranjeros.

Los cerros y volcanes del occidente del país son ricos en biodiversidad, brindan climas frescos y sus alturas permiten excelentes vistas panorámicas. Uno de los beneficios extra de esta modalidad de hacer turismo es el aporte para una buena salud del cuerpo y la mente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación